Resuelven que es improcedente la demanda directa e individual contra la socia firmante si se pretende ejecutar tres cheques librados sobre la cuenta corriente de una Sociedad de Hecho

by Dra. Adela Prat on mayo 21, 2012

Necesidad de demandar previa o conjuntamente a la sociedad.

 

 

Así lo resolvió la Sala F de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, integrada por la Sra Juez Alejandra N. Tévez, y los Sres Jueces Dres Juan Manuel Ojea Quintana y Rafael Barreiro,  tras confirmar el decisorio dictado en la anterior instancia.

 

 

Esta cuestión fue abordada en los Autos caratulados: “ SINGERMANN ROBERTO c/ YAMELE ANA MARÍA s/ EJECUTIVO “( R.  010499/11)- CNCOM – SALA F- 06/03/2012, publicado el pasado 18/05/2012.

 

 

El caso

 

El actor pretendió ejecutar tres cheques librados contra la cuenta de  “Administración Brescia SH”. Al decir del propio ejecutante esos cartulares fueron librados por la demandada – Sra. Ana María Yamele – en su calidad de firmante e integrante de la sociedad de hecho “ Administración Brescia”.-

 

En su descargo, el actor pretende apartarse de aquella afirmación ,al aludir  que el Magistrado presumió la existencia de una Sociedad de Hecho no invocada ni probada, lo cual se contrapone con lo manifestado en su escrito inicial y la documental en la que sustenta su reclamo, pues los tres cartulares habrían sido librados por la accionada contra la cuenta corriente de “Administración Brescia SH”.

 

 

Argumentos esgrimidos por la Sala para decidir en el sentido que lo hizo

 

Los Sres Jueces de Cámara puntualizaron que “ si bien trátase de una cuestión que doctrinaria y jurisprudencialmente ha suscitado debate respecto del alcance del Artículo 23 de la Ley de Sociedades ( Nissen, Ricardo, “Ley de Sociedades Comerciales”, Editorial Ábaco, 1996, T.1, págs. 266/267; Villegas, Derecho de las Sociedades Comerciales” Ed. Abeledo Perrot, 1987, pág. 112; fallos citados en Verón Alberto Víctor, “ Sociedades Comerciales , Comentada, Anotada y Concordada” de Ed. Astrea, Año 2007, pág. 247; CNCom, Sala B, 30/04/99 DSE, oct 1999, pág. 332 Nº 11; Sala A, 31/10/74, ED 63-405; Sala B, 28/2/78, LL, 1978 – D -255) lo cierto es esta Sala comparte el criterio adoptado por el Magistrado de Grado “.

 

El quid de la cuestión. Sentado lo anterior, los Magistrados remarcaron que “ si bien la redacción de la LS:23 en tanto dispone que “ los socios y quienes contrataron en nombre de la sociedad quedarán solidariamente obligados por las operaciones sociales, sin poder invocar el beneficio del artículo 56 ni las limitaciones que se funden en el contrato social”, permite colegir que el acreedor pueda exigir el pago de la deuda por entero contra todos los deudores solidarios juntamente o contra cualquiera de ellos en los términos del artículo 705 del Código Civil, la cuestión no se limita a la solidaridad sino a una aspecto procesal”.

 

En tal sentido los Sres Camaristas señalaron que “ la diversa personalidad de la sociedad respecto de quienes la forman conduce necesariamente a deslindar la acción contra uno de tales sujetos, de modo de no ser procedente en principio la demanda directa e individual contra el socio por las obligaciones  sociales, sin demandar previa o conjuntamente a la sociedad, pues aún precaria, corresponde diferenciar las obligaciones de la persona jurídica de la de sus componentes, a los fines de establecer adecuadamente los alcances de la responsabilidad que corresponde a los socios por su condición de tales ( conf. Fallo al pie de página en Verón, “op. Cit,”, pág. 249 de la Sala A, 20/04/98, RDCO, 1999-544; LL 1998-F-216 y ED 180-94).

 

La Sala F por unanimidad puso de relieve que “ librado el cheque contra la cuenta corriente de “ Administración Brescia SH” cabe presumir que ésta es la deudora de la obligación y en consecuencia procede responsabilizar por ella a los socios con los alcances que la Ley de Sociedades Comerciales prevé ( esto es, solidariamente) sólo en la medida de la existencia de una condena judicial contra el ente “

 

Los Sres Jueces de Cámara  explicaron que “ No es lo mismo demandar a título personal a las personas físicas que constituyen una sociedad que accionar contra la sociedad a los fines de comprometerla como legitimada pasiva y poder eventualmente responsabilizar solidariamente a cualquiera de sus socios en los términos del artículo 23 de la Ley 19.550 ( Sala A, “Sistemas Bejerman SA c/ Nicolaide Héctor Jorge y otro s/ Ordinario”, 14/2/2008 ).

 

 

Tal razonamiento se compadece con el Artículo 56 de la Ley de Sociedades Comerciales

 

En efecto, los  Camaristas  recordaron que el Artículo 56 de LSC dispone que : “ la sentencia que se pronuncie contra la sociedad tiene fuerza de cosa juzgada contra los socios en relación a su responsabilidad social y puede ser ejecutada contra ellos”, de lo que se deduce que, para proceder individualmente, debe haber una condena contra el ente societario”(Verón, op. Cit. Pág 249).-

Leave a Comment

Previous post:

Next post: