Delegado gremial en condiciones de jubilarse: deciden que es correcta la exclusión judicial de la tutela sindical para poder cursarle la intimación del Art. 252 LCT. Voto en disidencia del Dr Pompa.

by Dra. Adela Prat on septiembre 27, 2012

Estamos frente a un caso de Extinción del Contrato de Trabajo por Jubilación del Trabajador de la AFIP que detenta el cargo de delegado gremial, es decir, posee  la garantía de la estabilidad sindical  en los términos del art. 48 de la Ley 23.551 de Asociaciones Sindicales. Está en condiciones de acceder a los beneficios del régimen jubilatorio. El fallo que en la tarde de hoy, traemos a los lectores, deja claro que la situación no distingue entre los trabajadores del ámbito privado o público.

 

 

Para poder cursar a ese trabajador la intimación prevista en el artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo 20.744, previamente debe accionarse judicialmente para obtener la exclusión de la tutela sindical conforme lo señala el Art. 52 Ley 23.551.

 

 

Es decir que la garantía de estabilidad sindical prevista en el art. 48 de la Ley 23.551 sólo cesa (i) por las razones de índole general previstas en el artículo 51 de la Ley 23.551  o sea, cesación de la actividad del establecimiento o suspensión de las tareas del mismo   o bien:

(ii) por la previa acción judicial en los términos del artículo 52 de la Ley 23.551:  “el trabajador amparado por las garantías establecidas en los artículos 48 , 40 y 50 , no pueden ser suspendidos, despedidos ni con relación a ellos podrán modificarse las condiciones de trabajo si no mediase resolución judicial previa que los excluya de la garantía.

 

 

“Justamente la acción incoada por la AFIP en la presente, se funda en lo dispuesto por el artículo 52 de la Ley 23.551 y persigue que, por la vía sumarísima en sede judicial, se disponga el levantamiento de la tutela sindical, a los fin es de proceder a cursarle al trabajador la intimación prevista por el artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo, Nº 20.744 y modificatorias”- reza la Sentencia definitiva y firme.

 

 

Esta cuestión fue abordada en el Expte. 36.333/2011 – SD 17942- ” Administración Federal de Ingresos Públicos c/ Mirant Borde Miguel Alfredo s/ juicio sumarísimo”- CNTRAB – SALA IX – 28/06/2012-  elDial.com – AA7984 publicado el 27/09/2.012.-

 

 

Los Sres Jueces Dres Alvaro E. Balestrini , Gregorio Corach y Roberto Pompa, este último votando en disidencia - integrantes de la Sala IX – destacaron que  “la expuesta es la única y exclusiva forma por la que cede la estabilidad sindical, en un caso particular, previo cotejo por el judiciante , en el marco de la acción sumarísima, que la medida que pretende adoptar la empleadora no encubra prácticas antisindicales o persecutorias de quien goza de estabilidad sindical”.

 

 

Acto seguido los camaristas,siempre votando en mayoría, remarcaron que ese criterio fue sostenido por el Tribunal en anteriores oportunidades, al decir que ” sólo mediante resolución judicial recaída en el marco del procedimiento sumarísimo previsto en el artículo 47 de la Ley Nº 23.551 cede la garantía de estabilidad sindical, lo que también “… alcanza la situación prevista en el artículo 252 de la LCT cualquiera sea el régimen especial que se pretenda proyectar en orden a la edad, aportes o requisitos particulares de la prestación…” ( ” Largui, Humberto Emilio c/ Aerolíneas Argentinas S.A. s/ Despido” Sent. Def. Nro. 17.298 del 23/09/11 ).

 

 

En el presente caso, el Juzgado Nacional interviniente de Primera Instancia Laboral admitió la acción de exclusión de tutela sindical interpuesta por AFIP a fin de cursarle al Sr. Miguel Alfredo Mirant Borde, la intimación prevista por el Artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo.

 

 

Tal pronunciamiento judicial fue apelado por el Sr Mirant Borde y la Sala IX de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, de conformidad con lo dictaminado por el Sr. Fiscal General ante la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo resolvió:  1)Confirmar la sentencia apelada. 2) Con costas de Alzada a cargo de la demandada.

 

 

Por último cabe anotar el Artículo 252 de la Ley 20.744” Cuando el trabajador reuniere los requisitos necesarios para obtener la jubilación, el empleador podrá intimarlo a que inicie los trámites pertinentes extendiéndole el Certificado de Trabajo y demás documentación a esos fines. A partir de ese momento el empleador deberá garantizar la relación de trabajo hasta que el trabajador obtenga el beneficio y por el plazo máximo de un ( 1) año ( texto conf. Ley 24.347).

“Concedido el beneficio o vencido dicho plazo, el contrato de trabajo quedará extinguido “.

 

 

No hay diferencias entre trabajadores del ámbito privado o público o entes como la AFIP

 

Los Jueces de Cámara, votando en mayoría, puntualizaron que por lo demás, ” la naturaleza del vínculo habido entre las partes y las características de la empleadora, en modo alguno pueden ser entendidos como una ” imposibilidad” de extinción del contrato de trabajo, en particular, cuando la causal de la que se trata es justamente la disolución por encontrarse el trabajador en condiciones de acceder a las prestaciones del régimen previsional no distingue entre trabajadores del ámbito privado o público o entes de la naturaleza de la AFIP

 

 

El voto en disidencia del Dr. Pompa

 

” Coincido con lo afirmado por el Dr. Fernández Madrid, en cuanto a que el delegado o el dirigente en condiciones de jubilarse no puede ser despedido antes de que finalice el lapso de estabilidad en el cargo gremial ( arts 48,50 y 52 Ley 23.551). De ahí que no sea viable la intimación para que se jubile, que implicaría vulnerar dicha garantía, en tanto el cese no se haga efectivo después de su vencimiento ( cfr., Fernández Madrid, Juan Carlos, ” Tratado Práctico de Derecho del Trabajo “, Tomo II, Ed. La Ley, Bs. As., 2001, pág. 1.809)”.

 

 

” Teniendo en consideración la importancia trascendental que reviste la tutela de la permanencia en el puesto de trabajo de los representantes sindicales, que se desprende de la jerarquía del marco normativo descripto, dicha garantía de estabilidad no puede siquiera ser amenazada en su duración por la vía de cursarle al trabajador la intimación prevista por el artículo 252 de la LCT; aún cuando dicha intimación sea el resultado de un trámite judicial previo como el de exclusión de tutela sindical, pues ello posibilitaría que mediante un trámite  como la acción de exclusión de tutela sindical se autorice a la empleadora a intimar en los términos del art. 252 de la L.C.T y, a todo evento, a la finalización del plazo, a disolver el vínculo de conformidad con lo previsto por dicha norma legal, afectándose por esta vía una garantía de raigambre constitucional como es la estabilidad en el puesto de trabajo “.

 

 

En consecuencia, el Dr Pompa, en minoría, propició se revoque el pronunciamiento apelado y,, en su mérito se desestime la acción de exclusión de tutela sindical incoada. Costas en ambas instancias a cargo de la actora.-

Leave a Comment

Previous post:

Next post: