En un despido incausado, se reconoce a la trabajadora una suma proporcional del bonus y el rubro cochera. Ambos son remuneratorios.

by Dra. Adela Prat on noviembre 9, 2011

Se trata de un caso que reviste ciertas particularidades, especialmente en lo que hace al reconocimiento de la suma proporcional del premio anual por productividad.

La trabajadora fue desvinculada por la empresa incausadamente y en fecha previa a la que debían evaluarse los objetivos para la percepción del bonus anual. Fue indemnizada, pero no se le abonó el bono anual ni se lo incluyó en la base para calcular la indemnización. Tampoco se tomó en cuenta, como integrante de la base de cálculo, los gastos el monto percibido en concepto  de cochera que le abonaba el empleador.

La Justicia del Fuero Laboral resuelve que el derecho al rubro “bonus anual” no estaba condicionado a la subsistencia del vínculo laboral, que reviste carácter remuneratorio y finalmente , que se trata de una situación que guarda similitud con el Sueldo Anual Complementario – SAC-

Respecto del rubro “cochera”, la sentencia indica que tiene también carácter remuneratorio , motivo por el cual debe integrar la base de cálculo de la indemnización.

Esta cuestión fue abordada en el Expte. 33.123/2008- SD 73.460- Autos caratulados: ” CONTI, HILDA CONCEPCIÓN c/ EL COMERCIO CÍA DE SEGUROS A PRIMA FIJA S.A. s/ DESPIDO- CNTRAB – SALA V – 28/09/2011. (elDial.com – AA7013).

La empleadora reconocía a la Doña Hilda C. Conti, un bonus anual condicionado a ciertos objetivos.

La empresa fijaba para el período de julio del año en curso a junio del año siguiente, determinadas metas, entre las cuales estaba la obtención de cierta cantidad de primas mensuales, composición de la cartera e incorporación de productores nuevos.

Se comprobaba – al finalizar el mencionado lapso – si la dependiente había alcanzado los objetivos, y en su caso, se determinaba el monto del bono que se liquidaba en el mes de agosto o septiembre.

La empresa le abonó el mencionado rubro en los años 2003, 2004, 2005, 2006 y 2007 y los porcentajes de cumplimiento asignados fueron de entre 80% y 95%.

El despido incausado se produjo a fines del año 2.008, y a esa fecha, el porcentaje de cumplimiento por la empleada, de los objetivos asignados alcanzaba al 59,83%. El contrato quedó extinguido sin justa causa y por voluntad unilateral de la empleadora , con anterioridad a la fecha en que debían evaluarse los objetivos para la percepción del bonus.

La interrupción del contrato antes del cierre del ciclo, frustró la posibilidad de alcanzar ese porcentaje, motivo por el cual se reconoce a la trabajadora el derecho a una suma proporcional a las metas alcanzadas, calculada sobre la base de lo percibido en el ciclo anterior.

En consecuencia, los Magistrados que integran la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo destacaron que si bien la dependiente no alcanzó el 100% de los objetivos exigidos para la obtención del beneficio, al momento de su desvinculación ya había alcanzado el 59,83% de esa meta, lo que “lleva a suponer que llegaría a la meta impuesta al finalizar el período, teniendo en cuenta que faltaban cinco(5) meses sobre un total de doce (12)”

Los Señores Jueces pusieron de relieve: “Toda vez que, en el presente caso, el derecho al bonus no estaba condicionado a la subsistencia del vínculo laboral al momento de la finalización del lapso considerado , y que – además – en los períodos precedentes fue abonado aunque la actora no hubiera alcanzado el 100% de los objetivos, la situación guarda similitud con el sueldo anual complementario, en cuanto ambos conceptos son de indudable naturaleza salarial, y su pago se efectúa anual o semestralmente, razón por la cual, si la desvinculación de la trabajadora se produjo con anterioridad a la fecha de finalización del período precitado, corresponde la confirmación de la decisión de primera instancia, dada su razonabilidad y la ausencia de cuestionamiento de ambas partes al monto computable y a la proporción fijada para su cálculo”

Al momento de considerar el reclamo entablado por la actora referido al rubro “cochera”, la Sala afirmó que dicho rubro reviste carácter remuneratorio, y que representa un ventaja patrimonial ya que eximía a la Sra Conti de pagar el valor de un estacionamiento mensual.

Continuando con el hilo argumental, los camaristas añadieron que “teniendo en cuenta que la demandada – empleadora – no ha alegado ni probado que la actora haya debido utilizar su automóvil por razones laborales, el costo mensual abonado por aquélla en concepto de cochera reviste naturaleza salarial, al no poder ser considerado una facilidad necesaria para el cumplimiento de las tareas, y sólo cabe entender que constituyó un beneficio apreciable en dinero, en tanto evitó que la actora afrontase con sus propios recursos el pago de una cochera por la zona donde prestaba servicios para la demandada, lo que indudablemente adquiere carácter remunerativo, a la luz de las previsiones de los arts 103 y 105 de la L.C.T. (t.o.) y de las directrices que sobre la materia ha establecido la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “Pérez c/ Disco”, en el considerando II de este voto ( ver en el mismo sentido: C.N.A.T., Sala IV, sent. nº 94.745, 30/06/2010, “Basualdo, Alejandro Nicolás c/ CTI Compañía de Teléfonos del Interior S.A.”

En suma, la sentencia le reconoce a la actora las diferencias indemnizatorias reclamadas, pues al otorgarle carácter remunerativo al rubro cochera y al rubro bonus anual – reconocido en una parte proporcional – cambió la base de cálculo de la indemnización.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: