“Y.P.F. S.A.” deberá pagar daño moral a trabajadores discriminados -”listas negras” a quienes entablaron procesos judiciales- en Río Negro.

by Dra. Adela Prat on noviembre 30, 2011

Varios trabajadores iniciaron una demanda por daños y perjuicios a la empresa petrolera “Y.P.F.   S.A. ” por haber sido privados del derecho a trabajo, a raíz de la elaboración de “listas Negras” o de exclusión laboral a determinadas personas que entablaron procesos judiciales contra la compañía.

La Causa llegó al Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Río Negro, que fundamentado en el Articulo 17 de la Ley de Contrato de Trabajo y en la aplicación armónica de la Ley 23.592 junto a los principios del Convenio Nº 111 de la OIT, admitió el resarcimiento por daño moral  , rechazando el reclamo por daño punitivo, atento la ausencia de normativa en el ámbito civil que autorice expresamente al Juez a implementar dicha sanción- esto último con la disidencia parcial del Dr. Sodero Nievas  quien estimó procedente la sanción punitiva, reflexionando acerca de su origen, finalidad, alcances y efectos sancionatorios y disuasivos. Asimismo dicho Juez remarcó la ausencia de vulneración del principio ” non bis in ídem”.

 

Esta cuestión fue abordada en el Expediente Nº 23340/08- Autos caratulados :  “ACUÑA , CARLOS  A. y OTROS c/ Y.P.F.  S.A. s/ ORDINARIO s/ CASACIÓN ” – SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA DE RÍO NEGRO “- 

 

Los Señores Magistrados que integran el Máximo Tribunal de la Provincia de Río Negro, votando en unanimidad argumentaron:

I. “La Ley de Contrato de Trabajo, en su Artículo 17, prohíbe cualquier tipo de discriminación entre los trabajadores por motivos de sexo, raza, religiosos, políticos, gremiales o de edad; y el artículo 81, del mismo cuerpo normativo, establece el principio de igualdad de trato, disponiendo que el empleador debe dispnesar a todos los trabajadores igual trato en igualdad de situaciones”.

 

II. “La República Argentina ha ratificado el Convenio Nº 111 de O.I.T. relativo a la discriminación en materia de empleo y ocupación, norma que como vimos tiene jerarquía superior a las leyes. Y en lo que al presente caso interesa, no se puede llegar a considerar el tema específico de la discriminación laboral sin tener presente el Convenio Nº 111 de la OIT; ya que el objeto de este instrumento es proteger a todas las personas de las discriminaciones en materia de empleo y ocupación que se basen en motivos de raza, color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional u origen social, admitiendo la posibilidad de ampliar su protección a discriminaciones basadas en otros criterios ( conf. Jorge Mosset Iturraspe, “Derecho a la No Discriminación. Daño por Discriminación”, en Revista de Derecho Laboral – Discriminación y Violencia Laboral II, Directores Ackerman-Rubio, pág. 85 y ss.)”.

 

III.“El análisis subsiguiente se efectuará teniendo en cuenta la condición de la existencia de una conducta discriminatoria por parte de la demandada, por la utilización de “listas negras” o de exclusión laboral contra personas que entablaron procesos judiciales contra la compañía, privándolos del derecho al trabajo, tal como se ha resuelto en las dos instancias precedentes”

 

Del voto de la mayoría:Al denegar la reparación en concepto de daño punitivo, los Señores Magistrados puntualizaron:

 

I. ” La aplicación de penas en el Derecho Privado, debe revestir carácter excepcional, y sólo debe proceder existiendo una previsión expresa, pues de lo contrario se pondrían en riesgo garantías y derechos constitucionales. Esta necesidad de una previsión legal expresa, no debe ser entendida en el sentido de consagrar un elenco cerrado de supuestos – a la manera de tipos delictivos del Derecho Penal -, pues basta con una norma de carácter general que autorice su aplicación, sin perjuicio de regulaciones específicas en ciertos ámbitos-, debiendo agudizarse en estos casos el rigor judicial para no vulnerar las garantías del debido proceso y el derecho de defensa”.

 

II. “El motivo del rechazo del planteo de autos, se centra en la ausencia de reglamentación legal que permita la procedencia del  daño punitivo “, ya sea como tal, o en el concepto de multa civil como se intentó implementar en el Proyecto de Código Unificado “.

 

III. ” No se objeta el fondo de la cuestión debatida en autos, en cuanto no hay dudas que las penas privadas no son ajenas al ordenamiento argentino, como tampoco se duda de la necesidad de implementación de la sanción ejemplificadora, para que sirva de herramienta útil y eficaz a quienes nos compete la resolución de los conflictos jurisdiccionales - sobre todo en aquellos casos en que la tradicional reparación del perjuicio se muestra francamente insuficiente - no pudiéndose implementar este instituto en la etapa judicial ante la inexistencia de una norma que lo reglamente”.

 

 

Del voto en disidencia parcial del Dr Sodero Nievas, considerando procedente el reclamo por daños punitivos:

 

I. ” No castigar las prácticas de “listas negras” para excluir sin causa, e impedir el ingreso al mundo del trabajo a quienes entablaron procesos judiciales contra YPF, implica no considerar  a la persona como sujeto de protección considerado como derecho humano esencial “.

 

II.” Así como bien lo señala Mossett Iturraspe, no comparto la tesitura de que el daño moral tiene carácter punitivo, sino que – por el contrario – debe analizárselo desde la óptica de la reparación ( conf. autor citado, “Responsabilidad por daños”, T. IV, “Daño Moral”, p. 117); y que los daños punitivos deberían aplicarse más allá de que exista o no daño moral de la víctima. El hecho de que deban pagarse dos sumas dinerarias, una en concepto de indemnización y otra como ” daño punitivo “,”   no implica una doble sanción  ” por la misma conducta.

 

III. ” La empresa no ha podido justificar su conducta para exonerarse, por eso la petición de una indemnización ejemplificadora se torna impostergable. Y cuando la violación es de normas públicas, que afectan al interés u orden público y son institucionalmente graves, nada puede limitar el poder amplio de la judicatura de discernir y adjudicar el daño punitivo. Si bien no existen precedentes sobre la materia en cuestión, hasta las doctrinas eclécticas deben ceder a casos como el de autos donde lo más repugnante del derecho se ha afectado ( arts 903, 1071, 1198 y cctes del Código Civil).

 

 

 

 

{ 1 comment… read it below or add one }

naty diciembre 9, 2011 a las 10:56 pm

yo trabaje en una emppresa en la que renuncie, y constantemente me llaman para trabajar, paso los examenes psicotecnicos y fisicos, y a la hora de firmar contrato me llaman por separado y me dicen que como ya trabaje y renuncie no se permiten reingresos, me ha pasado 2 veces. esta bien que esto suceda? gracias =)

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: