Deciden que no es un contrato de pasantía y que se utilizó esa figura legal fraudulentamente. Sanción por temeridad y malicia

by Dra. Adela Prat on octubre 28, 2011

No es la primera vez que nos ocupamos en el Blog, de este tema específico. En un nuevo fallo, otra vez ” Telefónica de Argentina S.A.” vincula a una persona mediante un contrato de pasantía pero con el objeto de efectuar la atención telefónica de reclamos y venta de servicios de la empresa.

En la relación existentes entre las partes está ausente la vinculación de la formación profesional del pasante con las tareas prestadas. La empresa utiliza nuevamente la figura legal de manera fraudulenta.

Esto es lo que se denomina: una ficción legal, es decir, el encubrimiento de parte del vínculo laboral bajo la apariencia de una pasantía.

“Telefónica de Argentina S.A” despide a Juan Manuel De Nardi de manera ilegítima e intempestiva, imputándole “abandono del trabajo”, causal que la Justicia considera ” no configurada”, ordenando el cálculo de la indemnización por despido y sancionando a la empleadora por “temeridad y malicia ” – Art. 275 de la Ley 20.744-

Esta ríspida cuestión fue abordada en la Causa 332/2008- SD 43757 – Autos caratulados: “DE NARDI JUAN MANUEL c/ TELEFONICA DE ARGENTINA S.A. s/ DESPIDO “- CNTRAB – SALA VII- 29/08/2011, publicado en elDial.com – AA6FAA, el miércoles 26/10/2011.

Los Doctores que integran la Sala VII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo sostuvieron que “la inserción de un pasante en el ámbito de una “empresa “ que contrata con una entidad educativa bajo el sistema de pasantías, se vincula con la oportunidad de aprender, es decir que, por parte de la empresa, no hay finalidad económica “

Sentado lo anterior, los Señores Jueces advierten : ” Pero si el pasante efectúa trabajos típicos y corrientes de la empresa, bajo condiciones de igualdad con los restantes trabajadores, sin que se respete su objetivo de formación, y sin un adecuado seguimiento de la entidad educativa que ha mediado en la contratación, todo pasa a ser una ficción legal a través de la cual aquélla obtiene un beneficio utilizando una figura legal en forma fraudulenta, que es precisamente lo que se advierte en el presente caso. ”

La empleadora esgrime que el “pasante” abandonó su trabajo y lo despide intempestivamente. En tal sentido, los Magistrados argumentan que” el abandono de trabajo es un instituto que encierra renuncia y, es por ello, que el legislador ha introducido el recaudo de la puesta en mora con requerimiento expreso”.

Los magistrados añaden a lo antedicho que ” no puede, por tanto, funcionar tan instituto que presume que el trabajador ha querido abdicar del puesto de trabajo, mientras haya requerimientos concretos y actuales que revelen su vocación de continuidad” tras lo cual dicen :”Nótese que, en el caso, el actor requirió a su empleadora el reconocimiento de la verdadera antigüedad notificando que retendría tareas hasta obtener respuesta a su pedido, y ésta intimó a retomar tareas sin referencia alguna a lo requerido por el empleado”.

En consecuencia, la Sala VII se pronuncia en el presente caso, resolviendo que la demandada ha incurrido en actitudes fraudulentas en relación al actor, al disfrazar parte de la relación laboral bajo la apariencia de una pasantía y estimando justo , al propio tiempo, que en concepto de“temeridad y malicia” se fije una suma a favor del actor de $10.000 ( art. 275 de la LCT), además de practicarse la correspondiente liquidación de la indemnización por despido ilegítimo, intempestivo e incausado.

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: