Responsabilizan civilmente a “Casinos Buenos Aires S.A” por la enfermedad laboral de un trabajador y extienden la condena solidaria a la ART ; pero sólo hasta los límites de la póliza contratada. Se declara inconstitucional el tope previsto en el Art. 14 inc.2,ap. a) últ. párrafo L.R.T.

by Dra. Adela Prat on junio 17, 2012

El trabajador reclama la reparación en concepto de Daño Material y de Daño Moral ocasionado por enfermedad laboral. Realizaba labores de ” croupier ” en el Casino Buenos Aires SA. La realización de movimientos repetitivos con el brazo y la adopción de la misma postura – de pie, mediante la inclinación hacia adelante – le ocasionó una incapacidad definitiva, parcial y permanente del 9% de la total laborativa.

 

El Sr Juez  ” a – quo “, en primer término, declaró la INCONSTITUCIONALIDAD  del Artículo 39 y demás disposiciones de la Ley 24.557 ( entre ellos , el art. 21, 22 y 46), que le impiden al trabajador acceder a la reparación integral contemplada por la Ley Civil para casos como el presente y le reconoció al accionante, con sustento en el Dictamen Médico producido en autos, una incapacidad definitiva, parcial y permanente del 9% de la   total laborativa, a consecuencia de la patología que padece a raíz de las tareas realizadas en el establecimiento de la demandada, y en virtud de lo dispuesto por el Artículo 1.113 del Código Civil, condenando a esta última al pago de la indemnización en concepto de Daño Material y Daño Moral reclamado. No hace lugar al Daño Psicológico.

 

El sentenciante OMITIÓ el tratamiento del planteo de OTRO pedido de declaración de INCONSTITUCIONALIDAD: la del artículo 14 , inciso 2, ap.a, último párrafo de la Ley 24.557, que establece: “esta suma en ningún caso será superior a la cantidad que resulte de multiplicar 180.000 $ por el porcentaje de incapacidad ” fijación que resulta lesiva y confiscatoria según los agravios esgrimidos por el dependiente.(*)

 

CONTRA tal decisión RECURREN la parte actora, la parte demandada Casino de Buenos Aires SA y la codemandada “Prevención ART S.A.”. La SALA X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo ,  zanja definitivamente la cuestión, al CONFIRMAR la sentencia apelada en lo principal que decide, A EXCEPCIÓN de la condena dispuesta en grado a la codemandada ” Prevención ART S.A.” que sólo alcanzará HASTA el límite de la cobertura pactada con ” Casino Buenos Aires S.A.”, de conformidad con los parámetros establecidos en el Considerando pertinente, que más adelante revisaremos.

Asimismo declara la INCONSTITUCIONALIDAD del art. 14 inciso 2 ap. a) último párrafo de la Ley Nº 24.557 arriba transcripto

 

 

Hasta aquí hemos brindado a los lectores una apretada síntesis del caso que abordó el Expte. 14.085/2008 ( 28.897 )- SD 19668- caratulado: ” F: D. M. c/ CASINO BUENOS AIRES S.A. COMPAÑÍA DE INVERSIONES EN ENTRETENIMIENTOS S.A. UTE y OTRO s/ ACCIDENTE- LEY ESPECIAL “- CNTRAB- SALA X- 20/04/2012, publicado por elDial.com – AA76DE, el pasado 15/06/2012.

 

 

Por qué la Cámara confirma la sentencia de grado

 

El Sr Juez de Cámara Dr. Enrique R. Brandolino– a cuyo voto adhiere el Sr. Juez Dr. Daniel E. Stortini anticipó que debe confirmarse la condena dispuesta en grado en lo principal que decide ( recordar que hay una excepción).Dijo ello pues los testigos propuestos por el actor  (Hermida y Aguado, quienes fueran compañeros de trabajo de aquél) resultan contestes y precisos respecto de las condiciones en que se encontraba sometido el actor al realizar sus tareas de “croupier” para la demandada, esto es, que trabajaban en turnos de 8 horas, que tenía que estar todo el tiempo parado, inclinado hacia delante hacia la mesa y haciendo movimientos repetitivos con el brazo repartiendo cartas y todo lo que implicaba el desempeño de la mesa de juego ( arts 90 LO y 386 CPCCN).

 

El Magistrado preopinante remarcó : ” si bien no comparto el criterio del ” a quo” en cuanto consideró que las labores de croupier realizadas por el actor, en sí mismas o por las circunstancias de su realización, constituyeron ” cosa riesgosa”, lo cierto es que la atribución de responsabilidad objetiva en base al dispositivo del art. 1.113 del Código Civil no ha sido materia de agravio por el recurrente, por lo que resulta un aspecto que arriba firme a esta Alzada”.

 

Asimismo,  el Sr Juez de Cámara comparte la declaración de inconstitucionalidad que efectuara el Señor Juez de grado del artículo 39, párrafo 1ro de la Ley 24.557, porque la reparación tarifada prevista en dicha ley no impide la reparación integral, a la que tiene derecho todo trabajador.

 

Al respecto, memora el voto de la Dra Highton de Nolasco, C.S.J.N., en autos “Aquino, Isacio c/ Cargo Servicios Industriales S.A. s/ Accidente -Ley 9688” del 21/09/04 en ese sentido. A saber: ” La invalidez constitucional que se comprueba en el caso, atiende a la falta de adecuación razonable entre la disposición que veda al trabajador acudir acudir a la justicia para obtener la reparación integral de los daños sufridos y los preceptos constitucionales que amparan precisamente el derecho de lograrla, y ese desajuste se tradujo en la manifiesta insuficiencia de la reparación a que conduce la indemnización tarifada, frente a la magnitud de la que exige la reparación integral acorde con las circunstancias del caso”.

 

En lo concerniente al monto por el cual prospera la acción, el Sr Camarista preopinante puntualizó que participa del criterio de la Excma Corte Suprema de Justicia de la Nación que desde antiguo ha establecido que no son admisibles criterios matemáticos para graduar el monto de los Perjuicios ( Fallos 300 : 1254) porque entre otras cosas no contemplan situaciones personales de la víctima, tales como la edad, el porcentaje de incapacidad atribuido, etc.

 

“En mérito a lo dicho,…entiendo que la indemnización otorgada en primera instancia resulta equitativa y comprensiva de los rubros reclamados en concepto de daño material y daño moral, toda vez que a mi juicio, dicho importe reviste el carácter de restitución integral del daño tal como lo exige la Constitución Nacional”- señaló el camarista. En consecuencia, sugirió confirmar también en este aspecto la sentencia recurrida.

 

Asimismo, confirma el rechazo del “Daño psicológico” reclamado en juicio basado en que las patologías detectadas por la perito psicóloga ( esta es: Trastorno por estrés postraumático, grado leve) no guardan relación causal con el supuesto reclamado en autos, ya que la experta hace referencia a un suceso en particular, súbito y violento, acaecido en su lugar de trabajo”.

 

 

Cobertura por parte de ” Prevención ART S.A.”: no se aplica el tope del art. 14 de la Ley de Riesgos de Trabajo

 

La Sala X argumentó que sin duda ” el fundamento principal de la presente acción no es la Ley de Riesgos de Trabajo sino las normas del Derecho Civil, y que el seguro contratado por la empleadora con la ART no cubre las indemnizaciones fijadas en concepto de Daño Material y de Daño Moral; pero lo cierto es que si se eximiera a esta última de toda responsabilidad, ello redundaría en un claro perjuicio económico para la empleadora – quien se encontraba obligada a contratar seguro-, y por consiguiente, en un enriquecimiento de la aseguradora, la cual cobró primas de un seguro que, finalmente, no tendría que afrontar, por el sólo hecho de que el reclamo judicial es diferente al sistema de reparación que prevé la Ley 24.557″.

 

Recordemos que la parte actora se agravió porque el juez de la anterior instancia no se pronunció sobre su pedido de declaración de inconstitucionalidad del Art. 14 de la Ley de Riesgos de Trabajo. El Tribunal de Alzada acoge dicho agravio y destaca que, en el caso, la fijación del tope previsto en el art. 14 de la L.R.T resulta lesiva y confiscatoria a poco que se repare que según la fórmula provista por el sistema legal, y con prescindencia de toda limitación tarifaria, la condena ascendería a $ 54.723,57, mientras que, de aplicarse el tope se vería reducida a $ 16.200 lo cual permite advertir, en este supuesto particular un cercenamiento del valor  de la reparación en mas de un 70% de su monto.- (*)

 

 

Es inconstitucional el Artículo 14 inciso 2, ap. a), último párrafo de la Ley Nº 24.557

 

Los Sres Jueces de Cámara remarcaron que ” no caben dudas en cuanto a la aplicación del tope que establece la norma cuya inconstitucionalidad se pretende, resulta confiscatorio y pulveriza de manera diáfana el crédito que según la propia ley correspondería percibir al actor sin la limitación que dispone el artículo 14 de la Ley 24.557, por lo que se sugiere declarar la inconstitucionalidad del art. 14 inciso 2, ap. a) último párrafo.”

 

 

Referencia

 

(*) La Sala X fija el Ingreso Base Mensual en la suma de $ 5.853,29. Sentado ello, el monto por el cual deberá responder la ART en forma concurrente con el empleador en virtud del contrato de seguro suscripto entre ambas partes, asciende a la suma de $ 54.723,57 que surge de la siguiente fórmula: ( $ 5.853,29 x 53 x 9% x 65/33) confr. art 14 inc. 2, ap. a).

 

 Artículo 14 de la Ley 24.557. Prestación por Incapacidad Permanente Parcial (IPP)

Inciso 2 : Declarado el carácter definitivo de la Incapacidad parcial y permanente (I.P.P.) el damnificado percibirá las siguientes indemnizaciones:

 a) Cuando el porcentaje de incapacidad sea igual o inferior al 50%, una indemnización de pago único, cuya cuantía será igual a 53 veces el valor mensual del ingreso base, multiplicado por el porcentaje de incapacidad y por un coeficiente que resulte de dividir el número 65 por la edad del damnificado a la fecha de la primera manifestación invalidante

Último párrafo del ap. a). Esta suma nunca en ningún caso será superior a la cantidad que resulte de multiplicar 180.000 $ por el porcentaje de incapacidad. (En nuestro caso, 180.000 x 9%: 16.200 $ )

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: