En un Concurso Preventivo, la Sala E fijó pautas para el cumplimiento del Pronto Pago de los Créditos Laborales. Leer Conclusiones.

by Dra. Adela Prat on enero 25, 2012

Hoy traemos a los lectores un fallo de la Sala E de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, integrada por los Sres Jueces Dres Miguel F. Bargalló y Ángel O. Sala que resolvió admitir el recurso de la Empresa que tramita su Concurso Preventivo y revocar la Sentencia apelada y modificar en forma oficiosa el proveído dictado en los autos principales, disponiendo que la Síndica proceda a afectar el 3% mensual del ingreso bruto de la concursada para afrontar el pronto pago de los créditos laborales.

 

 

Esta cuestión fue abordada en los Autos caratulados : ” ALFOMBRAS DEL SUR S.A. s/ CONCURSO PREVENTIVO s/ INCIDENTE DE APELACIÓN ( ART. 250 CPCCN)”(Reg. 17167/11)- CNCOM – SALA E- 20/10/2.011publicado por elDial.com – AA7296  en el día de la fecha, 25/01/2.012.

 

 

La Sentencia de Primera Instancia rechazó la autorización pedida por la deudora para celebrar un acuerdo de pago con los acreedores a quienes se le reconoció el derecho al pronto pago.

 

Los Sres Jueces de Cámara explicaron que ” el instituto del pronto pago tiene una regulación ambivalente. Desde la óptica del concursado – puntualizaron – conforma una autorización que se le concede para atender un crédito de causa anterior a la presentación en concurso y, que desde el punto de vista del trabajador, es una manifestación del ejercicio de su derecho creditorio a percibir rápidamente su acreencia atento a su naturaleza alimentaria ” ( cfr. Junyent Bas, Francisco – Flores, Fernando: “Las relaciones laborales ante el concurso y la quiebra”, pág. 212, Editorial Ábaco, edición 2.004).

 

Continuando con la referencia a la doctrina citada, los Magistrados puntualizaron : ” de ahí que este derecho no es sólo un mero reconocimiento de la acreencia privilegiada derivada de la relación de empleo, sino que consiste en la facultad que tiene esta clase de acreedor a que se le abonen sus acreencias sin necesidad de esperar la presentación de propuestas o la distribución final de fondos, según el caso ( conf. ob. citada)”.

 

Sentado lo anterior, los Señores Camaristas pusieron de relieve que ” el pago inmediato de estos créditos por parte de la concursada, se encuentra sujeto sin embargo a una doble condición: la existencia de fondos líquidos y la suficiencia de ellos para afrontar el pago total de los créditos laborales pendientes de pronto pago. Caso contrario, el Síndico debe efectuar un Proyecto de Distribución de Fondos existentes, prorraténdolos según la cuantía y privilegio de los créditos respectivos ( conf. Rouillón Adolfo; ” Régimen de Concursos y Quiebras Ley 24.522″, Editorial Astrea, edición 2.010 ).

 

Los Magistrados memoraron que “en autos, el Juez de grado reconoció el derecho al pronto pago a los acreedores laborales que totalizan la cantidad de veintisiete ( 27 )”.

 

Recordaron los Sres Jueces, que ” por su parte, la Concursada solicitó autorización para celebrar un Convenio de Pago con sólo veinte ( 20) de esos acreedores”. De modo que – señalaron- el Convenio que la Concursada pretende celebrar no involucra a la totalidad de los acreedores a quienes se les reconoció ese derecho. Tampoco surge de las actuaciones, la existencia de fondos líquidos disponibles para abonar el pasivo laboral no incluido en la propuesta de cancelación”.

 

“Ahora bien, en los autos principales – que la Sala tuvo a la vista- fue recientemente dispuesta una intimación a la Sindicatura a fin de que afecte el 1% mensual del ingreso bruto de la concursada para abonar los créditos con derecho a pronto pago– enfatizó la Sala.

 

En la sentencia se lee que Según la última reforma de la Ley 24.522, el porcentual a aplicarse sobre los ingresos brutos es ahora un 3% y el Síndico debe efectuar un Plan de Pago proporcional a los créditos, no pudiendo exceder cada pago individual el monto equivalente a cuatro salarios mínimos vitales y móviles ( LCQ, artículo 16 modificado por la Ley 26.684)”.

 

Lo cierto es que la Concursada – relatan los Magistrados-” presentó en el Expediente principal un pronóstico de ingresos anuales para el año en curso que oscilan, según el mes, entre la suma de $ 1.165.252  y  $ 3.170.000″ –  tras lo cual añadieron -: “Asimismo la Sindicatura presentó presentó a la fecha dos Informes sobre la evolución de la empresa, de los cuales surgen las sumas que estimativamente ingresaron por ventas en el primer semestre del año y el déficit para ese período”.

 

Los Sres Jueces de Cámara pusieron de relieve que ” En el marco descripto, teniendo en cuenta los ingresos estimados en el Expediente principal y el límite que la Ley impone para los pagos individuales – $ 9.200 por acreedor , considerando que el salario mínimo, vital y móvil asciende actualmente a $ 2.300, esta Sala no advierte impedimiento para autorizar a la concursada a celebrar el acuerdo pretendido”.

 

¿Por qué resuelve así la Sala E ? Los Magistrados responden a este interrogante, expresando: ” Ello así, pues es inminente el ingreso al concurso de fondos suficientes como para abonar el pasivo laboral no incluido en la propuesta de cancelación, en la proporción que la Ley establece”.

 

Y corrobora la Sala tal resolución, manifestando: “Esta es la solución que mejor concilia con la finalidad del instituto de pronto pago, ya que prioriza el pago inmediato de los réditos involucrados en el acuerdo, sin dejar  desamparados a los restantes acreedores, quienes percibirán sus acreencias a medida que ingresen fondos al Concurso”.

 

CONCLUSIONES :1ra) El Tribunal de Alzada revoca la Sentencia de Primera Instancia, y en consecuencia autoriza a la deudora para celebrar el acuerdo de pago con 20 acreedores de los 27 a quienes se les reconoció el derecho al pronto pago, porque es inminente el ingreso al concurso de fondos suficientes como para abonar el resto del pasivo laboral no incluido en la propuesta de cancelación, en la proporción que la Ley establece. O sea que no de ja desamparados a los restantes acreedores, quienes percibirán sus acreencias a medida que ingresen fondos al concurso;

 

2da) El Tribunal de Alzada dispone de oficio que la Síndica proceda a afectar el 3% mensual del ingreso bruto de la concursada, tal como lo manda la nueva Ley 26.684,(Art 16 Ley 24.522 modificado por la Ley 26.684), mientras que en los autos principales se había intimado a la Sindicatura a fin de que afecte el 1% mensual del ingreso bruto de la concursada para abonar los créditos con derecho a pronto pago;

 

3ra) Cada acreedor laboral– de los 20 – a quien se le reconoció el derecho al pronto pago, podrá celebrar el acuerdo con la concursada y cobrará $ 9.200 considerando  que el Salario Mínimo, Vital y Móvil asciende -a la fecha del fallo -a la suma de $ 2.300 y el monto a cobrar es equivalente a cuatro ( 4 )  S.M.V.M.-

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: