Aprueban Medida Cautelar que suspende decisiones de Asamblea Ordinaria y Extraordinaria de una S.A. pero obligan al peticionante a prestar Caución Real

by Dra. Adela Prat on enero 11, 2012

Las Señoras Juezas que integran la Sala B de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Dra Matilde E. Ballerini y Dra María L. Gómez Alonso de Díaz Cordero firman esta sentencia que desestima en lo principal el Recurso de Apelación interpuesto por la S.A. demandada contra la sentencia de Primera Instancia que suspendió cautelarmente los efectos y la ejecución de las decisiones asamblearias aprobadas en la Asamblea Gral Ordinaria y Extraordinaria de la recurrente, “Parador Norte S.A “.

Por tanto, la Medida Cautelar aludida quedó aprobada, admitiéndose en cambio, la petición de cantracautela real y se recomienda al Magistrado de la anterior Instancia establecer el quantum y el modo de efectivizarse de la misma , contracuatela que deberá prestar la parte actora, el accionista Palmeiro, para la Medida Cautelar decretada.

Cabe agregar que entre las decisiones adoptadas por las Asambleas están en juego la aprobación del Balance, el incumplimiento de la prohibición de votar en asuntos en los que se tuviera un interés contrario a la sociedad – art. 241 LSC -, un aumento de capital– posible maniobra tendiente a diluir la participación de un socio dentro de la sociedad – y otras cuestiones tales como el incumplimiento del deber de información al socio y la ausencia del veedor designado por el Juzgado.

 

La cuestión de la Medida Cautelar  fue abordada en los Autos caratulados : ” PALMEIRO GUILLERMO CÉSAR c/ PARADOR NORTE S.A. s/ MEDIDA PRECAUTORIA s/ INCIDENTE DE APELACIÓN ART. 250 CPROC ” ( Reg. Nº 46768/2010)- CNCOM – SALA B- 14/10/2.011, publicado por elDial.com – AA729F, en el día de la fecha, 11/01/2012.

 

Apeló la demandada la resolución judicial que suspendió cautelarmente los efectos y – con ello- la ejecución de las decisiones asamblearias aprobadas en la Asamblea Gral Ordinaria y Extraordinaria de ” Parador Norte S.A. “ celebrada el 09.03.10.

 

El Orden del Día de la Asamblea en cuestión, en lo que aquí interesa, contuvo(i) la consideración y aprobación de los Estados Contables correspondientes al ejercicio económico cerrado al 31.10.09,(ii) el Destino de los Resultados ,(iii) la Aprobación de la Gestión del Directorio y los Honorarios y Remuneración de los Directores;(iv) la designación del Síndico Titular y Suplente y sus Honorarios y (v) un Aumento de Capital.

 

 

Qué argumentó la Sentencia de Primera Instancia

El Sr Juez a quo a fin de admitir la medida cautelar, ponderó que la realización de la Asamblea no fue notificada a la veedora judicial; que se incumplió el deber de información con relación al actor de modo previo a celebrarse el acto asambleario; que los Directores participantes intervinieron en la aprobación de su propia gestión, fijando sus propias remuneraciones que superaron los topes legales; que habrían existido vicios en el Balance; que se habrían contabilizado indebidamente resultados de ejercicios anteriores e indebida acumulación de resultados no asignados; que se habrían violado derechos individuales del actor como accionista derivados del nuevo aumento de capital aprobado.

 

 

Por qué la Sala B, al rechazar el Recurso de Apelación, coincide con la Sentencia de grado.

Las Magistradas de Cámara puntualizaron que ” las atribuciones judiciales para disponer la suspensión de resoluciones asamblearias , se subordinas a la existencia de motivos graves que deben merituarse en función del perjuicio que podría ocasionar al interés social, que predomina sobre el particular del peticionario ” y citaron como apoyatura de su argumentación, un precedente de la CNcom., de esta misma Sala B, in re ” Lareo Pedreira, Claudino y otro c/ Justo 1130 S.A y otro s/ Medida Precautoria ” del 12.03.99

 

Acto seguido añadieron: ” De las constancias de esta causa y de las que se tienen a la vista por expreso pedido de la apelante y que da cuenta del conflicto habido entre las partes, emergen una serie de indicios y elementos de juicio que autorizan a confirmar lo decidido en la anterior Instancia”.

  • En primer lugar, las Camaristas señalaron que ” no parece admisible que la sociedad demandada, no haya notificado en forma fehaciente a la veedora judicial designada en el juicio ordinario seguido entre las mismas partes de cuya cuestionada intervención se encontraba anoticiada desde noviembre del año anterior; medida que luego de la celebración de la Asamblea aquí cuestionada, y con motivo de la celebración de la misma a espaldas de la veedora, fue agravada a la de coadministración del ente social, medida que a la fecha se encuentra también firme;
  • En segundo lugar, destacaron el agravio referido a la falta de información al socio, previa a la Asamblea. El recurrente se limitó a minimizar sin refutar debidamente el  agravio y soslayó todo comentario sobre los demás puntos del Orden del Día antes enumerados.
Incumplió así la recurrente, la manda del Código Procesal : 265, por lo que no se aprecia posible admitir el Recurso de Apelación entablado.
1. El Balance.  Las Magistradas pusieron de relieve que el balance como tal ” tiene importancia en cualquier empresa, y cobra especial significado en la S.A. para los socios y terceros, por su triple función de hacer conocer el Estado Patrimonial de la Sociedad, asegurar la Integridad del Capital, dar a conocer los Negocios Sociales y sus consecuencias, la Distribución de Utilidades o la Distribución de las Pérdidas ( confr. Halperín Isaac, “Sociedades Anónimas “, 1978, pág 468 y sigtes) “.
” Es por ello, y la indudable importancia de la aprobación de los Balances, que la Resolución que adopta esa decisión, resulta– en principio – susceptible de suspensión cautelar (CNCom., esta Sala B, in re ” Vergara Hegi Seguros s/ presunto ejercicio anormal de la actividad aseguradora “, del 21.06.96; íd., in re ” Moroco, Oscar E c/ Lamartine S.A. s/ Medida Precautoria ” del 04/12/98 ) – afirmó la Sala.
En tal sentido, se resuelve: ” La aprobación del Balance , sin haberse cumplido debidamente el deber de información al socio reclamante y sin la veeduría de la funcionaria designada por el Juzgado interviniente, ameritan confirmar lo decidido “.
2. Violación de prohibición de votar: Art. 241 Ley 19.550. Este artículo impone a los Directores, Síndicos , miembros del Consejo de Vigilancia y Gerentes, la prohibición de votar con relación a determinados asuntos en los cuales podrían tener un interés contrario a la sociedad. El fundamento de la interdicción no es otro que evitar que los miembros de estos órganos, se conviertan en jueces de su propia  actuación.
“Es que el Director o el Gerente que vota aprobando su propia gestión, se convierte en Juez de su propia conducta, actuando en interés propio y no de  la sociedad, condición esencial para la validez del voto en virtud del principio establecido por el artículo 248 de la LSC ( CNCom., esta Sala B, in re “ González Franci Ana c/ González Taboada SRL s/ Sumario” del 07.02.95 ) “- enfatizan las Magistradas
Las Dras Ballerini y Gómez Alonso de Díaz Cordero expresaron que: ” En el caso bajo examen, conforme se desprende del Acta de Asamblea acompañada, aparecería prima facie incumplida la prohibición del artículo 241 LSC y la invocada violación de la prohibición que establece dicho artículo, por parte de quien se habría autoaprobado su gestión, constituye motivo grave suficiente para el dictado de la medida precautoria pedida la respecto, más allá del carácter restrictivo con que debe efectuarse la apreciación sobre la procedencia de este tipo de resortes “.
3. Aprobación de un Aumento de Capital. “De igual modo, la decisión aprobada en la Asamblea cuestionada, aprobando un aumento de capital, más allá de lo que pudiera resolverse en definitiva acerca de la cuestión una vez tramitado el pleito y sin adelantar juicio alguno al respecto, evaluando una serie de indicios y elementos de juicio, autorizan a asignar cierto grado de verosimilitud a la versión de los hechos aportada por el solicitante y por la veedora en sus informes obrantes en el Expediente Ordinario en punto a la posibilidad de que el aumento de capital aprobado en la cuestionada Asamblea podría eventualmente llegar a constituir una maniobra tendiente a diluir la participación de éste dentro de la sociedad, con lo que se encontrarían prima facie reunidos los motivos graves a que hace referencia la LS : 252 ( cfr. CNCom, Sala C, in re ” Branchi, Héctor y otro c/ Blue One S.A y otros s/ medida precautoria” del 31.03.00). Por todo lo expuesto, se confirmará lo decidido en este punto ” destacaron las Dras Ballerini y Gómez Alonso de Díaz Cordero.
CONTRACAUTELA. La Sala resuelve que ” se admitirá – en cambio – la petición de contracautela real “. ” La contracautela- antes fijada por el Sr Juez a quo, fue fijada en $30.000 para una veeduría que ya fue finalizada y no se amplió para su agravamiento. Por ello  se encomendará al Magistrado de la anterior Instancia, establecer el quantum y el modo de efectivizarse de una caución real que deberá prestarse para la medida cautelar decretada”
Se recuerda que que ” el fundamento de la contracautela radica en la circunstancia de que la medida cautelar se decreta inaudita pars y tiene la función de amparar al destinatario de la cautela, asegurándose para la eventualidad de que ésta haya sido obtenida sin derecho”

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: