Daño Patrimonial y Daño Moral a cargo de la Concesionaria por vender un vehículo con el cuentakilómetros adulterado

by Dra. Adela Prat on diciembre 2, 2011

La Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial , tras resolver que el fabricante del vehículo – Daimler Chrysler – carecía de legitimación pasiva en este pleito por su ausencia de intervención en la compraventa – hizo lugar a la demanda entablada por el comprador de un automóvil, contra la concesionaria “Guini S.A.”, con la pretensión de obtener una indemnización de daños y perjuicios, dado que el cuentakilómetros estaba adulterado.

Mucho más que lo relatado se debatió en este proceso. El Señor Don Juan Manuel Torres, comprador del vehículo, había peticionado que se reduzca el precio pagado y se reconozca indemnización por daños y perjuicios, por rotura de la transmisión automática a los pocos días de uso del rodado y como ya se anticipó , por cuentakilómetros adulterado.

El actor, alegó vicios redhibitorios y esgrimió la acción quanti minoris, a posteriori declarada improcedente por falta de prueba, a la vez que se entendió que este caso, no  encuabraba en el  marco de los vicios redhibitorios.

Como hemos visto, sólo prosperó la acción respecto de la adulteración del cuentakilómetros y se fundamentó la sentencia en los artículos 4, 10 bis, párrafo final y 11 de la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor – incumplimiento del deber de información -.

 

Hecha esta introducción presentamos el fallo. Se trata del Expte. 11.371/03- Autos caratulados : “TORRE , JUAN MANUEL c/ GUNI S.A. Y OTRO s/ ORDINARIO” – CNCOM – SALA C- 09/09/2011.

 

Los Magistrados integrantes de la Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial ,al referirse al fabricante del vehículo- Daimler Chrysler – puntualizaron que  ” la concedente no puede, cuanto menos en principio, ser responsabilizada por las consecuencias de la ausencia de control sobre la concesionaria como modo de evitar el obrar ilícito de algún empleado infiel de ésta, aún admitiendo, en vía de hipótesis que esa alteración fue realizada por un dependiente de alguna de las concesionarias de la marca “Daimler Chrysler ” donde el vehículo fue atendido”.

 

En consecuencia, se otorga andamiento a la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por el fabricante, al entenderse que  ” a la concedente aquí excepcionante ninguna intervención le cupo en el negocio concluido entre Torres y Guini S.A “. Asimismo la Sala deja claro que este asunto ” no encuadra en los términos del artículo 40 de la Ley 24.240″(que es el que se refiere a los daños por vicio o riesgo de la cosa, en cuyo caso responderán solidariamente el fabricante y el vendedor ).

 

Los Magistrados, frente a la alegación efectuada por el actor, respecto de la existencia de vicios redhibitorios en el automóvil comprado, puntualizaron que : “Se denominan vicios redhibitorios a los defectos ocultos de la cosa, cuyo dominio, condominio, uso o goce se acordó a título oneroso” añadiendo que “para ser considerados como tales deben ellos ser de tal importancia que tornen a la cosa inepta para su destino, no deben haber sido conocidos por el adquirente y deben haber existido al tiempo de la adquisición” (doctrina del Artículo 2164 del Código Civil).

 

En el presente caso, el actor esgrimió la acción quanti minoris ( artículo 2174 del Código Civil) para que se reduzca el precio pagado, o , en otros términos, como reza el artículo recién citado: “para que se baje del precio el menor valor de la cosa por el vicio redhibitorio “.

 

El Tribunal de Alzada entiende que no hay vicio redhibitorio porque- reiteró- para ser considerado como tal debe ser de tal importancia que torne a la cosa inepta para su destino y no ese precisamente, el caso de autos y concluye que ” lo que se encuentra afectada es la calidad del rodado que fue enajenado al actor, pues lo que a él fue provisto vino a ser así, en cierta medida, algo diverso de lo debido. Lo defectuoso no fue, en este caso – manifestaron – la cosa misma, sino el cumplimiento, al haberse entregado una cosa con cualidad diversa de la ofrecida por el vendedor y querida por comprador”.

 

Al pasar a analizar el caso bajo el prisma de la Ley de Defensa del Consumidor, la Sala C destacó que: ” según los parámetros que brindan los arts. 4, 10 bis, párrafo final y 11 de la Ley 24.240, el enajenante debe brindar al comprador  (consumidor) información ” cierta, clara y detallada de todo lo relacionado con las características esenciales “ del objeto de que se trata y le es provisto; y que ante el incumplimiento, puede el  adquirente, reclamar los daños y perjuicios correspondientes. “.

 

“Más allá de que el lugar donde fue alterado el odómetro del vehículo y el autor material de la maniobra no pudieron ser individualizados, quedó demostrado que cuando el aquí actor adquirió de manos de ” Guini S.A. ” el vehículo en cuestión, éste había recorrido algo más de 43.062 Km y no cerca de 23.500 Km, lo cual en ese momento surgía del cuentakilómetros incorporado a la unidad automotriz”  -afirmó la Sala mencionada -.

 

En suma el argumento medular de la sentencia de autos, es que ” el deber de informar con certeza no fue cumplido por Guini S.A.: como concesionaria de la marca Chrysler pudo y debió ella  – por sí misma o por medio de Guini Servicios S.A.  consultar el historial de servicios correspondientes al rodado o informarse del mismo cuando lo ofreció a la venta, pues con sólo ingresar en la computadora el número de identificación del vehículo (V.I.N.)habría podido conocer lo mismo que luego corroboró y admitió Daimler Chrysler Argentina S.A.”.

 

En otros términos: ” resultó probado que el rodado enajenado al actor había recorrido prácticamente el doble de Kilómetros que los registrados en el odómetro cuando él lo adquirió – es esto lo que constituyó el daño patrimonial, porque como es sabido por ser de público y notorio, no sólo incide en el precio el modelo del automotor usado de que se trate sino, también, la cantidad de kilómetros que hubiere recorrido “.

 

 

 

 

 

 

 

{ 1 comment… read it below or add one }

eugenia agosto 7, 2012 a las 11:50 am

BUEN DIA, TENDRA ALGUNA JURISPRUDENCIA SOBRE DAÑOS Y PERJUICIOS CONTRA UN VENDEDOR PARTICULAR DE UN AUTO QUE RESULTO CON ADULTERACION DE CHASIS. EN ESTE CASO SE PAGO EL AUTO POR ANTICIPADO, CON 08 FIRMADO Y TODOS LOS PAPELES BIEN PERO CUANDO SE FUE A HACER LA VERIFICACION RESULTO ESTE PROBLEMA. GRACIAS

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: