Por el voto de la mayoría, resuelven que en un Concurso Preventivo pueden cumplirse en la Alzada los recaudos exigidos por el Art. 11 de la Ley 24.522 de Concursos y Quiebras, aunque en el caso no se invocó una causal debida y válidamente fundada.

by Dra. Adela Prat on mayo 7, 2012

SUMARIO. CONCURSO PREVENTIVO. Pueden cumplirse en la Alzada los recaudos faltantes exigidos por el Artículo 11 de la Ley 24.522. La presentación en Concurso Preventivo es igualmente admisible. VOTO EN DISIDENCIA: La omisión de cumplir los recaudos exigidos por el Artículo 11 de la Ley 24.522 de Concursos y Quiebras, permite el otorgamiento de un plazo improrrogable para dar cumplimiento total a las disposiciones del Artículo 11  LCQ, in fine, cuando se invoque una CAUSAL DEBIDA y VÁLIDAMENTE FUNDADA. Esta es una ALTERNATIVA reservada para SITUACIONES DE EXCEPCIÓN. El plazo  NO se otorga para SALVAR olvidos u omisiones, sino para COMPLETAR RECAUDOS que FUNDADAMENTE NO SE HAN PODIDO CUMPLIR en oportunidad de la presentación. Rechazo de la presentación en Concurso Preventivo.

 

 

En los autos caratulados : ” VIDA TOTAL S.R.L. s/ CONCURSO PREVENTIVO “( R. 034547/2011) – CNCOM – SALA A- 30/12/2011, publicado en elDial.com – AA75C8, en el día de la fecha, 07/04/2012, el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial interviniente resolvió RECHAZAR la presentación en Concurso Preventivo efectuada por la Empresa  “Vida Total S.R.L.”.(fs 121/122)

 

Para adoptar esta solución, el Sr. Juez de Grado ponderó que la peticionante no cumplimentó en debida forma la presentación correspondiente a cada acreedor y su legajo respectivo, ni tampoco informó adecuadamente el estado de los juicios iniciados en su contra.

 

Con anterioridad, el Juzgado había  resuelto otorgar un plazo de  diez (10) días al presentante a efectos de poder cumplimentar la totalidad de los requisitos enunciados en el artículo 11 LCQ que el Juzgado advirtió insatisfechos y que allí fueron indicados en forma precisa y detallada.

 

La peticionante pretendió tener por cumplidos los recaudos faltantes con las constancias que agregó a fs 69/119. No obstante , el Juzgado advirtió que:   a) no se había acompañado el legajo correspondiente a cada uno de los acreedores denunciados, en los cuales constara la documentación sustentatoria de las deudas con indicación de las causas de las obligaciones y vencimientos, ni tampoco se había hecho referencia a la existencia de codeudores, fiadores o terceros obligados y/o responsables y los respectivos privilegios;  b) de lo expuesto en autos no era dable inferir el lugar de radicación de los procesos judiciales iniciados en su contra que fueron denunciados, como así tampoco  si en ellos se dictó condena y, en su caso, si aquéllas se encuentran, o no, cumplidas;    c) no se acompañó la documentación respaldatoria relativa a la deuda impositiva informada por las sumas de $ 406.741,51 y $ 71.577;    d) nada dijo sobre la existencia o no, de bienes registrables inscriptos a su nombre ni sobre la situación relativa al alquiler del inmueble donde realiza su actividad comercial.

 

En consecuencia, a fs 121/122, se desestimó – como hemos adelantado-  el pedido de concursamiento.

 

 

Prospera el Recurso de Apelación en subsidio interpuesto por la peticionante

 

Junto al Recurso de reposición deducido contra aquella decisión de fs 121/122, la quejosa informó que   i) no es titular de bienes registrables;   ii) que no mantiene deuda alguna en concepto de cánones locativos y   iii) agregó copias de las causas judiciales promovidas en su contra que se encuentran actualmente en trámite. El Magistrado de Primera Instancia desestimó el Recurso de Reposición con base en que no se había dado acabado cumplimiento al requerimiento cursado en su oportunidad, en razón de que: a)  no se agregaron los legajos correspondientes a cada acreedor; b) no se informó adecuadamente el estado de los juicios iniciados en su contra.

 

Advierte el Tribunal que “una vez elevadas las actuaciones a la Alzada a efectos de conocer en el recurso de apelación deducido en forma subsidiaria contra esa decisión, la quejosa efectuó una presentación dando cuenta de la agregación  i)de los legajos de los acreedores denunciados, conteniendo copia de la documentación respaldatoria  con indicación de la causa de la obligación, vencimiento y, en su caso,ii) la existencia de fiadores y los respectivos privilegios. A su vez informó que iii) de los cuatro juicios laborales en trámite, el caratulado ” Méndez Mónica Liliana c. Vida Total SRL “ cuenta a la fecha con sentencia firme.”

 

Al respecto, las Sras Juezas de Cámara, Dras María Elsa Uzal e Isabel Míguez argumentaron que: ” ha de tenerse por satisfechos estos recaudos a tenor de las constancias indicadas, por lo que cabe acoger la revisión de la decisión impugnada “. ” En efecto, tiénese dicho que las exigencias impuestas por la Ley al insolvente que pretende lograr el remedio concursal preventivo deben ser debidamente cumplimentadas, mas no pueden verse agravadas por un excesivo rigorismo formal, de tal suerte que la conducta omisiva del solicitante del concurso en su presentación en su presentación, no ha de ser óbice, en principio, ante su posterior cumplimiento de los recaudos faltantes para hacer uso de la facultad excepcional de admitir que los requisitos omitidos, puedan ser cumplidos en la Alzada, ello atendiendo:

 

1) El principio de economía procesal;

 

2)  Y con el objeto de evitar de esta forma las consecuencias disvaliosas que derivarían de una frustración de los fines del instituto o de una probable reiteración de la instancia( cfr. esta CNCom, esta Sala A, 07.08.92, ” La Scarpa SAIC s. conc. prev. “; íd., 18.04.95, ” Gass Nora s. conc. Prev.”; íd, 12.06.02, ” Federación Ciclista Argentina s/ Quiebra”; íd., Sala C, 14.10.91, ” E. Beutelspacher S.R.L. s. conc. prev.”; íd., 09.04.01, ” Nindia S.A s. conc. prev.”; 16.02.10, ” Faro del Sur Trading S.A. s. conc. prev.”; íd., Sala F, 17.11.09, “Zapater Dáz ICSA s. conc. prev.”; íd., Sala E, 23.11.95, ” Le Ciel S.A. s. conc. prev.”; íd., Sala F, 17.11.09, ” Rodríguez Néstor s. conc. prev.”).

 

Por todo ello, las Sras Juezas Dras Uzal y Míguez, resuelven hacer lugar al recurso  de apelación interpuesto y revocar el decreto apelado en lo que decide y fue materia de agravios.

 

 

Ofrezco a los lectores, el voto en disidencia del Dr Alfredo Arturo Kölliker Frers.

 

Luego de memorar el ” thema decidendum” dijo: ” ha de puntualizarse que el artículo 11 LCQ, última parte, establece que cuando se invoque causal debida y válidamente fundada, el Juez debe conceder un plazo improrrogable de diez (10) días, a partir de la presentación, para que el interesado dé cumplimiento total a las disposiciones del presente   artículo”.Sobre el punto se ha pronunciado esta Sala, en el sentido de que dicho  plazo no se otorga para salvar olvidos u omisiones, sino para completar recaudos que fundadamente no se han podido cumplir en oportunidad de la presentación. Es decir, que se trata de una alternativa reservada para situaciones de excepción, por lo que la urgencia del deudor en la presentación de su pedido de concurso, no constituye por sí sola un motivo atendible para justificar la omisión de los recaudos exigidos y acordar la prórroga de que se trata, ya que la ampliación prevista en la LCQ: 11 in fine, es sólo para completar la informar allí exigida y no para que el peticionario pretenda llenar durante ella las exigencias mencionadas en la citada disposición legal”( esta C.N.Com., esta Sala, 06.06.90, ” Baratella Enzo Carlos Antonio s. Concurso Preventivo; íd., 20.11.07, ” De Luca Domingo Mario s. Quiebra s. inc.  de elevación a Cámara”).

 

Acto seguido, el Sr Juez de Cámara , en su voto disidente, añadió: ” …la pretensa convocataria no sólo no cumplió, al momento de solicitar su concursamiento, con varios de los requisitos exigidos por el  ordenamiento legal, sino que además no invocó ninguna causal debidamente fundada para explicar porqué no satisfacía  en la instancia debida los recaudos legales..”

 

Sentado lo anterior, el Dr Kölliker Frers remarcó que: ” no se soslaya- por supuesto- que luego de la elevación de la causa a esta Alzada se adjuntaron nuevas constancias pretendiéndose así cumplimentar la totalidad de los requisitos legalmente exigidos. Tampoco se ignora que la Jurisprudencia ha admitido la posibilidad de completar los requisitos formales del concurso preventivo ante la Alzada  ( esta C.N.Com., Sala B, 26.11.79, ” Yester S.A. y Ridel S.A. s. Concurso Preventivo”; íd., Sala D, 30.06.94, ” Zapater Díaz ICSA s. Concurso”; íd. 19.09.80, ” Cattáneo y Cía S.A. s. Concurso Preventivo”)

 

“Sin embargo, tampoco se invocó en esta oportunidad- en este juicio –una causa debida y válidamente fundada que torne procedente el otorgamiento de un nuevo plazo adicional al que de hecho ya se otorgó a fin de satisfacer los recaudos indicados como lo exige el Artículo 11 antes  aludido”- enfatizó el Magistrado de Cámara”

 

Por ende, el Dr Kölliker Frers manifestó que en este caso, ”  no puede sino estarse por la desestimación del recurso”.

 

Finalmente , el Sr Juez de Cámara concluyó: ” Si bien no se desatiende que una interpretación en exceso rigurosa de los requisitos a satisfacer por quien pretende recurrir a la solución preventiva puede llegar a afectar el principio de ” conservación de la empresa” como actividad útil para la comunidad, el cual constituye sin duda el eje central en torno al cual gira todo el instituto del concurso preventivo, desde otro lado, no debe perderse de vista que el cumplimiento de los recaudos en tiempo y en forma, constituye una exigencia del ordenamiento legal que hace a la” procedencia y seriedad del pedido, exigencia que sólo excepcionalmente puede ser soslayada , cuando se invocan razones verdaderamente fundadas que así lo autoricen y que en la especie no han sido siquiera aducidas “

Leave a Comment

Previous post:

Next post: