Mobbing, registración incorrecta: Deciden que es justificado el despido decidido por la trabajadora. Daño Moral.

by Dra. Adela Prat on octubre 26, 2011

En el presente caso una empleada de maestranza de la empresa “Gamad S.A”, que prestaba servicios en una entidad bancaria se considera despedida por las causales que veremos enseguida, y la Justicia resolvió que es justificado el despido decidido por la trabajadora.

La Cámara Laboral lleva a cabo una valoración de la prueba y realiza una interpretación final en el sentido más favorable al trabajador – Art. 9 de la Ley 20.744, modificado por la Ley 26.428-.

La trabajadora fue víctima de injuria patronal. En primer término, la empresa registró incorrectamente la categoría laboral. Asimismo se negaron a pagarle  diferencias salariales. No cobraba las horas extras acreditadas en autos. También fue objeto de mobbing, acoso laboral y los maltratos eran generales.

Se encuadra el caso en el artículo 30 LCT, por existir subcontratación laboral y se extiende la condena a la entidad bancaria donde la empleada prestaba servicios.

Esta cuestión fue abordada en la Causa 7.920/10- SD 92671- Autos caratulados: ” CORBALAN VIVIANA ANDREA c/ GAMAD S.A. Y OTRO s/ DESPIDO ” – CNTRAB- 18/08/2011Publicado por elDial.com – AA6FB7, el lunes 24/10/2011.

Los Doctores que integran la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo argumentaron que ” la prueba es pareja para cada uno de los lados. Eso lleva a la Sala a inclinarse en una posición más favorable al trabajador, toda vez que aquí habría una duda razonable, insuperable y profunda, sobre la valoración de la prueba (Artículo 9 LCT, modificado por la Ley 26.428).”(*)

Los magistrados sentenciaron que ” la negativa de la demandada de encuadrar correctamente a la actora en la categoría laboral que cumplía, y la falta de pago de las diferencias salariales a las que tenía derecho por este motivo, sumadas a las horas extras que le fueran adeudadas, constituyen injurias de tal gravedad que justifican la situación de despido en la que se colocó la actora (arg. arts. 242 y 246 de la LCT y 163, inc 5 del CPCCN )

Finalmente puntualizaron que” el hecho de que el maltrato sea general, no resta valor a esa prueba, sino que, por el contrario, demuestra que esos abusos eran habituales” amén de que en la causa se acreditaron el mobbing y el acoso laboral se los que fue objeto la trabajadora.

La circunstancia de que en el caso haya existido subcontratación, torna aplicable el artículo 30 LCT, motivo por el cual se extiende la condena a la entidad bancaria donde la empleada prestaba servicios.

La trabajadora es indemnizada por el daño moral ocasionado.

 

Referencia.

(*) Artículo 9º Ley 20.744 modificado por art. 1º Ley 26.428 (B.O. 26/12/2008). El principio de la norma más favorable al trabajador. “En caso de duda sobre la aplicación de normas legales o convencionales prevalecerá la más favorable al trabajador, considerándose la norma o conjuntos de normas que rija cada una de las instituciones del derecho del trabajo.”

“Si la duda recayere en la interpretación o alcance de la ley, o en la apreciación de la prueba en los casos concretos, los Jueces encargados de aplicarla se decidirán en el sentido más favorable al trabajador”

Leave a Comment

Previous post:

Next post: