Fijan cuota alimentaria a favor de la cónyuge separada de hecho y tras la apelación del alimentante, rechazan su pedido de reducción. La cuota fijada es razonable y busca mantener el nivel de vida alcanzado durante el matrimonio.

by Dra. Adela Prat on mayo 14, 2012

SUMARIO. ALIMENTOS ENTRE CÓNYUGES en caso de SEPARACIÓN DE HECHO. Determinación del monto de la cuota. Análisis de las particularidades del caso. FINALIDAD DE MANTENER EL “STATUS” y BUEN NIVEL DE VIDA ALCANZADO DURANTE EL MATRIMONIO. Alimentante que siempre contribuyó a la economía del hogar. PATRIMONIO integrado por VARIOS INMUEBLES y AUTOMOTORES. Alimentada que concurre al gimnasio y que realizó diversos viajes: son circunstancias que no inciden en la cuota establecida.

 

 

Estamos tratando el Expte. 105.262/09- Autos caratulados: ” DE N., P. D.  C/   S., E. J. S/ ALIMENTOS”- CNCIV – SALA G- 10/04/2012, publicado por elDial.com – AA75FB, en el día de la fecha, 14/05/2012.

 

 

La Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia interviniente del Fuero Civil estableció una cuota alimentaria de pesos cinco mil ( $ 5.000 ) a favor de la actora. Dedujo apelación el esposo demandado, pidiendo la reducción de la cuota establecida en el decisorio atacado.

 

La Sala G de la Cámara Nacional de Apelaciones en  lo Civil, integrada por  la Sra Juez Dra Beatriz Areán y los Sres Jueces Dres Carlos A. Bellucci y Carlos A. Carranza Casares, CONFIRMÓ la resolución de la anterior instancia con costas al vencido ( Art. 69 Cód. Proc.).

 

 

Procedencia de la prestación alimentaria entre cónyuges durante la separación de hecho.

 

En este caso si bien existe una Sentencia de divorcio, la misma aún no se encuentra firme  a la fecha del pronunciamiento dictado en el presente Expediente. En consecuencia, está vigente todavía la separación de hecho-

 

Lo que se rescata de las actuaciones es que la esposa ahora vive en la Ciudad de Chacabuco y el esposo con los hijos que concurren a Colegios privados, en la Avenida Callao, zona de Recoleta, entre tantas circunstancias más.

 

En tal sentido, los Sres Jueces de Cámara destacaron que “existe unidad de criterio en cuanto a que avalar el derecho alimentario que asiste al que menor caudal económico ostente, no viene dado por la cohabitación, sino que viene dado por el vínculo existente; de ese modo aún durante la separación de hecho, continúa vigente el sistema de asistencia espiritual y material; ello sin perjuicio de adecuar la cuota a las particularidades que reviste el hecho de vivir separados ( cfr. Bossert, Gustavo; ” Régimen Jurídico de los Alimentos”, pág. 29., Ed. Astrea, 2006).

 

 

En este supuesto, la cuestión no pasa por la acreditación de la escasez

 

Así lo puntualizaron los Magistrados, tras lo cual añadieron: ” en el supuesto que nos ocupa la cuestión pasa por una diferencia cualitativa entre el nivel de vida anterior y el actual, o entre éste y el posible ( confr. Morello-Sosa-Berizonce-Tessone, ” Códigos Procesales en lo Civil y Comercial de la Provincia de Buenos Aires y de la Nación”, tº VII-A, pág. 230 y concs.).

 

Sentado lo anterior,  los Sres Camaristas puntualizaron  que en ese marco referencial, ” para ajustar el monto de la prestación corresponde ponderar las posibilidades del alimentante y su relación con el nivel de vida sostenido con anterioridad a la separación, el que se procura preservar de la mejor manera posible, pues, no se alteran los principios de asistencia material ( art. 198, Cód. Civ.).

 

 

Durante la convivencia, el matrimonio ostentó un buen nivel de vida

 

Es  lo que se desprende de autos y de sus conexos. Los Magistrados remarcaron  que ese nivel de vida estaba caracterizado por la concurrencia de los hijos a un instituto de enseñanza privado, la realización de viajes al exterior, salidas con amigos, tener auto importado, vivir en inmueble ubicado en la zona de la Recoleta, sobre la Avenida Callaolugar que actualmente es habitado por el demandado y los hijos de ambos.

 

 

Recursos del alimentante

 

Además del nivel de vida detallado en el párrafo precedente, en la sentencia luce que ” el accionado se desempeña como socio gerente de la firma ” Cottonier S.R.L.”, dedicada a la fabricación, comercialización, importación y exportación de hilados e hilos para coser y bordar ( cfr. autos “De Negris, P.D. c/ Saffaeir, E. José s/ Medidas Precautorias, Expte 28.881/06, a la vista), de la cual es titular del 95% del paquete accionario – el restante 5% es de propiedad de la actora; más allá de los saldos de los balances de la empresa en los últimos tiempos y que se dejaran sin efecto las donaciones que dan cuenta las constancias de fs, resulta claro que durante la vida en común fue el principal sostenedor de la familia(V. fs y fs…).

 

Si bien según el Informe del Registro de Propiedad Automotor, no pudo determinarse la titularidad del accionado respecto de los automotores, los testigos B. y S. son contestes en declarara que utiliza vehículos importados – BMW y M. Benz último modelo y un Jeep, con los que circula en la la localidad de Chacabuco, lugar en el que – conforme esos dichos- también realiza actividades vinculadas con la explotación agrícola (  no hay pruebas determinantes de la propiedad del accionado, mas devienen relevantes como factor indicario, sobre todo se se aprecia que las declaraciones testimoniales no fueron materia de oportuna impugnación)

 

 

Situación de la actora en la actualidad.

 

Los Sres Jueces de Cámara ponen de relieve que ” por su parte, no está controvertido que la actora se dedicó al cuidado y atención de los hijos, y, no obstante ser propietaria – junto a sus hermanas – de un tercio de dos inmuebles ubicados en la localidad de Chacabuco, en la actualidad vive en la casa de su padre, sin haberse acreditado en autos, que realice actividad económica alguna.

 

 

La Excma Cámara sostiene que la cuota establecida en la anterior Instancia resulta adecuada.

 

Y que permitirá mantener el status que caracterizaba la vida de la reclamante, si se tiene en consideración que también ella podría obtener ingresos – dada su capacidad para generarlos – por la renta de sus bienes, que si bien no resultan de exagerada magnitud, pueden solventar en cierto grado sus gastos. Ello sin perder de vista que el accionado tiene, proporcionalmente, un rango de ingresos mayor que el de su contraparte y siempre contribuyó a la economía del hogar “- enfatizó la Sala G

 

Por lo demás, los Magistrados remarcaron que ” no influye para torcer la conclusión a la que se arriba que no hayan sido consideradas por la a quo, algunas circunstancias tales como la concurrencia de la actora a un gimnasio en la localidad de Chacabuco, la titularidad de una tarjeta Mas emitida por Cencosud S.A., Sucursal Disco Quintana, ni los viajes realizados, o la cobertura de medicina – junto al grupo familiar – en Omint, si se tiene presente que la finalidad de la cuota es tratar de mantener, en la medida de lo posible, el mismo estado anterior a la separación, estableciendo una pensión ajustada a las particularidades del caso”

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: