Declaran procedente una Acción de Nulidad de Reconocimiento Paterno y el reclamo de Filiación Extramatrimonial. Condenan al demandado a resarcir el daño moral a la hija biológica

by Dra. Adela Prat on febrero 13, 2012

La Sala K de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, integrada por las Sras Juezas Dras. Lidia B. Hernández y Raquel Elena Rizzo y el Sr. Juez Dr. Oscar J. Ameal modificó la Sentencia de Primera Instancia en cuanto al monto del Daño Moral, incrementándolo a la suma de $ 20.000 a pagar por el padre biológico a  favor de su hija y  la confirmó por otra parte, en todo lo demás que decide, que consiste en: a) Hacer lugar a la Acción de Nulidad de Reconocimiento Paterno ; b) Declarar procedente el Reclamo de Filiación Extramatrimonial.

 

En este caso, la progenitora ocultó a su concubino, la verdadera paternidad de su hija M.A.M.M. nacida en la Ciudad de Buenos Aires el día 25 de julio de 1.995, hija de C.D.M. y E.M., reconocimiento efectuado el 22 de agosto de 1.995 ante el Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas.

 

En el año 1.999, este hecho originó la acción de Nulidad del reconocimiento de paternidad efectuado y el reclamo de filiación extramatrimonial al Sr  M.A., padre biológico de M.A.M.M.- Ambas acciones prosperan en Primera Instancia del Fuero Civil y son confirmadas por la Sala K de la Cámara , modificándose  por el Tribunal de Alzada el monto que M.A. debe pagar a su hija biológica, el que se fija en 20.000$ a depositar en la cuenta de autos dentro del plazo de 10 días bajo apercibimiento de ejecución.

 

 

Esta cuestión fue abordada en los autos caratulados: ” M., C. D contra M., E sobre NULIDAD. ORDINARIO  y  M.,  E. contra A., M. sobre FILIACIÓN. ORDINARIO “- CNCIV- SALA K- 07/12/2011, publicado por elDial.com – AA72E9, en el día de la fecha, 13/02/2.012.

 

 

I. Prescripción.En primer término, la Sala K analiza si está o no prescripta la acción de nulidad de reconocimiento por vicios del consentimiento, como es el caso y concluye que no prescribió pues al iniciarse no habían transcurrido el plazo de los dos( 2) años que marca la ley contados desde conocido el vicio y como se ha visto en aquél juicio se ha acreditado y el demandado no ha cuestionado, que la madre ha ocultado a su concubino quién era el verdadero padre de la menor.

 

II. Prueba biológica

La prueba biológica acreditó la existencia de  relación paterno filial con otro hombre – el demandado – quien intentó relativizar la fuerza probatoria de la prueba pericial producida en autos y asimismo cuestionó la importancia que se le atribuye a las pruebas biológicas y en especial, a la prueba genética en los juicios de filiación.

 

Los Sres Jueces de Cámara replicaron esa postura del demandado y añadieron: ” Cabe destacar que la actual posición del demandado contradice la conducta asumida por el mismo en el proceso. En efecto, a fs 102, en la Audiencia convocada en los términos del artículo 360 del Código Procesal, las partes resolvieron desistir de todas las pruebas y mantener únicamente la prueba genética (ADN) y solicitan la remisión del Expte. Nº 25.423/2002 al Cuerpo Médico Forense “.

 

Acto seguido, puntualizaron que ” De acuerdo al Dictamen del Cuerpo Médico Forense, la probabilidad de paternidad de M.A.  en relación a M.A.M es de 99,9927 % “.-

 

Al describir la anterior conducta del demandado, los Sres Magistrados remarcaron: ” se pone de manifiesto la contradicción con la pretensión actual y ello lleva a referirse específicamente a  la doctrina de los propios actos . Siguiendo a Díez Picazo, cabe considerar presupuesto de aplicación de esta teoría: a) Que se haya observado dentro de una determinada situación jurídica, una conducta relevante y eficaz; b) Que con posterioridad, la misma persona intente el ejercicio de un derecho, creando una situación litigiosa y formulando en ella determinada pretensión; c) Que entre la conducta anterior y la pretensión posterior, exista incompatibilidad o contradicción que atente contra la buena fe.

 

Los Sres Jueces de Cámara pusieron de relieve que ” Como se advierte, la existencia de tales elementos se cumple en el caso de autos” porque el actor ” durante la tramitación del juicio aceptó la prueba genética como relevante y no sólo se sometió a la prueba biológica y no la impugnó cuando tuvo conocimiento de su resultado , sino que, por el contrario, en la Audiencia de prueba ambas partes acordaron desistir de las restantes pruebas pendientes de producción”.

 

“Al actuar de ese modo en la Audiencia donde el Juez y las partes acordaron sobre las pruebas relevantes, sin advertir que no aceptaría la biológica como única prueba, no cabe duda que su conducta fue contraria a la buena fe que debe primar en el proceso, violando el principio de colaboración para la contraria y el Juzgado”- afirmó la Sala.

 

La sentencia deja en claro que “Por ello, atacar el valor probatorio de la prueba genética en general en los Juicios de Filiación y la producida en autos, reproduciendo las efectuadas en el alegado, aparece como contraria a sus propios actos asumidos anteriormente y – como ya se dejó constancia – contrarios a la buena fe procesal “.

 

Como corolario de este tema, los Magistrados añadieron: “La jurisprudencia ha señalado que nadie puede ponerse en contradicción con sus propios actos, y toda pretensión formulada dentro de una situación litigiosa, por una persona que anteriormente ha realizado una conducta incompatible con esta pretensión, debe ser desestimada ( CSJN, marzo 17 -998, La Ley 1998-E-425; CSJN, nov. 25-997, DJ 1998-2-232; esta Sala K 1999-09-21, en ED 185-845 sin pretender agotar las citas)

 

II.1.- Valor de la Prueba genética. Algunas reflexiones

 

Los Sres Camaristas destacaron que ” actualmente, la doctrina y jurisprudencia concuerdan sobre la importancia de las pruebas biológicas, principalmente porque a través de la concordancia hallada a los exámenes genéticos, mediante la investigación del grupo sanguíneo, el sistema de histocompatibilidad ( H.L.A.), proteínas plasmáticas y recientemente  el A.D.N. , puede llegarse a la determinación positiva de paternidad con un alto grado de probabilidad, e incluso cercano a la certeza (cotejo de ADN) ”.-

 

Remarcaron los Magistrados que “En el caso de autos, la prueba consistió en el análisis de los polimorfismos del ADN destinados a establecer la existencia de vínculo biológico paterno-filial entre A.M. ( padre alegado) y M.M., M.A. ( titular)“.

 

” Es cierto, como dice el demandado, y así se ha considerado científicamente y lo ha resuelto la jurisprudencia, que el método utilizado es de probabilidad de la paternidad – por lo que la atribución de paternidad resulta de un porcentaje de probabilidades-. Pero cuando, como en el caso de autos,  el porcentaje es de un 99,9927 %, ello lleva a la conclusión de paternidad prácticamente probada ( véase voto Dr. Zannoni, refiriéndose al sistema H.L.A.) en CNCiv., Sala A, fallo 7/03/985 en Jurisprudencia de la Capital, año I, núm. 7, p. 3 del 29.04.1985). De allí que en ese mismo fallo que el aporte de nuevas pruebas y exámenes biológicos relativos a la determinación de la paternidad hacen perder relevancia a la prueba precisa de las relaciones sexuales entre el presento padre y la madre en el período legal de la concepción “- enfatizó la Sala.

 

Finalmente, en cuanto a este punto se refiere, los Magistrados señalaron que: “Las pruebas biológicas de paternidad son una forma de las llamadas, pruebas estadísticas, según las cuales es posible calcular cuál es la probabilidad de que el padre alegado sea el padre biológico y permiten estimar cuál sería la probabilidad de paternidad considerando según el porcentaje resultante de más del 99%, probabilidad extremadamente probable y paternidad prácticamente probada ” ( cfr.  Alvárez, Gladys y Gregorio L, “Prueba de exclusión o presunción de paternidad”- La Ley 1992 – B- 254 ).-

 

III. Daño Moral. Interés superior del Niño.

En cuanto al Daño Moral, “debe valorarse la conducta del demandado durante el juicio y en este aspecto no se han desvirtuado las conclusiones de la sentenciante en el sentido de su conducta obstruccionista respecto de la prueba biológica y su reiterada negativa de la relación paterno – filial, aún después de realizada la prueba biológica y no habiéndola impugnado  ” – enfatizaron los Jueces de Cámara.

 

Sentado lo anterior, añadieron: ” Los reiterados incumplimientos a presentarse al Cuerpo Médico Forense, a pesar de las sucesivas citaciones y su presentación cuando ya se iba a tener presente las consecuencias de su negativa al dictarse la sentencia, muestran una conducta reprochable que no se justifica con las excusas inoportunas que ahora se traen .

 

En consecuencia, la Sala resolvió hacer lugar al agravio de la Sra Defensora de Menores e Incapaces e incrementar la suma fijada como resarcitoria del Daño Moral a la de 20.000$, por considerar insuficiente la suma fijada en la anterior Instancia ( $ 10.000 ).

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: