Resuelven que un ingeniero en sistemas es un trabajador subordinado.No se trata de una locación de servicios.

by Dra. Adela Prat on noviembre 12, 2011

En el presente caso, un ingeniero en sistemas prestaba servicios profesionales para el Sanatario Materdei. Frente a la desvinculación y llevado el caso a la Justicia del Fuero Laboral, se resuelve que lo que unía a las partes no era un contrato de locación de servicios, sino que se daban todas las características para calificar al vínculo como de naturaleza laboral subordinada (aplicación del artículo 23 de la Ley 20.744) y se ordena calcular la indemnización por despido.

Tratándose de profesionales liberales hemos comentado en este Blog muchos casos resueltos en este sentido y algunos pocos que se decantan por la calificación de trabajador autónomo , parte de un contrato de locación de servicios.Depende las circunstancias del caso y sobre todo de la valoración de las pruebas por los Jueces.

Esta problemática fue abordada en el Expte. 33498/08 – SD 73.447- Autos caratulados :“FURLAN SERGIO OSCAR c/ ASOCIACIÓN CIVIL MATERDEI s/ DESPIDO” – CNTRAB – SALA V- 27/09/2011, publicado por elDial.com – AA70A0, en el día de ayer, 11/11/2011

Los Señores Magistrados que integran la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo pusieron de relieve que el Sr Furlán ” revestía la calidad de ingeniero en sistemas, prestó sus servicios profesionales para la demandada, en la sede del sanatorio, y este hecho constituye uno de los elementos favorables para avalar la postura de la demanda y habilita, además, la presunción del artículo 23 de la LCT, y ello aún cuando quien preste servicios sea un profesional, porque la ley no distingue al respecto y no se dan circunstancias especiales en el sub examine para apartarse de tal premisa “.

Efectivamente, la ley no distingue si se trata de un profesional o no, para calificar a un vínculo como laboral subordinado, si se dan los elementos que caracterizan al contrato de trabajo en relación de dependencia.

En este último aspecto, los Señores Jueces destacaron que ” si bien cuando se trata de trabajadores con conocimientos específicos del área que le compete, como en el caso de los profesionales, suele faltarle fuerza a la nota de dependencia técnica, presente en otros contratos de trabajo, ello no implica en modo alguno, que deba descartarse la existencia de una relación laboral “

¿Por qué? “Porque justamente, esa capacidad de desenvolverse con independencia dentro del marco del área específica determinada por su especialidad o sus conocimientos, es uno de los extremos tenidos en cuenta por el empleador a la hora de incorporar a su plantel a este tipo de profesionales” enfatizó la Sala-.

Al resolver en tal sentido, los camaristas citaron los siguientes precedentes: CNAT., Sala IV, sentencia Nº 70.244 del 21-3-1994, in re ” Esteve Marcia c/ Inst. Arg. del Riñón y Trasplantes s/ despido”; Sala II, sentencia definitiva Nº 70.294 del 7-7-1992 in re “Fischer Eduardo c/ Transportes Intercao S.A. s/ despido”, citadas por el Dr Scotti en “Porcello Mariel R. c/ INDER Instituto de Reaseguros Sociedad del Estado s/ despido”, Sala X, sentencia definitiva Nº 9328 del 26-03-2001.-

Sentado lo anterior, los Señores Jueces añadieron que “Desde esta perspectiva  carece de relevancia el hecho de que el actor no recibiera instrucciones relacionadas con el desempeño de su función, porque justamente por su carácter profesional asumía la responsabilidad técnica por los resultados de su labor”.

En consecuencia, la Sala resolvió que” no se encuentran fundamentos para apartarse de la solución adoptada en primera instancia, en relación al reconocimiento de la naturaleza laboral subordinada que revistió la prestación, por lo que la pretensión de la accionada de que se rechacen las indemnizaciones de los artículos 232, 233 y 245 de la LCT  es rechazada “

La Cámara Laboral ordena finalmente el cálculo de la indemnización por despido a favor del accionante .

Leave a Comment

Previous post:

Next post: