Problemática Jurídica, Tributaria y Previsional de las Empresas Familiares .

by Dra. Adela Prat on enero 14, 2013

El Contador Público Dr. Marcelo Corti, dictó una Conferencia en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hacia fines del año próximo pasado, sobre  la problemática jurídica, tributaria y previsional de las empresas familiares .

 

El orador insistió en que las  denominadas PyMES familiares son  de vital importancia dentro de nuestra economía.

 

 

I. Introducción en el tema

 

Se ocupó de remarcar los aspectos tributarios en los que deberíamos fijar nuestra atención. Dijo que  lo que se trata es de hacer conocer: a) los aspectos impositivos y también los previsionales aplicables a los integrantes de la familia que participan en la gestión de la empresa; b) cuáles son las formas jurídicas posibles – conforme la Ley de Sociedades Comerciales – y las más usuales para encuadrar la Empresa familiar.

 

Manifestó que no hay en el ordenamiento jurídico argentino, ninguna definición de lo que se entiende por “Empresa familiar y recordó que los integrantes de la familia, poseen una participación significativa en el capital social y en su administración como para  detentar el control de la empresa.

 

La mayoría de los integrantes de la familia, participan también en el Órgano de Administración de la Sociedad, mientras algunos se ocupan de la gestión y de ir incorporando a las sucesivas generaciones.

 

En primer término, el Dr Marcelo Corti consideró el caso una Empresa familiar  constituida por el Matrimonio y los hijos.

 

 

II.- Estudio del  art. 27 de la Ley 19.550  y de los arts 29,30 y 32 de la Ley de Impuesto a las Ganancias.

 

 

Recordó que el artículo 27 de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales dispone que : No se admite la Sociedad de hecho entre cónyuges donde la responsabilidad es solidaria e ilimitada. Esta norma es de orden público y por ende, no puede ser alterada por convención de partes, formando parte – de alguna manera – del régimen patrimonial de la Sociedad Conyugal.

 

Se refirió luego al  Artículo 32 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, por el cual se admite la sociedad entre cónyuges, cuando el aporte de cada uno de ellos a la Sociedad le corresponde, de conformidad con los artículos 29 y 30 de la Ley de Impuesto a las Ganancias.

 

Esta última Ley no establece qué tipo de sociedad debe constituirse entre cónyuges. La AFIP ha interpretado que “fiscalmente sólo se admite que la Empresa familiar adopte el tipo de Sociedad por Acciones – S.A , S en CxA – o de Sociedad de Responsabilidad Limitada y no el de Sociedad de Hecho”

 

Expresó que los artículos 29 y 30 de la ley de Impuesto a las Ganancias de alguna forma , fueron modificados por la Ley de Matrimonio Igualitario Nº 26.618 y por la Circular AFIP 8/2.011 que interpreta modificaciones introducidas por dicha Ley.

 

El Dr Corti, manifestó que que corresponde asignar a cada cónyuge las ganancias provenientes de sus actividades personales, las ganancias provenientes de sus bienes propioslos bienes gananciales adquiridos  con la renta de sus bienes propios y los bienes gananciales  adquiridos  con el producto de su trabajo personal, siempre en la proporción  en que cada uno haya contribuido a su adquisición.

 

Muchas de las Empresas de Familia están conformadas como Sociedades Anónimas, tipo societario válido conforme la Ley de Sociedades Comerciales, en la que los integrantes de la familia son accionistas y a su vez son Directores,  mientras que otros son empleados de la SA en relación de dependencia, percibiendo un sueldo como retribución.(1) Asimismo se da el caso de Directores que están en relación de dependencia.

 

 

 III. El caso del Director empleado. Ejercicio o no de la opción de aportar a la Seguridad Social

 

 

Veamos entonces  desde el punto de vista previsional, el tratamiento aplicable al Director empleado de la S.A. En primer lugar hay que señalar que es obligatorio el aporte como trabajador autónomo en función de los ingresos brutos percibidos al año anterior al que se está analizando. Hay que tener en cuenta los honorarios aprobados por la Asamblea en el año anterior al que se esté analizando. La AFIP interpreta que no deben computarse los sueldos que pudieran haber cobrado por su actividad en relación  de dependencia; pero sí los dividendos cobrados por su carácter de accionista ( que no derivan de su actividad de Director ) – en mi criterio- dijo el Dr Corti- “equivalentes “- a los efectos del cómputo de los ingresos brutos totales del año anterior.

 

Aportan a autónomos. Debe sumarse los honorarios aprobados por la Asamblea en el año anterior  y  dividendos percibidos en su carácter de socio. No se suman los sueldos.

 

SINTESIS: Si es cumple sólo funciones propias de Director , aporta a autónomos y paga él mismo el Impuesto a las Ganancias .

 

Con respecto a los sueldos que eventualmente perciba el Director, porque se desempeña como Jefe o encargado o Gerente de algún área, tiene la opción de ingresar los aportes o no a la Seguridad Social, por el salario que recibe. La opción se aplica independientemente de que sea accionista o no de la S.A. Familiar e independientemente- en caso de ser accionista- de la magnitud de su participación como accionista en el capital de la S.A. En caso de ejercer la opción, la misma es ” vinculante ” para la S.A.. (i) Y si el Director opta por no ingresar los aportes y contribuciones, la Sociedad no debe ingresar las contribuciones a su cargo. (ii) En cambio, si ejerce la opción de registrarse, debe pagar 17% con un tope mensual, y la empresa paga el 24% de contribuciones patronales sin tope alguno.

 

SÍNTESIS.Si ejerce la opción por no ingresar aportes a la Seguridad Social, no está obligado a hacerlos  ( ya paga como trabajador autónomo al desempeñarse como Director) y por otra parte, la empresa se ahorra las contribuciones

 

Este tema se planteó puntualmente con fecha 12.10.2011  por la Mesa de Enlace del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con la AFIP. Se trataba del caso del Director accionista con más del 80% de participación. Presidente de la S.A. Recibía sueldos en relación de dependencia. El Fisco interpretó que tenía la obligación de aportar a Autónomos y tenía la opción - por haber actuado como Gerente Comercial- de no ingresar los aportes y a su vez la S.A. no debía pagar las contribuciones originados en la relación de dependencia.

 

Existían dudas en casos como este, respecto a si detentando más del 80% de participación en el capital, el Director accionista podía o no ser empleado. En el caso planteado por la Mesa de Enlace a la AFIP quedó resuelto conforme lo hemos visto.

 

En el caso que la Empresa Familiar se estructure como Sociedad de Responsabilidad Limitada, el tratamiento previsional que corresponde al Socio Gerente de la S.R.L. que a su vez es empleado, es el siguiente: debe aportar a Autónomos en función de los ingresos brutos percibidos el año anterior al que se está analizando. También es optativo ingresar los aportes y las contribuciones de la Seguridad Social si se verifican algunas de las situaciones que contempla la Ley 24.241 y que son las siguientes:

 

a) que la participación en el capital social sea igual o superior al porcentaje que resulte de dividir 500 por la cantidad de socios. Si son dos socios y cada uno tiene el 50%,  los dos pueden ejercer la opción;

 

b) En caso de S.R.L. con dos socios donde A detenta el 80% de participación y B el 20%: el socio A puede hacer uso de la opción de no ingresar  aportes y contribuciones por los sueldos que percibe. El socio B tiene una participación inferior al promedio, al 50%, porque son dos socios.El socio B no puede hacer uso de la opción de no ingresar aportes y contribuciones.

 

 A los efectos de poder hacer uso de la opción, se impone  la siguiente condición: que la totalidad de los socios se encuentren ligados por un vínculo de  parentesco de hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. El caso típico- como se dijo – es el de la sociedad conformada por padres e hijos. Si cumplen con este requisito, todos los socios podrían hacer uso de la opción.

 

 

 IV. La problemática de la Sociedad de Hecho Familiar

 

También es usual que la Empresa de Familia se organice como Sociedad de Hecho, con las particularidades que el expositor pasó a comentar. A saber:

 

Si se trata de Sociedad entre Cónyuges no podrá estar conformada como Sociedad de Hecho en la medida que sea de naturaleza comercial. Sí, si es de naturaleza civil.

 

En las Sociedades de Hecho todos los socios aportan al régimen previsional  que rige para Trabajadores Autónomos, en función de los ingresos percibidos, y aunque sean socios capitalistas que no participan en la gestión y en la dirección de la Sociedad.La responsabilidad de los socios es ilimitada y solidaria respecto a las obligaciones de la sociedad.

 

 

V.- Estudio del Dictamen Nº 52/2001 de la Dirección de Asesoría  Legal. Sociedad de Hecho entre Cónyuges

 

El Dr Marcelo Corti se ocupó de analizar el Dictamen Nº 52/2001 de la Dirección de Asesoría Legal de la AFIP- Fecha: 27 de julio de 2.001.

 

Este Dictamen tiene su origen en la Consulta efectuada por otra Dirección de la AFIP,  la cual mediante su nota del 3 de mayo de 2.001 solicita a esa Dirección opinión respecto del procedimiento a seguir con relación a la subsistencia y permanencia en el Registro Fiscal de Operadores en la Compraventa de Granos y Legumbres Secas, de una SOCIEDAD DE HECHO conformada por cónyuges.

 

Luego de citar el artículo 27 de la Ley de Sociedades Comerciales, la Dictaminante – Rosa Antonia Domínguez – manifestó que conforme dicho artículo y la doctrina, el impedimento legal para que los cónyuges puedan conformar otro tipo de sociedad distinta a las enumeradas en el art. 27 LSC obedece a razones de orden público relativas al régimen patrimonial de la Sociedad Conyugal. En tal sentido se ha expresado que lo que el legislador ha querido evitar es que “... como consecuencia de la responsabilidad solidaria e ilimitada de ambos cónyuges en una sociedad de aquellas no permitidas por la Ley, los efectos de los actos realizados por uno de ellos, en representación de la misma, puedan afectar el régimen de responsabilidad   limitada de los cónyuges previsto por el artículo 5º de la Ley Nº 11.357 ( Nissen , Ricardo Augusto, ” Ley de Sociedades Comerciales, comentada, anotada y concordada “, Editorial Abaco de Rodolfo Depalma, 2º edición, año 1.993 )

 

Continúa el Dictamen  expresando ( luego de citar a otros autores, como Augusto César Belluscio en “Manual de Derecho de Familia”, Tomo II, 5º edición actualizada, Depalma, 1991; y Jorge Osvaldo Zunino en “Régimen de Sociedades Comerciales “, 9º edición actualizada, Astrea, 1991) ” ha de tenerse en cuenta el carácter de orden público de la normativa que regula el régimen patrimonial de la sociedad conyugal, dentro del cual se debe considerar el artículo 27 de la Ley Nº 19.550

 

De lo expuesto – reza el Dictamen – se desprende que no resulta posible que los cónyuges integren una sociedad de hecho en la cual la responsabilidad es ilimitada y solidaria.

 

La situación planteada  por la consultante es similar a la del artículo 27 LSC, con la diferencia que éste ha previsto el caso en que uno de los cónyuges se convierte en socio del otro en sociedades del tipo no previstas en el artículo 27 LSC, en tanto que, en el caso por el que se consulta, los esposos constituyeron una sociedad de hecho que se inscribió  y permanece inscripta ante elRegistro Fiscal de Operadores en la Compraventa de Granos y Legumbres Secas “

 

“En el contexto normativo y doctrinario referenciado, este servicio jurídico entiende que el mantenimiento del “status” de los contribuyentes en esta situación implicaría, por parte de este Organismo, la tolerancia de una situación no permitida por la ley; sin perjuicio de la posible nulidad que pudiera viciar los actos del propio Fisco en relación a la contribuyente.”

 

“Por las razones apuntadas, este área asesora considera que, en los casos en que se da la situación descripta en la Consulta, habida cuenta de la NULIDAD de la constitución de SOCIEDADES DE HECHO entre cónyuges, RESULTA PROCEDENTE NO ACEPTAR NUEVAS SOLICITUDES DE INSCRIPCIÓN y, respecto de LAS YA INSCRIPTAS - como es el caso comentado -, INTIMAR A LOS SOCIOS A FIN DE QUE TRANSFORMEN LA SOCIEDAD DE HECHO EN UNO DE LOS TIPOS LEGALMENTE AUTORIZADOS por el artículo 27 de la Ley 19.550 - sociedad por acciones o de responsabilidad limitada - esto es, PROCEDAN A CEDER LA PARTICIPACIÓN DE UNO DE LOS CÓNYUGES A OTRO SOCIOsi lo hubiera- O A UN TERCERO. Ello , BAJO APERCIBIMIENTO de proceder a anular la inscripción, DÁNDOLOS DE BAJA DEL PADRÓN DE CONTRIBUYENTES Y TODO OTRO REGISTRO QUE LLEVE ESTE ORGANISMO como es el caso del “ Registro Fiscal de Operadores en la Compra y Venta de Granos y Legumbres Secas

 

 

Una vez finalizado el comentario del Dictamen 52/2001 DAL de la AFIP, el expositor aclaró que para que resulte aplicable el texto del artículo 27 de la LSC, es necesario que la Sociedad de hecho TENGA UN OBJETO COMERCIAL. Si se trata de una Sociedad de hecho CIVIL no se aplica el artículo 27 LSC.Se rige por el Código Civil y no rige la restricción que dispone el art. 27 LSC. Por ejemplo: las Sociedades Hecho entre Profesionales; las Sociedades de Hecho Agropecuarias en la medida que venda productos que obtiene sin transformación alguna, es decir en forma natural y primaria. En ese caso, entonces, se rige por el Código Civil y es válida la Sociedad de Hecho entre cónyuges a los efectos FISCALES.

 

 

Por el contrario, si se trata de una Sociedad de hecho de objeto comercial, que se dedica a la compraventa de bienes o a la actividad agropecuaria complementada con una actividad de elaboración, no es válida la Sociedad de hecho. ES NULA ( art 29 LSC) y debe LIQUIDARSE.

 

 

VI.- Estudio del DICTAMEN 32/2011 del 24/05/2.011. AFIP- Dirección de Asesoría Técnica y Resolución 8/08 ( SDG TLI )

 

Se presenta la contribuyente Mónica L.L., en su carácter de socia de la Sociedad de hecho Agopecuaria de carácter civil, denominada ” Sucesión de L.L. Raúl Soc. de hecho “, y consulta si en el supuesto de variar la composición de la sociedad en la forma que plantea – donación por parte de la madre de su participación en la sociedad en partes iguales a cada uno de sus cuatro hijas- procede modificar su inscripción y mantener la Clave Única de Identificación Tributaria ( CUIT ) tal como lo interpreta..

 

En su eventualidad y para el caso de una solución distinta, inquiere acerca de la posibilidad de aplicar al caso las normas legales y reglamentarias relativas a reorganización de empresas.

 

Informa que la sociedad tuvo su origen el 16/08/02, momento del fallecimiento del Sr. Raúl L.L., esposo y padre de las actuales integrantes y que se trata de una Sociedad de Hecho de Familia ( madre y sus hijas ) cuyo objeto es la agricultura, básicamente cultivo de trigo y soja, cría de ganado bovino y en circunstancias ocasionales engorde de la hacienda propia.

 

La sociedad estaba conformada por cinco (5) socias:  la madre y cuatro hijas. Cada una con el 20% de participación en el patrimonio.

 

Manifiesta que la Sra. Dora Z. Z. de L. L. – madre- tiene intención de donar el 20% de su participación a sus hijas en partes iguales, las que pasaba así a poseer el 25% del capital cada una,- cuatro(4) hermanas – agregando que de acuerdo con lo señalado en el área resultaría improcedente que la sociedad continúe con la misma Clave Única de Identificación Tributaria, toda vez que el retiro de un socio, produce la disolución y liquidación de la sociedad.

 

Las conclusiones a las que vamos a arribar resultan aplicables a cualquier tipo de Sociedad de Hecho, sea o no de carácter familiar. En este caso, lo era.

 

La CUESTIÓN  A RESOLVER consiste en dilucidar si, ANTE EL RETIRO DE UNO DE SUS INTEGRANTES donando su participación en partes iguales a los restantes, una Sociedad de Hecho debe disolverse y conformar una nueva entidad – conforme Dictamen Nº 53/97(DAL) y 60/03 ( DI ALIR ) – o si, por el contrario, puede seguir desarrollando su actividad con el mismo número de inscripción.

 

Los Dictaminantes  evocan la Resolución Nº 8/08 ( SDG TLI ) traída a colación por la consultante, que estudió una consulta planteada en similares términos a la que nos ocupa.

 

Dado el objeto de la sociedad de hecho subrayado” supra”, resulta aplicable el artículo 452 del Código de Comercio, en el cual se prevé que ” No se consideran mercantiles:... 3. Las ventas que hacen los labradores y hacendados de los frutos de sus cosechas y ganados…”.Aplicable a minería, forestal y pesca. (Isaac Halperín, “Curso de Derecho Comercial, 3ra Edición, Depalma, Bs As, págs. 42-43).

 

La Resolución Nº 8/08 ( SDG TLI ) consideró, entonces , que las enajenaciones que hagan los agricultores y ganaderos de sus productos no importan, en principio, la realización de actos de comercio puesto que no hay una previa adquisición a título oneroso, y la venta mercantil es la segunda fase de un proceso económico de intermediación en el cambio.

 

No obstante ello, se hizo alusión a las conclusiones arribadas por la jurisprudencia, entendiendo que la actividad agropecuaria puede ser comercial cuando se elaboren o transformen los productos, si para ello se organiza una empresa de fábrica. La comercialidad en tal caso resulta del inciso 5) del Artículo 8º del Código de Comercio ( ” Pagano, Pascual s/ quiebra “- Cám. Civil y Com. de Rosario, Sala A- 20/03/80, citado por Juan Carlos Fernández Madrid en su obra ” Código de Comercio Comentado”, Tomo I, pág. 41) y asimismo se manifestó que la producción natural de un fundo- cosechas y crías -no puede servir de antecedente a la venta mercantil ( ” Pagano, Pascual”) constituye una actividad civil, aunque fuera explotada por lucro, si se la realiza en forma individual en fundos propios y se comercializa el producto en su estado primario ( Arrigo, Evaristo – Cám Nac. Com., Sala A, 06/09/82).

 

Opina al respecto, Méndez Sierra, Eduardo C.; ” Régimen de responsabilidad de los socios en las sociedades civiles irregulares o de hecho”; El Derecho; 26/08/2.008; Nº 12.014, sostiene que ” las sociedades civiles todavía tienen reservado un campo de actividades que escapa a la legislación mercantil vigente, entre las cuales se hallan   ” Las actividades agropecuarias que no impliquen a la legislación mercantil, entre las cuales, se hallan ” “las actividades agropecuarias que  impliquen la explotación de campo propio, en la medida que no exista transformación de la producción del fundo de magnitud tal que permita reconocer la existencia de una ” empresa de fábrica” (Art. 8º inc 5 , Código de Comercio )

 

“Llegado a este punto, procede reiterar que la sociedad que consulta tiene por actividad la agricultura, básicamente cultivo de trigo y soja, cría de ganado bovino y ocasionalmente engorde de la hacienda propia, NO involucra la transformación de la producción del fundo de manera tal que se manifieste la existencia de una empresa. En consecuencia reviste características de la sociedad civil, por lo que la entidad se encontrará regulada por el Código Civil, no resultándole aplicables las disposiciones de la Ley de Sociedades Comerciales Nº 19.550″

 

Por lo tanto no le resultan aplicables los Dictamenes Nº 53/97 (DAL) y Nº 60/03 ( DI ALIR ) que se refieren a sociedades comerciales.

 

“Consecuentemente, y en lo atinente a la disolución de sociedades civiles, corresponde remitirse a las disposiciones que sobre el particular contenga el Código Civil, debiendo señalarse en tal sentido que el mismo NO contempla como causal de disolución el retiro de un socio, por donación de su participación a los socios restantes, tal como se verifica en el presente caso.. La ÚNICA causa de disolución, de acuerdo con la Sociedad Civil, es cuando la Sociedad pasa a tener un socio. En la medida que esto no sea así – como en el presente caso- la sociedad se mantiene.

 

” De este mod0, al no producirse en el caso una alteración de la personería jurídica de la sociedad consultante; ésta podrá continuar con su actividad conservando los derechos y obligaciones que poseía, POR LO QUE A CRITERIO DE ESTA INSTANCIA NO RESULTARÍA NECESARIO QUE LA MISMA TRAMITE LA BAJA SU NUMERO DE INSCRIPCIÓN ANTE EL ORGANISMO”.Continúa con el mismo CUIT

 

“Por último se señaló que ” no resultan de aplicación al caso las normas del impuesto a las ganancias referidas a reorganización de sociedadesFirmantes: Daniel Remberto González, Liliana Inés Burgueño y Eduardo Carbone

 

 

VII.- JURISPRUDENCIA. En el caso ” Cekovski, Jorge Benjamín y otra”. Tribunal Fiscal de la Nación. Sala A. Año 2.004. Se trata de un matrimonio que había conformado una Sociedad de Hecho. Ante una Inspección de la AFIP, el Organismo Recaudador concluyó que el 100% del resultado impositivo de la sociedad lo debía declarar el marido porque su cónyuge no había podido justificar o demostrar la titularidad de los bienes aportados por ella a la sociedad.

 

 

El Tribunal Fiscal concluye que el art. 27 de la LSC prevalece sobre el art. 32 de la Ley de Impuesto a las Ganancias. Era una Sociedad de hecho de carácter comercial. No había dudas que se regiría por la LSC. El esposo debía declarar- coincidiendo con el criterio sostenido por el Fisco – el 100% del resultado por tratarse en la “realidad económica”, de una explotación unipersonal, dado que su cónyuge no acreditó la titularidad de los bienes que aportó. Comparte el criterio sostenido por el Fisco: el art 27 LSC prevalece sobre el art. 32 de la L.I.G.

 

 

 

VIII.- ES CENTRAL DETERMINAR PREVIAMENTE SI LA SOCIEDAD DE HECHO ES DE CARÁCTER CIVIL O COMERCIAL.

 

Así lo manifestó el expositor, tras lo cual añadió: si la sociedad de hecho es civil, el retiro de un socio no produce cambio alguno para la sociedad, por aplicación del Código Civil. Si la sociedad de hecho tiene objeto comercial, por la aplicación de la Ley de Sociedades Nº 19.550 y modificatorias: la sociedad debe disolverse y eventualmente si continuara como una nueva sociedad, esa nueva sociedad será una sociedad diferente a la de antes y corresponderá GESTIONAR EL ALTA DE IMPUESTOS.

 

Si la Sociedad de Hecho fuese de objeto comercial cabrían dos (2) alternativas de acuerdo con lo que establece la LSC. A saber:

 

a) O se constituye una nueva Sociedad de hecho conformada por ejemplo, por 4 socios. Se da de baja a la Sociedad de Hecho anterior y  se gestiona el ALTA de la nueva Sociedad de Hecho;

 

b) Regularización de la Sociedad de Hecho conforme el artículo 22 de la LSC en alguno de los tipos autorizados por la LSC. La regularización es la CONVERSIÓN de una Sociedad irregular a una Sociedad regular: S.A., S.R.L., S.C.A.. Desde el punto de vista tributario se  asimila al instituto de la transformación que es diferente a la regularización, ya que en la Transformación la Sociedad Regular se transforma en otro tipo de Sociedad regular. Ej. S.R.L se transforma en S.A. o viceversa. En cambio la conversión lo es desde una Sociedad irregular hacia una Sociedad Regular.

 

EL FISCO HA ADMITIDO que tanto la Transformación como la Regularización no tienen implicancias tributarias.

 

Por otra parte, una regularización no se considera que es una ” reorganización” conforme el art 77 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, que tiene que cumplir con unos requisitos a los efectos de ser ” libre de impuestos”

 

 

COMENTARIO FINAL

 

El tema tratado nos hace pensar en otras cosas también, por ejemplo en ” cuántos de los temas que se analizan en el campo tributario tienen que ver con las normas de fondo del Derecho Privado, que son de Derecho Civil, de Derecho Comercial”.  Y asimismo “cuántos de estos temas temas vamos a tener que analizar nuevamente porque  seguramente en el año 2.013 el Proyecto del Código Civil y Comercial de la Nación, en debate en el Congreso Nacional, va a resultar aprobado. Los Código van a ser reducidos sustancialmente.

 

En suma el tema que recién hemos estudiado, va a generar nuevas razones de estudio al aprobarse el Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación.

 

 

NOTA .YA NO EXISTE LA COMISIÓN DE ENLACE del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la CABA. Por un resolución de la AFIP de fines del año 2.012, ha encontrado su carta de defunción la Comisión de Enlace y los Foros Tributarios. No habrá más Actas de la Comisión de Enlace.No las busquen. En adelante fueron reemplazadas por los nuevos Consejos Consultivos

 

 

 

Referencias

 

(1) Esta cita no forma parte de la conferencia dictada por el Dr Cr Público Marcelo Corti. Se refiere al pensamiento del Dr. Leonardo Giklin,  Abogado, introductor de la Planitifación sucesoria en Argentina y autor de “Pensar la Herencia. Matrimonio y Patrimonio”. Es consultor en planificación patrimonial y sucesoria, escribió en STH – SER HUMANO Y TRABAJO, un artículo titulado “¿ Cómo se reparten los sueldos en la Empresa Familiar?” que dice así: “ El tema de los sueldos en una empresa familiar, en una PyME, constituye un tema clave dado que puede dar lugar a serios conflictos cuando falta la equidad entre lo que perciben los familiares o, a veces, entre ellos y quienes no son miembros de la familia.

“En algunas empresas familiares el criterio dominante es el del sacrificio: los miembros de la familia deben ganar  poco, porque se valora su esfuerzo y compromiso personal, y una de las maneras de que éstos se pongan de manifiesto es que la compensación económica sea baja. El origen de este pensamiento está en las empresas de descendientes de inmigrantes, en las que todos debían invertir sus esfuerzos sin límites para subsistir.

“El extremo contrario es el de aquellas empresas que funcionan como una madre sobreprotectora, que premia a los integrantes de la familia con compensaciones económicas muy importantes, que exceden los valores de mercado

“Entre ambos extremos se encuentran diversas alternativas. Una de ellas es que aquellos miembros de la familia que accedan a un puesto en la empresa ( en función de su capacidad y preparación) serán incentivados con un salario que será superior a un empleado no familiar ( digamos un 15 ó 20% más). El mensaje es que los miembros de la familia son especialmente valorados por la confianza que merecen.

 

“Hay empresas en las que se considera que los miembros de la familia deben participar en las ganancias aunque no sean socios o accionistas. No obstante en la mayor parte de las empresas se diferencia la que se recibe como titular del capital ( la ganancia del socio) de lo que se recibe por trabajar en la empresa .

 

“Todo salario basado en el amor familiar, o en la cobertura de necesidades, está condenado a ser generador de conflictos, si no existe una explicación basada en otros factores ligados específicamente a la actividad laboral, a la preparación, el rendimiento, la complejidad de tareas a su cargo  y la importancia estratégica de la empresa.

 

“Desde ya, la existencia de un PLAN, que en la medida de lo posible se diseñe antes y no después de que aparezcan los casos concretos, permite PREVENIR CONFLICTOS y dar un marco seguro de interacción a los miembros de la familia.

 

“Por lo tanto se recomienda la celebración de reuniones con la guía de un PROFESIONAL EXTERNO al grupo familiar Y EXPERTO en la materia, en las que se pondrán de manifiesto los diferentes criterios para elaborar un régimen de retribuciones, que podrá ser parte de un documento más abarcativo, como es el PROTOCOLO EMPRESARIO FAMILIAR, instrumento con valor legal y moral que permite a las actuales generaciones de una empresa de familia llegar a ACUERDOS DURADEROS en materia de participación de miembros de la familia en la empresa, criterios para la dirección de la empresa, visión , misión, objetivos, régimen de resolución de conflictos.

 

“Tener PAUTAS ACORDADAS y FIRMADAS, y la voluntad de todos de que esas pautas se cumplan, es una manera de otorgarle racionalidad a la retribución de familiares y, por lo tanto poder generar una POLÍTICA DE ATRACCIÓN para aquellos miembros de la familia mejor preparados, que van a beneficiar a la empresa con su saber, experiencia y entusiasmo.

 

“Al mismo tiempo, un régimen salarial bien estructurado ayuda a DIFERENCIAR entre lo que alguien recibe por su ESFUERZO PERSONAL como trabajador, y la compensación que le puede corresponder en caso de que también ejerza como DIRECTOR, y lo que le puede corresponder por su condición de SOCIO de la empresa.”

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: