Demanda de nulidad por simulación de la transferencia del 50% de las acciones de una S.A : La Cámara ordena la traba de una ” Anotación de Litis ” en el Registro de Acciones, no prosperando las dos cautelares solicitadas

by Dra. Adela Prat on febrero 10, 2012

En el caso que traemos hoy a los lectores, la parte actora- socio de “Nazca S.A.” – deduce una demanda ordinaria de nulidad por simulación de la transferencia del 50% del paquete accionario de ” Nazca S.A.”, contra los cedentes; la cesionaria( quien es suegra y madre respectivamente de los dos cedentes) y la sociedad por entender que fue partícipe del concierto simulatorio denunciado. En la demanda también solicita dos medidas cautelares que al ser rechazadas por el Juzgado de Primera Instancia, da origen a su apelación.

 

En primer lugar , corresponde dejar claro que dicha cesión de acciones fue concretada el 16.04.96, antes de la celebración de la Asamblea convocada para la fecha 16.05.09, donde se trataría la gestión de los Directores cedentes y sus remuneraciones, ello a efectos de que la cesionaria votara favorablemente el punto, dado que los cedentes tenían obligación de abstenerse. En pocas palabras, de no haber sido por la transferencia simulada, la gestión y remuneración de los Directores demandados, nunca habrá sido aprobada.

 

En segundo lugar, debemos conocer cuáles fueron las medidas cautelares solicitadas por el actor y accionista de “Nazca S.A.” y luego rechazadas por la Justicia y por qué. A saber: a) La suspensión del derecho a voto del ” accionista aparente” Matías Federico Cavuoti, respecto de las resoluciones referidas a la gestión, remoción, responsabilidad y remuneración de los Directores- accionistas cedentes: Osmar Pascual Cavuoti y Lila Iglesias de Cavuoti; b) La prohibiciónde innovar respecto de cualquier transferencia y/o constitución de gravamenes con relación a las acciones de titularidad de Matías Federico Cavuoti y/o de la cesionaria Dálida Alvarez de Iglesias – suegra y madre respectivamente, respecto de los dos cedentes– acciones emitidas por la sociedad.

No olvidar que Doña Dálida Alvarez de Iglesias después transfiere el famoso 50% del paquete accionario a favor Matías Federico Cavuoti, no demandado.

 

La Sra Juez de grado al rechazar tales medidas cautelares estimó que la acusada simulación de las transferencias de acciones impugnadas resulta insuficiente a los fines de demostrar el peligro en la demora y la verosimilitud del derecho, siendo que el peticionante podrá ocurrir por la vía establecida por los artículos 251 y 252.

 

Tras la apelación esgrimida por la parte actora, la Sala A de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, integrada por las Sras Juezas Dras María Elsa Uzal, Isabel Míguez y el Sr Juez Dr. Alfredo A. Kölliker Frers, estimaron parcialmente el recurso interpuesto por la actora y por ende, modificaron el pronunciamiento dictado en grado, ordenando la traba de una medida cautelar consistente en la “Anotación de Litis” en el Registro de Acciones de  “Nazca S.A.”, bajo responsabilidad de la parte actora. Ello, previa caución real que deberá prestar el actor a satisfacción de la de magistrada de grado, por el monto que ésta determine.

 

¿Por qué resuelve la Sala en tal sentido? Por varias razones. A saber: ( a) En orden a la naturaleza de la acción promovida: demanda ordinaria de nulidad por simulación de la transferencia del 50% de las acciones de ” Nazca S.A.”, esta medida : la Anotación de Litis en el Libro Registro de Acciones ,( y nunca las solicitadas), se muestra adecuada en tanto tiene por objeto la publicidad del pleito para que los terceros tomen conocimiento pero sin restringir las facultades de disposición a las cuales se refiere la medida;   ( b) Porque el Tribunal dijo no poder soslayar tampoco el alto grado de conflictividad suscitado en el seno de “Nazca S.A. y que motivó la promoción de diversas causas judiciales e incluso, la intervención judicial de la sociedad – medida que se encuentra vigente a la fecha – por lo que sin juzgar sobre la legitimidad , o no, de la transferencia de acciones  después efectuada por Dálida Alvarez de Iglesias a favor de Matías Federico Cavuoti – cuestión que se reitera, no forma parte del objeto de la demanda- estimó procedente ordenar bajo responsabilidad de la parte actora, la referida Anotación de Litis en el Registro de Acciones de “Nazca S.A.”. Ello, previa caución real que deberá prestar el actor a satisfacción de la magistrada de grado,y por el monto que ésta determine.

 

He efectuado hasta aquí, una mirada panorámica, un paneo general del pleito, con el objetivo de hacer más comprensible a los lectores el “thema decidendi” abordado en los Autos caratulados : ” SERAFICA MARTINI MARIO ALBERTO ALFREDO c/ NAZCA S.A. y OTROS s/ MEDIDA PRECAUTORIA ” ( Reg. 016773/2010)- CNCOM – SALA A- 27/10/11,publicado por elDial.com – AA7366, en el día de la fecha, 10/02/2.012.-

 

Hasta aquí ya hemos relatado los hechos que generaron esta petición de medidas cautelares, y las sentencias de Primera y Segunda Instancia. Podríamos decir que conocemos “casi” todo el Expediente, en una apretada síntesis.

 

No obstante faltan conocer los argumentos jurídicos esgrimidos por la Sala A para adoptar la resolución arriba comentada.

 

Antes de ello, cabe añadir que Mario Alberto Alfredo Serafica Martini, socio de “Nazca S.A.” actor en estos autos y en los autos caratulados : ” Serafica Martini Mario Alberto Alfredo c/ Nazca S.A. s/ Ordinario”, en estos últimos autos logró el nombramiento de un Interventor Judicial, que previa intimación acompañó al Expte que comentamos, la comunicación formalizada el 11.03.2011, en los términos del artículo 215 LSC, por Doña Lila Iglesias de Cavuoti – en representación de Dálida Alvarez de Iglesias- haciendo saber a la sociedad la transferencia del paquete accionario de titularidad de su representada a favor de Matías Federico Cavuoti y la pertinente registración, quien no fue demandado en autos.-

 

Frente a tal situación fáctica, la Sala A, al resolver como lo hizo, ordenando la “Anotación de Litis” como única medida cautelar ( distinta a los dos cautelares solicitadas, que fueron desestimadas), remarcó los siguientes argumentos:

 

(i) ” Con independencia de si concurre, o no, en el caso, el requisito del ” fumus bonis iuris” que exige el dictado de toda medida cautelar, las medidas solicitadas( léase :a) Suspensión del derecho a voto del ” accionista aparente” Matías Federico Cavuoti y b) Prohibición de innovar respecto de cualquier transferencia con relación a las acciones del nombrado y/o de Dálida Alvarez de Iglesias emitidas por “Nazca S.A.”) se muestran improcedentes, a poco que se repare en que se encuentran destinadas a afectar los derechos e intereses de un sujeto que no reviste la condición de parte en el litigio, en razón de no haber sido demandado( se refiere a Matías Federico Cavuoti).”

 

(ii) Específicamente, “en lo que toca al pedido de suspensión del derecho a voto del ” accionista aparente” respecto de las resoluciones referidas a la gestión, remoción, responsabilidad y remuneración de los dos socios cedentes, cabe señalar que no es dable a los Jueces emitir decisiones en abstracto, con vistas a eventuales vicisitudes coyunturales susceptibles de verificarse en el futuro, por probables que éstas sean esto dicho, con referencia al marco de las Asambleas que pudieran llegar a ser convocadas.”

 

(iii) ” Los Jueces sólo están facultados a ejercer la potestad jurisdiccional de que se hallan investidos en casos determinados, concretamente sometidos a su conocimiento, no pudiendo pronunciarse sobre cuestiones meramente técnicas teóricas, abstractas, futuras o hipotéticas “.

 

(iv) ” En mérito a la gravedad del objeto de la medida, en tanto entraña el cercenamiento parcial del ejercicio de un derecho, su admisibilidad debe ser interpretada con criterio sumamente restrictivo, debiendo tutelarse los distintos intereses en juego – tanto de la sociedad como los del eventual afectado – para lo cual es necesario ponderar las concretas circunstancias de cada caso en particular “.

 

(v) ” Constituye un recaudo insoslayable de procedencia de la suspensión provisional de los derechos que asisten al socio como tal, la existencia de un marco fáctico con suficiente grado de verosimilitud, respecto de la existencia de una actuación por parte de aquél , susceptible de dañar a la sociedad”.

 

(vi) ” En lo que hace a la prohibición de innovar, se impone puntualizar que, amén de que por no resultar parte en el proceso el actual titular del paquete accionario involucrado en la acción de simulación, su dictado  aparece ” prima facie” como improcedente;- ello, debido a que las medidas cautelares no pueden  en principio afectar a terceros ajenos al proceso -, de todos modos no debe perderse de vista que al tratarse de un remedio de excepción dentro de las medidas cautelares, la valoración de las circunstancias que conducen a su reconocimiento debe ser extremadamente cuidadosa, y necesariamente restringida, en especial cuando se trata de limitar facultades”.

 

(vii) Vale la pena reiterar, como corolario, el principio esgrimido por la Sala, relativo a que ” las medidas cautelares no pueden– en principio- afectar a terceros ajenos al proceso”

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: