Deciden otorgar la Indemnización por Fallecimiento del Trabajador a la Concubina en Aparente Matrimonio al momento de su Muerte -relación prolongada- desplazando a la Cónyuge separada de Hecho que no probó con una sentencia la culpa del trabajador en la separación

by Dra. Adela Prat on mayo 23, 2012

Estamos frente a un caso de Extinción del Contrato de Trabajo por fallecimiento del Trabajador. El Artículo 156 de la Ley 20.744 señala a los causahabientes a los fines de cobrar la Indemnización que ordena la Ley.

 

La Sentencia de Primera Instancia del Fuero Laboral declaró la procedencia del reclamo de indemnización por fallecimiento a favor de la Sra. S., su concubina al momento de la muerte (Convivencia en Aparente Matrimonio que había subsistido durante un lapso prolongado y razonable); desplazando a la Sra B. legítima esposa aunque Separada de Hecho del causante.

 

Tras la apelación deducida por la Sra. B. N., el Tribunal de Alzada confirma la sentencia dictada en la anterior Instancia .

 

 

Esta cuestión fue abordada en la Causa 14.650/09- SD 87.641- Autos caratulados:  “SERVICIOS y URBANIZACIONES S.A. c/ S. E. I. y OTRO s/ CONSIGNACIÓN “- CNTRAB- SALA I – 26/04/2012, publicado por elDial.com – AA7638 en la fecha 22/05/2012.

 

 

Antecedentes

 

El Sr. J. P.  se hallaba trabajando bajo la dependencia de la empresa ” Servicios y Urbanizaciones S.A. “ cuando falleció el 24 de septiembre de 2.007.

 

Llega firme al Tribunal de Alzada que la indemnización por fallecimiento corresponde ser percibida en un 50% a su hijo menor, F. P y la Sra B., quien fuera la esposa de P., apela que el 50% restante de dicha indemnización hubiera sido declarada a favor de la Sra. S.E., madre de F. P., por habérsela considerado concubina de J. P.

 

La Sra B. en su memorial cuestiona la valoración de los testimonios de Farías y Meza en punto a la extensión temporal de la convivencia entre la Sra S. y el causante el Sr. P.( ya al contestar la demanda de consignación interpuesta por quien fuera la empleadora del causante, la Sra B. sostuvo que el mentado concubinato no se hallaba vigente al tiempo del fallecimiento) y alega que no se acreditó que hubiera tenido culpa en la separación de hecho.

 

 

La cónyuge sólo puede desplazar a la concubina si media sentencia firme que declare la culpabilidad del trabajador fallecido en la separación.

 

Así de claro, lo sostiene la Sala I. La sentencia textualmente reza:” Al respecto, corresponde señalar que el único elemento determinante que puede llegar a tener el Juez laboral para establecer si la separación o divorcio es imputable a uno de los cónyuges, es una sentencia dictada en el marco de un juicio civil en la que se establezca la culpabilidad individual o común de los cónyuges “

 

El Sr Juez de Cámara Dr Julio Vilela, en su carácter de vocal preopinate , a cuyo voto adhiere finalmente  la Sra Juez Dra Gabriela A. Vázquez ,remarcó  que ” el único supuesto en el que la cónyuge desplaza a la concubina es aquél en el que media una sentencia firme que declare la culpabilidad del trabajador fallecido en el divorcio o en la separación personal o, acaso , la inocencia de la esposa” tras lo cual añadió  que “ante la ausencia de una sentencia derivada de un proceso civil, el derecho de la cónyuge debe ceder ( conf. arg. Sala III, sent. 62.277 del 28.02.92 in re en ” Harris de M., Beatriz c/ Philips Argentina S.A.”).

 

Sentado lo anterior el Sr Camarista puntualizó que comparte también lo expuesto  por la Sala II en la causa  ” Schlegel, Olga Celia c/ Gueragur S.A. s/ Indemnización por Fallecimiento”   (SD 95448 del 10/12/2007) en el sentido de que el extenso tiempo transcurrido desde la separación de hecho y la inactividad judicial de la quejosa en defensa de los derechos que le hubieran correspondido ( conf. arts. 201/212, 214 y 232 del Código Civil, entre otros ) permite enmarcar el caso en una separación de hecho de los cónyuges sin voluntad de unirse con prescindencia de la culpa ( conf. arts. 204 y 214 inc. 2, C.C.)

 

Luce en la Sentencia que esa circunstancia se verifica en el sub-lite, donde los testigos propuestos por la propia apelante, Sras. Sosa Haydée y Sosa Beatriz, ambas propuestas por la Sra.B., amigas de ella, manifestaron, la primera que se enteró hace 12 ó 13 años que B. y P. se habían separado, y la segunda, que B. vivió con P. hasta el año 1.983.

 

 

La relación convivencial alegada por la Sra S. la habilita a percibir la indemnización

 

Esas fueron las textuales palabras del Dr Vilela en su voto al que luego adhiere la Dra Gabriela Alejandra Vázquez.

 

Según el criterio del  Magistrado no puede dejar de valorarse que todos los testigos describen la situación familiar que mediaba en el domicilio de la Calle Alberdi 598 de la localidad de San Vicente, provincia de Buenos Aires, donde convivía el Sr. P con dos de sus hijas de su matrimonio con la Sra. B., con su hijo menor F.P – fruto de su relación con la Sra. S.- y con esta última. Lo expuesto se condice- afirmó – con lo informado por la perito asistente social que intervino oportunamente.

 

Finalmente señaló que ” las eventuales y transitorias interrupciones en la convivencia, que pretende destacar la recurrente a partir del testimonio de Farías, no mejoran la posición de la Sra B. en la especie, puesto que considero debidamente respaldada la relación convivencial alegada por la Sra. S., que la habilita a percibir la indemnización  por fallecimiento del Sr. P. en la medida dispuesta en origen . Concluyo pues, que el causante convivía  en aparente matrimonio con la Sra. S. al momento del fallecimiento ( 24/09/07) ya que tal relación había subsistido durante un plazo prolongado y razonable ”

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: