Rechazan una demanda deducida contra Medicus S.A., tras declarar la falta de legitimación activa del cónyuge de la titular de la relación contractual . Estiman procedente la legitimación de Proconsumer

by Dra. Adela Prat on julio 10, 2012

Los coactores pretenden se declare la Nulidad de las Cláusulas del Contrato celebrado con la Empresa de Medicina Prepaga “Medicus S.A.” que pudieran autorizar aumentos tarifarios según la edad del consumidor y las que otorgaran a la prepaga la facultad de  rescindir sin causa el convenio. Asimismo se pretende la devolución de los importes cobrados en concepto de aumentos por edad.

 

La Sala E de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, integrada por los Sres Jueces Dres Miguel F. Bargalló y Ángel O. Sala resolvió: 1) Desestimar los agravios expuestos respecto a la legitimación de “Proconsumer” – Asociación Protección Consumidores del Mercado Común del Sur -, con costas ( Cpr.: 69). 2) Admitir los agravios correspondientes a la legitimación de R.O.L. rechazando la demanda por él promovida, con costas ( Cpr.: 68 y 69).

 

En Primera Instancia se habían rechazado las excepciones de falta de legitimación activa  que “Medicus S.A de Asistencia Médica y Científica” opuso como de previo y especial pronunciamiento tanto contra el Sr. R.O.L. como contra la Asociación “Protección de Consumidores del Mercado Común del Sur”  (Proconsumer ).

 

Tras la apelación esgrimida por “Medicus S.A.”, la Sala E de la CNA en lo Comercial resolvió en el sentido indicado ” supra”. En otras palabras, se rechazó la demanda interpuesta R.O.L. – cónyuge de la titular de la relación contractual- al haber prosperado la excepción  de falta de legitimación activa contra él y por otra parte, se consideró que “Proconsumer “- coactora – tiene legitimación activa para demandar.

 

Reza la sentencia  que la Sala comparte los fundamentos expuestos en su Dictamen por la Señora Representante del Ministerio Público ante la Cámara ”  a los que se remite por razones de brevedad. ” A dichos argumentos la Sala E agrega que ” los organismos que otorgaron la autorización a “Proconsumer” en los términos previstos por la Ley 24.240:55 no limitaron su actuación a los consumidores de planes de ahorro”. Por otra parte se añade que : ” la limitación de dicha asociación la establece su objeto, cuya ampliación fue debidamente inscripta en la IGJ – Inspección General de Justicia- “.

 

 

Estas cuestiones fueron abordadas en los autos caratulados: ” L., R. O. y OTRO c/ MEDICUS  S.A. DE ASISTENCIA MÉDICA Y CIENTÍFICA s/ ORDINARIO”(Reg. 61016/09)- CNCOM- SALA E- 19/04/2012.– elDial.com – AA7794, publicado el 10/07/2.012.

 

 

El objeto de la acción, como ya lo anticipamos, es la declaración de nulidad de cláusulas del contrato que pudieran autorizar aumentos tarifarios según la edad del consumidor y las que otorgaran a “Medicus” la facultad de rescindir sin causa el convenio. Como consecuencia de ello, también se reclamó la devolución de los importes cobrados en concepto de aumentos por edad.

 

El Sr. R.O.L reconoció posteriomente que no celebró contrato con Medicus, sino que fue su cónyuge quien lo hizo. “Ahora bien, no está controvertido que sea usuario del servicio prestado por la demandada como consecuencia de aquella relación contractual”- afirmó la Sala, tras lo cual añadió : ” es decir, L. es usuario del servicio pero no es titular del vínculo jurídico que generó dicha relación de consumo”.

 

Los Sres Jueces de Cámara, Dres Bargalló y Sala argumentaron que ” es regla general que la carencia de legitimación para obrar se configura cuando alguna de las partes no resulta ser titular de la relación jurídica sustancial que sustenta la pretensión, con prescindencia de que ésta tenga o no fundamento ( cfr. esta Sala E, ” Carnet de Compras c/ Maidana, Gerardo, Gerardo Alfredo s/ Sumario”, del 20/11/90, y sus citas. Ídem, ” P.A.D.E.C. y otro c/ Banco Comafi S.A y otro s/ ordinario”, 7.11.05).

 

Los Sres Camaristas relatan que ” tal como destacó el Juez de grado, este actor – R.O.L.- fundó su legitimación en el artículo 43 de la Constitución Nacional y en los artículos 52 y 55 de la Ley 24.240 “.

 

Acto seguido recordaron que ” la Corte Suprema ha dicho que el nuevo artículo 43 de la Constitución Nacional reconoce legitimación para promover la acción de amparo a sujetos potencialmente distintos de los afectados en forma directa por el acto u omisión que, en forma actual o inminente, lesione, restrinja, altere o amenace, con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, derechos o garantías reconocidos por la Constitución, un Tratado o la ley; pero entendió que esa ampliación constitucional de los sujetos a quienes se reconoce legitimación procesal, no se sigue la aptitud para demandar sin que exista cuestión susceptible de instar el ejercicio de la jurisdicción ( v. ” Prodelco c/ P.E.N. s/ Amparo”, del 7.05.98, Fallos: 321: 1252).

 

Sentado lo anterior, los Sres Jueces de Cámara puntualizaron que ” el consumidor tiene legitimación para accionar no sólo cuando el perjuicio se haya consumado sino cuando se aprecie que en forma inminente se pueda ver afectado algún derecho, el que debe ser apto para habilitar el reclamo por la vía judicial ”

 

“De ese modo, puede afirmarse que la legitimación del consumidor, depende de que sea titular de la relación jurídica sustancial afectada o amenazada por la conducta de la demandada”- afirmaron.

 

Los Magistrados  de la Excma Cámara pusieron de relieve que ” el coactor- R.O.L.-, quien es consumidor en virtud de un contrato celebrado por un tercero – su cónyuge – estaría legitimado para reclamar en los términos de la Ley 24.240, por todo aquello relacionado a la prestación del servicio contratado, pues sus derechos se circunscriben a los beneficios provenientes del contrato de medicina prepaga “.

 

“Pero éste- R.O.L.- carece de legitimación para cuestionar cláusulas contractuales, cuestión que le compete a quien celebró el contrato, a la Autoridad de Aplicación, al Defensor del Pueblo, al Ministerio Público  – como en el caso- a alguna Asociación de Consumidores autorizada ( Ley 24.240: 52 y 55)- remarcó la Sala.

 

Finalmente, los Magistrados señalaron que ” la conclusión aquí arribada se condice con la disposición del artículo 52 de la Ley 24.240 que establece que ” la acción corresponderá al consumidor o usuario por su propio derecho…”; es decir , que no puede demandar por el derecho de otra persona( su cónyuge) de la cual no invoca representación “.

 

Estaremos atentos, para informar a nuestros lectores,  al resultado de la acción que ahora sólo sigue adelante “Proconsumer”.-
 

 

{ 1 comment… read it below or add one }

CONDOMI julio 26, 2012 a las 8:10 pm

Estimada Dra. Prat: respecto del fallo “L.R.O. c/Medicus”, por Ud. comentado, llama la atención el desdoblamiento conceptual – con efectos prácticos- que realiza la Cámara con relación a la legitimación del co-accionante en cuanto a que sí estaría habilitado para accionar por cuestiones de la prestación del servicio, pero no en cuanto al contrato de consumo en sí, atento al carácter amplio que la actual normativa consumataria prevé al respecto (no parece suficiente la cita que se hace en el fallo sobre la jurisprudencia sentada en “Prodelco”). Me interesaría su docta opinión sobre este particular. A todo evento, la invito, asimismo, a pasar revista a mis artículos sobre la temática consumerista – si está en disposición de hacerlo, claro está- que viene publicando el sistema “infojus”; entre los que incluyo algunas reflexiones sobre el P. de Cód. Civ. y com. en la materia. Atte. Dr. Alfredo M. Condomí. Tº55 Fº 479 CPACF.

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: