En un despido, se resolvió que el rubro “vacaciones no gozadas” debe ser rechazado pues si bien el empleador omitió otorgarlas, el trabajador no ejerció el derecho a tomarlas por su cuenta y habiendo vencido el plazo – 31 de mayo- perdió el derecho y por otra parte, no son compensables en dinero.

by Dra. Adela Prat on junio 29, 2012

Es muy sencillo y así lo manifiesta la Sentencia firme y definitiva. La Exma Cámara del Trabajo al confirmar la Sentencia de Primera Instancia, remarcó que ” las vacaciones responden a necesidades de tipo biológico, social y económico, que se traducen en el derecho del trabajador a gozar de un descanso anual y pago, para satisfacer las necesidades de esparcimiento y relación con su grupo familiar y constituyen la liberación temporaria del deber de estar a disposición del empleador ( conf. Ley de Contrato de Trabajo Comentada,pág. 263 y sgtes., Ed. La Ley – 3a Edición actualizada y ampliada, Buenos Aires, 2009).

 

“Por lo tanto, en el caso de que el empleador omita otorgarle las vacaciones al dependiente, éste puede tomarlas, debiendo comunicarlo fehacientemente al patrón, siempre y cuando el período de vacaciones no exceda de la fecha fijada en el artículo 157 de la Ley de Contrato de Trabajo, esto es, el 31 de mayo. Y si no ejerce ese derecho, lo pierde”– afirmó la Sala II de la Cámara del Trabajo.

 

 

Esta cuestión se discutió en el Expte. 230/09- SD 100432- Autos caratulados: “CLAVIJO, VÍCTOR HUGO c/ CARNES EL REY S.R.L. Y OTROS  s/ DESPIDO “- CNTRAB – SALA II- 26/04/2012, publicada por elDial.com – AA7731, en el día de la fecha 29/06/2012.-

 

 

La parte actora se agravió de que no se haya admitido en primera instancia, el reclamo por “vacaciones no gozadas” entre otros.

 

Sostiene al respecto el trabajador, que la sentencia de grado hizo pesar sobre la parte trabajadora la consecuencia directa del obrar malicioso impetrado por la patronal. Refiere también que era obligación del empleador permitir el goce y abonar la licencia anual en concepto de vacaciones, y su falta de reclamo no debió ser juzgada en perjuicio de su parte por no haber reclamado.

 

Se equivoca al trabajador y así lo señalan los Sres Jueces de Cámara Dres Miguel Ángel Maza y Miguel Ángel Pirolo, quienes comparten lo decidido por la Sra Jueza de Primera Instancia, Dra Etchevers, al considerar que la licencia anual ordinaria tiene como fin la reparación orgánica tendiente al descanso físico, mental y espiritual del trabajador y no es compensable en dinero, tal como lo dispone el art. 162 de la LCT.

 

En consecuencia y con fundamento en la normativa de la Ley de Contrato de Trabajo, ambas Instancias rechazan el reclamo de pago del rubro “Vacaciones no gozadas”, porque ante la omisión de otorgamiento por parte del empleador, no ejerció su derecho el trabajador a tomarlas por su cuenta, comunicando fehacientemente a la empresa, siempre y cuando el período de vacaciones no exceda, como ya se dijo, de la fecha fijada en el artículo 157 de la LCT, esto es, del 31 de mayo. Por lo tanto, al no haber ejercido ese derecho, la Justicia sostuvo – fundadamente – que lo perdió. Y por otra parte, dado que la finalidad de la licencia anual ordinaria es responder a las necesidades de tipo biológico, social, de esparcimiento y relación con su grupo familiar, y nunca otra, las vacaciones no gozadas no son compensables en dinero.

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: