Deciden que corresponde extender la condena a abonar $190.000 por enfermedad laboral auditiva, solidariamente a la Entidad Bancaria por las labores de Telemarketing, dado que ésta constituye una actividad fundamental para el desarrollo de los fines de la primera

by Dra. Adela Prat on marzo 1, 2012

La codemandada“Citibank N.A.” celebró con la empresa “Citytech S.A.”, un contrato comercial para la promoción de servicios de ” telemarketing “ destinados a la promoción y venta de los productos de la mencionada en primer término.

 

El trabajador– actor en este fallo que vamos a comentar – promocionaba y vendía los productos de la entidad bancaria, en “Citytech S.A.”, a través de las tareas laborales de “telemarketing”.

 

A los 36 años de edad le detectan al actor, una patología auditiva  que, según el informe médico , presenta secuelas como consecuencia del padecimiento de la enfermedad, tales como la hipoacusia bilateral del orden del 20% de reducción auditiva.

 

Citibank S.A. es condenada solidariamente con “Citytech S.A.”, en virtud de la aplicación al caso, del artículo 30  de la Ley de Contrato de Trabajo, dado que la actividad de “telemarketing” desarrollada por esta última es fundamental para el desarrollo de los fines específicos propios de la entidad bancaria.

 

 

Estas cuestiones fueron abordadas en la SD 17.505- Expte- 633/09- Autos caratulados : ” AGRANATI HÉCTOR FABIÁN c/ CITIBANK N.A. Y OTROS s/ ACCIDENTE- ACCIÓN CIVIL”- CNTRAB – SALA IX- 12/12/2.011,publicado por elDial.com para suscriptores en el día de ayer, 29/02/2012.

 

 

La Sala IX de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, integrada por los Sres Jueces Dres. Alvaro E. Balestrini y Roberto C. Pompa, resuelve: 1) Modificar parcialmente el fallo atacado y, en consecuencia, elevar el monto de la condena por la acción fundada en la Ley de Contrato de Trabajo a la suma de $ 19.914,66 que llevará intereses de acuerdo con lo decidido en la sede de grado e imponer las costas de ambas instancias por la acción fundada en el despido decidido, en el 60% a cargo de la parte actora y 40% a cargo de las accionadas; 2) Reducir el importe de la condena fundada en la acción por enfermedad profesional, a la suma de $ 190.000 ( Daño Material – Lucro Cesante y Daño Emergente – y Daño Moral), suma que llevará intereses de acuerdo a lo decidido en la Instancia de grado y mantener la imposición de las costas por este tramo de la acción, a cargo de las accionadas, que continúan siendo vencidas.

 

La Sentencia de la anterior Instancia había admitido en lo principal la demanda incoada por el Sr H.F. Agranati por despido y enfermedad profesional. Contra ella se alzan las partes actora, codemandada “Citytech S.A.”, codemandada “Mapfre A.R.T.  S.A.” y  codemandada “Citibank N.A.”.

 

La parte actora se agravia por el rechazo de los rubros ” comisiones y premios”, ” seguros de retiro “La Estrella “, artículo 132 bis, artículo 2 de la Ley 25.323, como así también por el salario utilizado como base de cálculo.

 

Respecto a los  agravios vertidos por la actora, los Sres Jueces de Cámara adelantan que no tendrán recepción favorable.

 

No se acreditó que le deban comisiones y premios

 

El primero de los agravios, esto es, el rechazo de los rubros reclamados en concepto de “comisiones y premios adeudados” lleva a los Sres Magistrados a argumentar que ya” del pronunciamiento apelado surgen debidamente valorados los testimonios ofrecidos a instancias de la parte actora y que ha sido precisamente lo que arroja dicha prueba  testifical , lo que impide el progreso de la pretensión bajo análisis”.

 

Los Sres Jueces de Cámara argumentan que “de la prueba  testimonial producida, no surge demostrada la existencia de la deuda denunciada en tal sentido, puesto que todos refirieron que el salario que percibían, estaba compuesto por la suma fija más las comisiones de $ 24 por venta y el premio de $ 50 al superar las 31 ventas y fueron contestes en señalar que así se determinaba el importe del salario y que así les abonaban el sueldo, lo que impide colegir la existencia de deuda en tal sentido”.

 

Fundamentalmente pusieron de relieve que si a todo lo dicho se añade ” que además la falta de individualización y detalle de las 1.364 operaciones respecto de las cuales el actor señaló que se adeudan comisiones constituyen un obstáculo más al progreso de la pretensión – tal como lo sostuvo con acierto la sentenciante de grado- y que , de conformidad con lo que surge de las constancias de autos, la totalidad de los instrumentos aludidos han sido desconocidos por la accionada y el actor no ha arrimado prueba válida en este sentido para acreditar su autenticidad”

 

La Sala concluyó – como lo hizo la Sra Juez a quo -en sentido adverso a la pretensión de la parte actora con referencia al rubro ” Seguro de Retiro La Estrella “. Se afirma que ” la demandante pretende bajo este concepto, el reintegro de la suma que el empleador debe destinar a la Federación mencionada en concepto de aporte y lo cierto es que el actor no se encuentra legitimado para accionar en tal sentido .

 

 

Corresponde corregir la suma en concepto de multa del art. 2 de la Ley 25.323

 

La Sala encontró atendible el agravio dirigido a cuestionar la suma que se difirió a condena en concepto de multa artículo 2 Ley 25.323, por cuanto a juzgar por las diferencias adeudadas en concepto de  integración del mes de despido más S.A.C. : $ 1.017,85 y la diferencia por indemnización sustitutiva de preaviso más S.A.C. : $ 1.871,82, lo que totaliza la suma de $ 2.889,67, corresponde por este rubro el 50% de dicho valor, que arroja un total de condena por el tópico de $ 1.444,83 y nunca de $ 508,92.

 

 

Cuánto le corresponde por Enfermedad contraída en el trabajo. Rubros. Argumentos.

 

Los Señores Jueces de Cámara puntualizaron que “atento la edad del trabajador al  momento de la detección de la patología auditiva ( 36 años), el tipo de secuelas que presenta como consecuencia del padecimiento ( según surge del informe médico : hipoacusia bilateral del orden del 20% de reducción auditiva ) , el importe salarial establecido en estse Expediente y su variabilidad durante el último año de la relación ( entre los $ 2.500 y los $ 3.500 mensuales), la vida útil restante, la ausencia de cargas de familia denunciadas, la posibilidad futura estimable de obtener un incremento en sus ingresos, así como como el carácter de las demandadas y la totalidad de parámetros detallados en las actuaciones, analizando todo ello a la luz de la  sana crítica y conforme los criterios antes expuestos, nos llevan a justipreciar el valor de la reparación por el Daño Material ( lesiones físicas, daño en la vida de relación, disminución de la capacidad auditiva, lucro cesante y daño emergente ) en la suma de $ 160.000. En concepto de Daño Moral,  se fija la suma de 30.000 $. TOTAL de la condena por la acción fundada en la normativa civil- enfermedad laboral- : $ 190.000.”

 

Los Magistrados se refirieron al invocado nexo causal, y al respecto afirmaron: ” no se ha tenido por acreditado en base a los informes médico y técnico, que sí han sido citados en apoyo de lo que se tiene por demostrado a través de los dichos de los testigos que laboraban junto al actor realizando idéntica tarea y soportando idénticas condiciones de trabajo”.

 

No obstante- afirmaron los Sres. Camaristas –  ” del informe médico,  sí surge que la afección que padece el actor y que lo  incapacita en el 20% de su total obrera, puede considerarse vinculada con la actividad laboral desplegada, de acuerdo al relato del actor y de las constancias que surgen de autos, extremo que, por resultar fundado en los conocimientos médicos del experto y en los estudios médicos que le fueron practicados, obtiene mayor fuerza de convicción y permite otorgar al Dictamen Médico suficiencia probatoria en tal sentido desde que proviene de un experto en la materia, que ha dictaminado con apoyo en los conocimientos que le provee la ciencia médica y que, aún teniendo en cuenta la impugnación de las partes, no aparece debidamente refutado, lo que me lleva a otorgarle pleno valor convictivo y suficiencia a sus conclusiones para considerar adecuada la decisión adoptada en este sentido”

 

Los Magistrados pusieron de relieve que ” si a todo lo expuesto se añade que el actor no padecía dicha patología al momento de iniciarse la vinculación laboral con la accionada, no cabe sino concluir que la ha adquirido como producto de las condiciones de su desempeño laboral y en tal contexto, no cabe sino confirmar la decisión recurrida, también en este sentido “.

 

 

Deben responder solidariamente el Banco y la Empresa de Telemarketing

 

Los Sres Jueces de Cámara argumentaron que ” la actividad de comercialización de los servicios y productos que provee la entidad bancaria demandada ( tarjetas de crédito, préstamos, etc) aunque pueda ser calificada de accesoria, se encuentra integrada y es, de algún modo, necesaria para el logro de sus fines, ya que su objeto principal conlleva la necesidad de promocionar tales servicios y productos,  a fin de captar nueva clientela o venderlos antiguos clientes, por lo que los servicios de ” telemarketing” que tal entidad bancaria delegó en la codemandada, constituyen presupuestos fundamentales para que pueda concretarse su finalidad específica propia”

 

En consecuencia, se dan las condiciones que requiere el artículo 30 de la Ley de Contrato de Trabajo para su aplicación,motivo por el cual deben responder por la condena solidariamente ambas codemandadas.

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: