La Corte Suprema de Justicia de la Nación, acoge Recurso de Queja, deja sin efecto sentencia de Cámara y reconoce que la ART debe pagar a los padres del trabajador fallecido en accidente de trabajo, una suma única .Aplicación doctrina “Milone” de la CSJN.

by Dra. Adela Prat on octubre 30, 2011

Veremos en esta mañana un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que revoca la sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo y reconoce que la ART debe pagar a los progenitores del trabajador fallecido, una suma única.

En Primera Instancia se había admitido el reclamo de pago único de la indemnización por muerte de un trabajador de 28 años, soltero, por accidente ocurrido en ocasión del trabajo, con fundamento en el precedente “Milone”.

Tras la apelación, la Sala IV Cámara del Trabajo revoca la sentencia de primera instancia . Para así decidir, la Sala defendió la regularidad constitucional del sistema implementado por la Ley de Riesgos de Trabajo ( 24.557). Tuvo en cuenta que la Corte, en el caso “Milone” decretó la inconstitucionalidad del pago en renta; sin embargo – señaló- en el caso se daban particularidades diferentes que impedían hacer prosperar la acción. Destacó que la Aseguradora de Riesgos del Trabajo cumplió adecuadamente su obligación legal en depositó en la cuenta de capitalización individual que había sido abierta a nombre del causante la indemnización correspondiente al infortunio y por otra parte también dice que una eventual condena al pago de lo que depositó traería aparejada una situación no ajustada a derecho.

Contra tal pronunciamiento la actora dedujo el Recurso Extraordinario Federal, el que contestado por la demandada, fue denegado y dio origen a la queja en examen.

Esta cuestión fue abordada en G. 852. XLIV.- Autos caratulados: “GIOIA, GUSTAVO AMÉRICO Y OTRO c/ CONSOLIDAR ART. S.A. “- CSJN – 18/10/2011 .

Al entender en el Recurso de Queja, Los Ministros del Máximo Tribunal recordaron que en el caso, los actores – progenitores del causante – reclaman el pago en” una suma única” de la indemnización por accidente de trabajo, en el que perdió la vida el hijo de ambos reclamantes.

Los actores solicitaron la declaración de inconstitucionalidad del pago en cuotas del resarcimiento previsto en la Ley de Riesgos de Trabajo ( Nº 24.557) por resultar incompatible con las garantías previstas, entre otras normas, por los artículos 14 bis, 16, 17, 19, 23, 43 y 75 inciso 22 de la Constitución Nacional.

El Señor Gustavo Américo Gioia y su esposa, expusieron, con fundamento en el precedente “Milone” (Fallos 327: 4607) que el régimen indemnizatorio de renta periódica,  puede conducir a resultados opuestos a los “objetivos” legales a los que debe servir, al objetivo reparador, al principio protectorio, y a un apartamiento de la tendencia a aproximarse a las efectivas necesidades que experimentan los damnificados.

Como ya anticipamos, el Juez de Primera Instancia acogió la pretensión en el entendimiento que la Ley de Riesgos de Trabajo no otorgaba una respuesta idónea a la reparación pretendida en la medida que en el caso se trata del fallecimiento de un trabajador soltero de 28 años de edad, cuyos padres en su condición de beneficiarios de la indemnización devengada, les corresponde disponer de su dinero en la forma que le resulte más conveniente a los fines de afrontar su modo de vida, de acuerdo a sus propias pautas culturales.

En la Primera Instancia se tuvo en cuenta el precedente “Milone” de la CSJN, y se señaló que el carácter integral e irrenunciable de la Seguridad Social indicado en la Constitución Nacional es conculcado cuando la indemnización que corresponde por la muerte del trabajador es percibida a través de una renta -prestación de pago mensual complementaria- Explicó que el mencionado sistema desvirtúa la función reparadora de la indemnización afectando directamente los artículos antes mencionados de la Constitución Nacional.

El pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“…  le asiste razón a los recurrentes en su tacha, pues la Sentencia de Segunda Instancia que revoca la sentencia de grado, no provee respuestas a sus argumentos concretos.

“Además, y en relación al fondo del asunto en debate,  se advierte que el problema encuentra suficiente contestación en el precedente de esta Corte de Fallos : 327 : 4607 (Milone), a cuyos términos corresponde remitir. Y es que, si bien el Máximo Tribunal declaró allí la inconstitucionalidad del artículo 14, ítem 2, de la LRT, es clara la analogía entre casos como el presente y el allí considerado desde que, por el deceso del trabajador, la regla impugnada también reconoce una renta periódica mensual a sus derecho- habientes, a partir de la suma correspondiente a la prestación dineraria obtenida en el marco de los artículos 15, apartado 2, 18 y 19 de la Ley Nº 24.557.

“Cabe puntualizar que la decisión de la Cámara en cuanto a que, de un lado dice que la Aseguradora de Riesgos del Trabajo cumplió su obligación legal y de otro dice que una eventual condena al pago de lo que depositó traería aparejada una situación no ajustada a derecho, no da respuesta a los serios planteos formulados por los reclamantes, apareja un contradicción.

“En efecto, la circunstancia de la transferencia de los fondos reclamados a la AFJP, más allá de que formalmente implicaba el cumplimiento con el procedimiento ordenado por la reglamentación, los actores habían rechazado desde el primer momento la forma de pago dispuesta por la Ley, nunca aceptaron suscribir un contrato de renta vitalicia, ni ninguna otra forma que no fuese en un pago único y que por esa razón plantearon la inconstitucionalidad del sistema.

“Desde esta perspectiva le asiste razón a los recurrentes en cuanto plantean que resulta ajustada a derecho el reclamo de una indemnización de pago único, frente a la circunstancia de que no recibieron nada de la ART obligada, salvo la suma correspondiente a la compensación dineraria adicional de pago único del artículo 11 inciso c. de la LRT.

“En tal sentido, señalan los reclamantes que sólo tienen a su disposición en la AFJP los aportes voluntarios del hijo fallecido que se traducen en una renta mensual de $ 190 y que requieren en un pago único el importe de $ 58.648,17, correspondiente a la reparación por el accidente ( artículo 15 segundo párrafo apartado 2. de la LRT) y todavía se encuentra en manos de la AFJP.

En suma, compartiendo el Dictamen de la Procuradora Fiscal, la CSJN RESUELVE : “Corresponde hacer lugar a la queja, declarar procedente el Recurso ,dejar sin efecto la sentencia de Cámara y disponer que vuelvan los autos al tribunal de origen para que, por quien corresponda, se dicte nuevo pronunciamiento”

Leave a Comment

Previous post:

Next post: