Call Center. Jornada normal y habitual : resuelven que no corresponde tomar el salario del CCT 130/75 y luego aplicarle la proporcionalidad con relación a la jornada

by Dra. Adela Prat on noviembre 8, 2011

Un tema de permanente debate es la jornada laboral de los empleados de call center – telemarketing –y el Convenio Colectivo aplicable a la actividad.

En el caso que vamos a analizar, la Justicia del Fuero Laboral determinó es inaplicable el artículo 92 ter de la Ley de Contrato de Trabajo referido al contrato de trabajo a tiempo parcial. Por el contrario, la jornada normal y habitual de la actividad, que tiene el límite de 6 horas diarias y 36 horas semanales, está significando un contrato de trabajo a tiempo completo.

En consecuencia se resuelve que es procedente el reclamo de las diferencias salariales e indemnizatorias pretendidas por la trabajadora.

Esta cuestión fue abordada en la Causa 26.297/10- SD 87.082-Autos caratulados : “RODRÍGUEZ VERÓNICA LIBERTAD c/ TELECHET ARGENTINA S.A. s/ DESPIDO”- CNTRAB- SALA I- 28/09/2011,publicado por elDial.com – AA7074, en el día de ayer, 07/11/2011

Los Doctores que integran la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo pusieron de relieve que el artículo 92 ter de la Ley de Contrato de Trabajo – LCT – prevé que el contrato de trabajo a tiempo parcial ” es aquél en virtud del cual el trabajador se obliga a prestar servicios durante un determinado número de horas al día o a la semana, inferiores a las dos terceras partes de la jornada habitual de la actividad”.

“Es en este último punto – afirmaron los Magistrados – en el que es preciso detenerse : jornada habitual de la actividad. Esta última puede o no coincidir con la jornada legal, depende de cada actividad y de lo que, a tal efecto, establezca ya sea el estatuto o convenio colectivo de trabajo”.

Al respecto es jornada habitual de la actividad de trabajadores de call centers, la de 6 horas diarias y 36 horas semanales que no coincide la jornada legal de 8 horas diarias y 48 horas semanales porque , justamente, depende de las características especiales de la actividad estresante que se desarrolla.

En efecto, el Artículo 198 de la LCT– conforme redacción Ley 24.013/91- establece que ” la reducción de la jornada sólo procederá cuando lo establezcan las disposiciones nacionales reglamentarias de la materia, estipulación particular de los contratos individuales o convenios colectivos de trabajo, y que estos últimos podrán establecer métodos de cálculo de la jornada máxima en base al promedio, de acuerdo con las características de la actividad”.

“En el caso de los call centers no contamos con un convenio colectivo que prevea dichas circunstancias– puntualizó la Sala I.

Los magistrados destacaron queEsas condiciones especialespresumiblemente fundadas en la salud de los trabajadores, en el ámbito de actividad de que se trata imponen que la jornada diaria tenga un límite de seis horas, y la semanal, de treinta y seis”.

Continuando con el hilo argumental, los camaristas añadieron que “En este contexto, admitida que ésa es la jornada habitual de la actividad, no nos hallamos frente a un contrato a tiempo parcial sino a tiempo completo partiendo siempre de la base de la admisión de esa jornada como habitual y propia de la actividad – y, por este camino, y por estos fundamentos, la actora tiene derecho a percibir el salario convencional que está previsto para una jornada normal de trabajo“.

Finalmente la Sala remarcó:“No luce razonable, justo ni equitativo tomar el salario correspondiente a un Convenio Colectivo que comprende numerosísimas actividades, como es el 130/75 -Empleados de Comercio – y luego aplicarle la proporcionalidad con relación a la jornada que pretende calificar como “reducida”, cuando a la vez admite que esa jornada es la normal y habitual de la actividad”.

En suma, habiendo trabajado,  la empleada de call center, durante seis horas diarias y 36 horas semanales, jornada normal y habitual por las características especiales de la actividad, o sea con un contrato a tiempo completo y nunca a tiempo parcial, le corresponde el salario convencional previsto para una jornada normal de trabajo, reinterando que no es razonable, justo ni equitativo tomar el salario del Convenio de Empleados de Comercio y luego aplicarle la proporcionalidad con relación a la jornada, porque no es jornada reducida.

Por lo tanto, la Sala I le reconoce a la actora las diferencias salariales e indemnizatorias reclamadas


{ 1 comment… read it below or add one }

EL QUE septiembre 7, 2012 a las 12:16 am

Buenos días, me podría decir doctora en que estado se encuentra este proyecto?
desde ya muchas gracias.

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: