En un episodio de encierro y golpiza propinada a un alumno, se determina la Responsabilidad del Instituto Escolar y de los Autores del daño – alumnos mayores de 10 años -.

by Dra. Adela Prat on marzo 29, 2012

SUBTÍTULO.Responsabilidad objetiva de una Escuela de Enseñanza Privada por un episodio de violencia hacia un alumno, por parte de sus compañeros, previo encierro. Consecuencias de lesiones físicas: torsión testicular y orquiectomía- extracción del testículo izquierdo –. Lesión estética( cicatrices)en testículo derecho. Responsabilidad de los autores del daño – alumnos mayores de 10 años –. Importante Daño Moral. Exoneración de responsabilidad de los padres de los menores.

 

 

La Sala L de la Cámara  Nacional de Apelaciones en lo Civil, integrada por los Sres Jueces Dres José Luis Galmarini – Juez preopinante – , Víctor Fernando Liberman y la Sra  Juez Dra Marcela Pérez Pardo, resolvieron confirmar la Sentencia de Grado. Fijar los intereses conforme se dispuso en el Considerando V del voto del Dr Galmarini y elevar a  $10.000 la Multa fijada en contra de la Asociación Franco Argentina de Educación. Modificar las costas respecto del rechazo de la acción en contra de los padres de A, W., L. y T. que se imponen a los demandados vencidos. Las costas de Alzada son a cargo de los demandados L.L., Asociación Franco Argentina de Educación, F.A. y J.J.L., que resultaron substancialmente vencidos ( art 68 Código Procesal).

 

La Sentencia de grado– ahora confirmada – exoneró de responsabilidad a los padres de los menores y resolvió responsabilizar objetivamente al Instituto Escolar- Artículo 1.117 del Código Civil –.Además le impone una Multa por conducta temeraria durante el proceso, a la “Asociación Franco Argentina de Educación” por el monto de $ 5.000- elevado a $ 10.000 en la Alzada-. Responsabiliza también a los autores del daño  (alumnos mayores de 10 años ) y fija los rubros indemnizatorios en el siguiente orden: 1) Incapacidad física: $ 75.000- confirmado por la Cámara -;2) Daño Psíquico y Tratamiento Psicológico: $ 23.500 – Confirmado en la Cámara. 3) Costo de Prótesis e Intervención de Colocación: $ 7.540 – confirmado-4)Pérdida de chance: rechazado en ambas instancias. 5) Daño estético: 7.500 – confirmado. 6) Daño Moral : $ 140.000, que subsume Daño Moral y psíquico- Confirmado. Intereses: se verá “infra”. Total a pagar: $ 247.540 más los intereses y 10.000 $ de Multa por Temeridad durante el proceso.

 

 

Esta patética cuestión fue abordada en el Expte nº 34.440/07. Autos caratulados: ” G., R. M. c/ INST. INMACULADA CONCEPCIÓN DE NUESTRA SRA DE LOURDES Y OTROS  s/ DAÑOS Y PERJUICIOS ( acc. tran c/ les. o muerte )- CNCIVIL – SALA L- 02/02/2.012, publicado para suscriptores por elDial.com – AA74C1 en el día de la fecha, 28/03/12.-

 

 

Relatan los Sres Jueces de Cámara que ” según los dichos de los padres de A.G.M., el niño cursaba el 1er grado del Secundario en el Instituto Inmaculada  Concepción de Nuestra Sra de Lourdes, de esta Ciudad,  Instituto perteneciente a la Asociación Franco Argentina de Educación “.

 

Indicaron que el día 11 de mayo del año 2.005 , A.G.M. fue agarrado por la espalda por un grupo de tres alumnos de 2do Año que lo llevaron ” a la fuerza” a la terraza; allí cerraron las puertas con llave y comenzaron a insultarlo y a golpearlo de manera violenta con  fuertes patadas en los testículos y en su cuerpo, también le propinaban pelotazos.

 

Agregaron que en ningún momento apareció  personal del Colegio que evitara el suceso. Sostienen los actores, que como consecuencia de esa golpiza, a A. debieron extirparle el testículo izquierdo y operarle el testículo derecho.

 

Demandaron al Instituto Educacional y a su Compañía Aseguradora y a los padres de los tres menores que presuntamente agredieron a su hijo. Todos los menores ya adquirieron la mayoría de edad y se han presentado en autos.

 

 

Resumen Sentencia de Primera Instancia

 

El anterior Juez admitió la acción y condenó a la Asociación Franco Argentina de Educación, a su Cía Aseguradora y a los tres alumnos, a pagar al actor la suma de $ 247.540 con más los intereses que los fijó en la tasa activa desde que se produjo cada perjuicio y hasta el efectivo pago(veremos ” infra” que este punto de los intereses es modificado en el Tribunal de Alzada). Asimismo desestimó la acción respecto de los padres de los menores e impuso a la Asociación Franco Argentina de Educación, una Multa de $ 5.000 a favor del actor por conducta temeraria( en la Alzada se eleva a $ 10.000)

 

 

El tema de la Responsabilidad que ha de aplicarse en un caso como el presente.

 

En primer término, cabe anotar que luce en la sentencia: “El Sr Juez ha analizado extensamente el tema de la responsabilidad que ha de aplicarse en un caso como el presente, no obstante he de señalar  que el Artículo 1.114 del Código Civil dispone: ” El padre y la madre son solidariamente responsables de los daños causados por sus hijos menores que habiten con ellos, sin perjuicio de la responsabilidad de los hijos si fueran mayores de 10 años”.

 

“El Artículo 1.115 del Código Civil establece ” La responsabilidad de los padres cesa cuando el hijo ha sido colocado en un establecimiento de cualquier clase y se encuentra de una manera permanente bajo la vigilancia y autoridad de otra persona”.

 

Por su parte, la Jurisprudencia tiene dicho: ” Mientras el menor se encuentra en el Colegio, por haberse desplazado circunstancialmente la guarda material del hijo que ejercen los padres, la vigilancia y su cuidado está a cargo del Establecimiento Educacional, por intermedio de sus autoridades, especialmente del Maestro de grado. Y si se producen daños, hay que pensar en la ausencia o deficiencia de vigilancia, justamente en un lugar donde los padres remiten a sus hijos para que se los vigile y controle (CNCiv., Sala H, sept.7/1994, ” Stoppani de Reeves, Haydée N. c/ M C B A s/ Daños y Perjuicios” extraído de la página de Internet de la CSJN, B 151, doc. 3042)”.

 

En un fallo de la Sala D del Fuero Civil, que ” infra” detallamos, se dijo: ” El deber de reparar, a cargo del Establecimiento Educacional frente a la víctima ( alumno del Colegio) es de naturaleza contractual, derivado del nexo establecido entre las partes, en el que la escuela, junto con la obligación principal de suministrar enseñanza y educación al alumno, asumió una obligación de seguridad, reviste naturaleza objetiva, razón por la cual es absolutamente irrelevante todo intento de probar su ” no culpa” en el cuidado y la vigilancia. Para poner en marcha la responsabilidad que genera ese deber objetivo, no es necesario que el causante natural del daño ( otro alumno) haya obrado un acto ilícito culposo, puesto que es suficiente que preexista un acto dañoso proveniente del dañante, cuya conducta no se encuentra, en principio, justificada por un eximente de antijuridicidad ( CNCIv., Sala D, marzo 18/1.998, “Lanzillota, Humberto José y Otro c/ Escuela del Sol y Otro s/ Daños y Perjuicios” extraído de la página de Internet de la CSJN, B 151, doc 10.912).

 

Los Sres Jueces de Cámara puntualizaron que ” resulta llamativa la insistencia de las demandas en tanto afirman que el hecho no acaeció, si de las pruebas testimoniales surge con claridad que el niño fue llevado ” en contra de su voluntad” a la terraza del Colegio, lugar donde se cerró la puerta y luego sus compañeras lo vieron tirado en el piso, llorando  con dolor en los testículos y el propio Colegio sancionó a los tres alumnos por “haber participado en una agresión grave a un compañero” según surge de la causa penal.

 

Acto seguido, los Magistrados remarcaron que “pese a la cantidad de declaraciones testimoniales producidas en autos para acreditar la ocurrencia del siniestro, adquiere relevancia lo declarado por las compañeras de A, quienes en forma coincidente expusieron en esta sede y en sede penal “- por ejemplo, testimonio de Bucchiuni y otras-

 

“Es cierto que ningún testigo vio el momento de la golpiza alegada…no obstante de las circunstancias se deriva fácilmente que la golpiza existió”- afirmó la Sala-.

 

 

Circunstancias que se tuvieron por acreditadas en sede penal.

 

Los camaristas destacaron ” que la circunstancia de que en sede penal se hubiera Sobreseído a los demandados, no es importante a fin de analizar la responsabilidad que les cupo a los alumnos, como pretenden los apelantes”.

 

“Como señaló el Magistrado y no fue desvirtuado en esta Instancia, el Sobreseimiento Definitivo no constituye la absolución prevista por el Artículo 1.103 del Código Civil a los efectos de la cosa juzgada.”  ” Sin embargo – añadieron los Sres Jueces – debe ponerse de resalto que en esa sede se tuvo por acreditado, tanto la materialidad como la autoría de L. en la privación ilegal de la libertad de A y allí también se tuvo por cierto que A fue víctima de una agresión por parte de sus compañeros… y según las declaraciones testimoniales producidas tanto en sede civil como penal, cuando las compañeras abrieron las puertas vieron a A tirado en el piso llorando quejándose de dolor en los testículos, con lo cual no quedan dudas de que existió la agresión por la que aquí se reclama”.

 

 

Por qué no es responsabilidad de los padres y sí lo es de los Propietarios del Colegio

 

La Sala enfatizó: “Es inadmisible que el Colegio pretenda que la Responsabilidad sea de los padres pues como se vio, la circunstancia de que los niños se hallaran precisamente en la Institución Educacional cuando cometieron el hecho dañoso, constituye una causal inconfundible en que se exonera de responsabilidad a sus padres como lo dispone el Artículo 1.115 del Código Civil – transcripto “supra”-  pues han transferido la guarda de sus hijos al Establecimiento”.

 

Y a renglón seguido añadió: ” Si los padres se desprenden legítimamente de la guarda de sus hijos a favor de un Establecimiento, están desmembrando los poderes derivados de aquélla, transfiriéndole a éste los poderes de vigilancia y control de la conducta del menor. La solución adoptada constituye una consecuencia lógica del fundamento subjetivo de la responsabilidad. Si los padres no ejercen las facultades de vigilancia del menor , no sólo no se les puede reprochar conducta alguna ( art. 512 del Código Civil), sino que además, cae la hipótesis sobre la que se hallaba sostenida la presunción de culpa del artículo 1.114 del Código Civil ( confr. ” Código Civil”, Alberto J. Bueres dirección – Elena I. Highton coordinación, Tomo 3 A, Ed. Hammurabi, edición novbre de 1.999, págs. 633/674)”.

 

Los Magistrados pusieron de relieve que ” el caso de la responsabilidad del Establecimiento Educativo es indudable ante la previsión del artículo 1.117 del Código Civil reformado por la Ley 24.830, según el cual los propietarios del Centro son responsables por los “daños causados o sufridos por sus alumnos menores cuando se hallen bajo el control de la Autoridad Educativa, salvo que probaren el caso fortuito”.

 

Seguidamente, agregaron: ” De tal forma, la Ley ha regulado un caso de responsabilidad objetiva, y se ha entendido que el Establecimiento es garante de todo lo que le sucede al alumno mientras está bajo la Autoridad Educativa, salvo la prueba del caso fortuito” (Aída Kemelmajer de Carlucci, ” La responsabilidad civil de los Establecimientos Educativos en Argentina después de la reforma de 1.997″, LL. T 1998-D, p. 1047/1051, ver especialmente p. 1059). Esta autora pone de resalto que no es imprescindible individualizar al autor del daño ( que puede ser un alumno, un tercero, otra persona vinculada al sistema educativo). En el caso se trató de daños causados por otros alumnos del mismo establecimiento, pertenecientes a un curso superior al del damnificado “.

 

 

Son responsables los hijos mayores de 10 años

 

“Aún cuando esa institución sea responsable por este suceso, como ya se vio, no ha de soslayarse que se acreditó la grave agresión en que incurrieron los demandados – mayores de 10 años- al llevar  a A en contra de su voluntad a la terraza, encerrarlo y golpearlo duramente ( conf. art. 1.109 del Código Civil y Art. 1.114 del Cód Civil que reza:“sin perjuicio de la responsabilidad de los hijos si fueran mayores de 10 años”).

 

 

Multa al Colegio por Conducta Temeraria durante el Proceso.

 

Los Sres Jueces de Cámara señalaron que ” La conducta del demandado al negar categóricamente la ocurrencia de la agresión en la contestación de demanda, a pesar de que el Colegio ya había sancionado a los alumnos – ” grave agresión a un compañero” – constituye una conducta por demás temeraria que excede la defensa en juicio. Más aún, teniendo en cuenta además lo que surge de la causa penal que ya fue analizado, sumado a que mantuvo esa postura en esta Instancia en la que insiste en que no existió la golpiza y que la lesión que padece el niño no guarda nexo causal con ese hecho, pese al cúmulo de probanzas que demuestran lo contrario – evidentemente, esa actitud de negar la agresión, violando la teoría de los actos propios, justifica la aplicación de la sanción de la norma contenida en el artículo 45 del Código de rito”.

 

Cálculo de los Intereses

 

La Sentencia de Primera Instancia  resolvió se aplique la tasa activa desde que se produjo cada perjuicio y hasta su efectivo pago.

 

La Sentencia de la Sala L fija los intereses conforme se dispuso en el Considerando V del voto del Dr Galmarini , que dice textualmente: “Como en el caso, los montos indemnizatorios son determinados a valores actuales y la tasa activa admitida por el Plenario ” Samudio de Martínez, Ladislaa c/ Transportes Doscientos Setenta S.A. s/ Daños y Perjuicios”, en su determinación incluye el componente inflacionario, de aplicarse durante el lapso corriente entre la producción del daño y la determinación de ese valor actual se duplicaría injustificadamente la indemnización – en la medida de la desvalorización monetaria – por ello considero que en supuestos como el del caso, se produciría la alteración del contenido económico de la sentencia, que se traduciría en un enriquecimiento indebido”.

 

“De allí propongo -dijo el Dr Galmarini – que respecto del rubro “Incapacidad Física”, “Daño Esté tico” y ” Daño Moral”, los intereses deben correr desde que se produjo el accidente hasta la Sentencia de grado que fijó la cuantía, a la tasa del 8% anual y de ahí en adelante hasta el efectivo pago, se aplicará la Tasa Activa, cartera general ( préstamos) nominal, anula vencidaa treinta días del banco de la nación Argentina.”

 

Concluyó Galmarini diciendo: “En relación a los rubros Tratamiento Psicológico  y Costo de la Prótesis e Intervención de Colocación, únicamente debe correr la Tasa Activa desde la fecha de este pronunciamiento, pues se trata de gastos futuros que no han sido erogados

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: