Facturas Apócrifas y Base de Datos de la AFIP

by Dra. Adela Prat on octubre 11, 2011

El contador público Jaime Wolinsky, representando a la AFIP, ha tratado este interesante tema en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires (Ciclo: “Actualidad Tributaria” que  hace 25 años fundara el Dr Humberto Bertazza, presente en el acto).

El expositor manifestó que ha tratado el tema de las Facturas Apócrifas desde distintos puntos de vista. Sólo le quedaba una forma de tratarlo, desde una mirada muy puntual, que es desde la Base de Datos que posee la AFIP sobre las facturas apócrifas y asegura que al respecto hay una serie de conocimientos que son de interés para todos los profesionales del Derecho y de las Ciencias Económicas.

Esta cuestión tienen incidencia en el Impuesto a las Ganancias- por la generación o fabricación de gastos -; en IVA de exportación; incidencia también en IVA en el mercado interno y además tiene relación con varios delitos.


I. Antecedentes en Argentina y en el exterior.

Se comienza a hablar de facturas apócrifas desde fines de los años 80, en los casos de promoción industrial, ya sea la que tenía que ver con la zona de Cuyo o la que tenía que ver con Tierra del Fuego y recordamos todos, el tema de las “fábricas con rueditas”, donde se hacía aparecer determinado tipo de producto como si hubiera sido fabricado en zona promovida y en realidad, no habían sido tales, ya sea en cuanto al lugar donde se habían fabricado o en cuanto a las cantidades, en cuanto a las especificaciones.

Hay algunos casos que son recurrentes en todos los tiempos. Es el caso de los metales, el vidrio y el cartón, o sea de compras a la calle.

En los años 90, tuvimos las falsas exportaciones de cobre. Recordamos más la causa del oro que la del cobre, pero fueron las mismas empresas, la misma metodología.

También recordamos los escándalos de IBM- Banco Nación, pero siempre estábamos con la utilización -un poco más selectiva – de la facturación apócrifa.

Recordarán, asimismo, algunos Municipios del conurbano bonaerense, que se allanaron porque eran ” usinas de facturas”.

Más cerca en el tiempo, ya en los últimos años de la década del 90, ya en esta última década, tenemos el famoso “Caso SkansKa”, pero después podemos hablar ya , de una ” democratización de las facturas apócrifas”.

Es decir, a partir del “boom sojero” de mediados del año 2002 en adelante, creció muchísimo más en cuanto a la magnitud y en cuanto al volumen, teniendo incidencia directa en el IVA de exportación.

Argentina exporta aproximadamente entre el 89% y el 95% de la soja que produce, ya sea en grano o como aceite y por lo general, los principales exportadores que recuperan el IVA dentro de los 45 a 60 días – en principio, el procedimiento estaba preparado como para que lo recuperasen, me corrijo, dentro de los 45 a 60 días - recuperan el IVA contenido en sus insumos y se les presentaba el problema de que” no contaban con demasiados productores que estuvieran trabajando en blanco”, motivo por el cual, empezaron a fabricar todas las cadenas previas con algunos sujetos intermedios que validaban el crédito anterior.

En cuanto a ejemplos de esta utilización y de qué manera se nutren los sujetos para fabricar esas sociedades antecedentes o esas personas antecedentes. Al respecto hubo un caso en Río IV donde se sobreseyeron al que era el Director Gral y al que era el Jefe de Investigación, que fueron las dos personas que más trabajaron para desactivar la red de facturas “truchas”. Habían sido procesados por un ex- Juez de Río IV, cuya hija trabajaba en el Estudio Contable de uno de los que fabricaba esas facturas.

Y recuerdo asimismo el caso de María Pía Cardoso con Marcelo Macarrón, el ex marido de la fallecida Nora Dalmasso. La primera reclutaba indigentes en las villas de emergencia de Río IV. Les hacía sacar los Nros de CUIT y los hacía constituír sociedades para fabricar estos créditos fiscales.

El tema no es nuevo y no pasa únicamente en Argentina. Recuerden la operación intracomunitaria en Europa, llamada “Operación Carrusel “. Según quién sea el autor que uno lea, esta operación abarcó 400.000 millones de euros; 600.000 millones de euros de devoluciones incorrectas , indebidas , de IVA. Esto ya era un problema nuestro.

 

II. ¿Cuándo una factura es falsa?

En este punto, hay una visión que suele tener el contribuyente; otra visión que tiene el auditor y la visión no necesariamente similar, que tiene el Fisco.

(i) ¿Qué dice el contribuyente cuando viene, cuando se presenta con un tema de facturación apócrifa?. Dice: “Me están transfiriendo a mí, funciones de control, que no son mías. ¿Cómo puedo saber yo que tal persona…? Yo soy comprador de buena fe. El criterio del ” comprador de buena fe , empezamos a verlo tal vez , en los fallos  relativos al ” Grupo Koner- Salgado “.

(ii) ¿Qué dice el auditor? Recuerdo el primer párrafo de Un Dictamen: “Mi examen fue practicado de acuerdo con normas de auditoría generalmente aceptadas” “Me transfieren funciones de control que no son mías ” “¿Cómo puedo saber quiénes son los clientes o quiénes son los proveedores de mi cliente?.

(iii) ¿Cuándo una factura es falsa desde el punto de vista fiscal?. En principio, cuando no representa una operación real. Tan sencillo como eso

Nosotros veníamos, en cuanto al tema del IVA, a sus orígenes, con la idea de que era un impuesto esencialmente formal. En la medida en que estuviere facturado, daba derecho al cómputo del crédito fiscal. Así lo decía la norma que empezó a regir el 01.01.1975. En tanto y en cuanto se cumplieran esas formalidades, daba derecho al cómputo del crédito fiscal.

Luego aparece  la jurisprudencia y se dijo: “Esto es, independientemente de que el documento está, independientemente de que está la cadena de pagos e independientemente de que están las retenciones hechas, esta operación “no es real”. Este documento, este papel, este comprobante no acredita una operación real, ya sea por las cantidades, ya sea por dónde está ubicada la empresa, o porque ésta no es la persona que  brindó ese servicio o que entregó ese bien.

Argumentos de compradores de buena fe. En AFIP creemos que nadie desconoce su mercado y si la tarea del auditor es neutral, mucho más neutral es la tarea de un Inspector que está frente a un caso, frente a un contribuyente por primera vez. Entonces, el argumento de ” compradores de buena fe” que utilizan habitualmente determinados contribuyentes que son adquirentes de esos papeles de colores, se cae y se cae con la realidad, cuando uno va a comprobar ciertas cuestiones que son tal vez, etéreas en el tema de la capacidad operativa que significa.

¿Cómo puede la AFIP saber que tal sujeto no tenía “esa ” capacidad?. Bueno, es muy difícil pensar y realmente es inadmisible más que muy difícil, que cualquier empresa, en cualquier lugar del Mundo, cuando estamos hablando de cifras de cinco(5) ó de seis (6) ceros en dólares, se emitan cheques sin saber quién es el destinatario. Esto ” no es real ” y ahí, el tema de la “buena fe”, se cae, cede.

Es un grave problema. Cuando accionábamos caso por caso por vía de fiscalización que después queríamos cobrar, la propia prueba del sujeto que usaba esos” papeles de colores” decía: ” Uds le están haciendo la determinación de oficio, lo han denunciado penalmente, por lo tanto Uds dicen que existe “.

Es un argumento atendible desde lo penal. Si yo estoy validando, dándole una entidad a algo que no existe, es lógico que después me va a resultar difícil decir que eso no existía, motivo por el cual fuimos abandonando esa lógica y  comenzamos a trabajar en temas de cobro de efectivos de ajuste, es decir, saliendo de la lógica de caso por caso y atacándolo sistemáticamente . Y ese ataque sistemático, ese empezar a tratar de conformar Bases de Datos y tratar de sistematizar el tema comenzó hacia fines de la década de los años 90, principios del año 2000.

Se generó así, un cambio de consenso, un cambio de trabajo interno que fue impactando también en la jurisprudencia, porque tiempo atrás los jueces federales- salvo el caso que hemos comnetado del ex-Juez de Río IV y otros más- tendían a defender en todo momento a los contribuyentes. Luego, la jurisprudencia fue cambiando, a partir de que nosotros también cambiamos al forma de actuar sobre esos casos.

Y finalmente, fue cambiando la normativa. ¿Cuál es la normativa que sustenta el tema de la facturación apócrifa?. La normativa que sustenta el tema de la facturación apócrifa está en la Ley de Impuesto a las Ganancias ( artículo 37), Salidas No Documentadas, la Ley de IVA, la Ley Penal Tributaria. Las figuras de evasión , evasión simple, evasión agravada y la de asociación ilícita para fines fiscales. La Ley de Procedimiento Tributario Nº 11.683 en lo que tiene que ver con las determinaciones de oficio y las facultades de fiscalización. Hay un Dictamen de la Procuración General de la Nación y también muchas Resoluciones de la UIF que refieren al tema y que toman básicamente los mismos elementos, y casi parecen copiadas de nuestras Resoluciones o de nuestras Instrucciones de Trabajo.

Ha sido tomado como válido por la jurisprudencia y también por otras entidades, el trabajo de la AFIP en relación con estos temas.

Al margen de la Ley Penal Tributaria, ¿  qué pasa cuando no se llegue a los mínimos objetivos de punibilidad?¿No es delito? NO es delito de evasión porque no alcanza los mínimos objetivos de punibilidad, pero no olvidar que está el Artículo 292  del Código Penal- que lleva bastante más tiempo que la Ley Penal Tributaria- y se refiere a la falsificación de instrumento privado, o sea utilización de documentos falsos y esto se configura independientemente de los montos. Esta figura no tiene los límites de los mínimos objetivos de punibilidad, porque así como cuando se usan billetes falsos es delito, usar papeles privados falsos también lo es.

La Base de datos que hoy cuenta la AFIP para las Facturas apócrifas se fue conformando  por una Base apoc más por un cantidad de trabajo y de documentación que se fue armando en las distintas Direcciones Regionales y que se fue aportando. O sea, contiene los fatos en cuanto a cuándo fue tal o cual papel determinado como falso, la documentación que lo sustenta. Existe un “Archivo Físico”. Existe un “Archivo Magnético” en el cual están, por un lado, cuál es la documentación que se reputa como apócrifa y quiénes son los usuarios que se fueron detectando de esa facturación apócrifa. Y luego entendiendo por “apócrifa” muy diversas causas: existen diversas formas de fabricar estos “papeles de colores”, y se dan de “alta” porque   dentro de esos papeles hay un CUIT, CUIL, CDI que está figurando ; los domicilios que estuvieran vinculados y también de qué se trata.

Dijimos que hay distintas maneras de fabricar los denominados “papeles de colores”. Puede ser una duplicadora de facturas, es decir, una empresa que tiene una facturación en blanco y otra facturación repetida y a veces hay un tercero que se le está repitiendo sin que la empresa lo sepa y esto existe. Una empresa desactivada, un contribuyente que no se quiere dar de baja por temor a una Inspección. Dice que “deja morir” la empresa. No corresponde : hay que darle de baja como marca la ley. Pero aquél que no hace lo que corresponde, empieza a vender sus papeles.

También está el caso de una usina que tiene como única actividad la venta de facturas. Simplemente son proveedores de papeles falsos, que forman parte de un grupo financiero ( están en los periódicos) de algunos que no tengan capacidad económica o financiera, algunos casos que son desconocidos por sus titulares. Le dicen: ” “desde ahora , tú ingresas en tal sociedad”.

Nos dimos cuenta de ese tema en el Chaco, porque se empezaron a dar de baja de los Planes Jefas. Los teníamos facturando, integrando sociedades que facturaban millones. Gente que cobraba 150$ por mes, aparecía facturando 5 millones. Ellos no lo sabían. Los habían usado para esto.

Y en la época del “corralito” había empleadas domésticas que tenían cuentas a su nombre por millones de pesos.Las contrataban por 4 horas de trabajo, les pedían el DNI al ingresar, se lo devolvía al salir de la casa y en el intermedio con el Gerente amigo del Banco abría una cuenta y esta persona ni sabía que estaba operando por millones. Dicho sea de paso, el apoderado de esa cuenta es responsable de lavado.

Todos estos casos relatados, son casos de la vida real, no son casos inventados.

En las “altas “ se van generando casos por los distintos temas que se fueron topando las Inspecciones, y en general existen esos archivos documentales que son utilizados como prueba en causas penales, son utilizados como prueba en las determinaciones de oficio y por lo general están muy bien sustentados.

Luego, en cada fiscalización ordinaria profunda que se inicie, tendría que, – el área de Investigaciones – darle al Inspector, integrando esa “Carpeta de Investigaciones “, antes de salir, antes de ir a tocar el timbre de una empresa: es usuario, no es usuario y estos son los comprobantes apócrifos que según el CITI VENTAS, según el CITI COMPRAS y la BASE DE DATOS DE LA AFIP, está este sujeto utilizando. Eso en cualquier Inspección.

Decíamos que se utiliza en “determinaciones de oficio”, se utiliza también en “causas penales” y está bastante bien documentado. Esto hace que ” darse de baja de la Base iapoc” sea realmente muy díficil. No es imposible, pueden existir errores, pueden existir ciertos casos; pero está bien que así sea, si es que el trabajo de Inspección fue bien hecho.

No obstante, hay casos en los cuales hacen presentaciones demostrando: “yo existo, acá está la empresa, es real, tengo esta capacidad, doy estos servicios, pagué todos mis impuestos y mi relación débito-crédito no es igual a uno (1). “

En consecuencia, hay casos que” se retiran” de la Base de Datos de la AFIP:

Incluso hay Inspecciones que se encuentran con casos presuntamente apócrifos y luego terminan retirándolos de la Base de Datos.

Por último y en relación con el tema del “Lavado de Dinero”, la máxima sería “conoce a tu mercado”.-

Fue una Conferencia brillante, dictada por un profesional que es profundo conocedor del tema, un experto y que dejó una inmejorable impresión en la Sala.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: