Falta de contemporaneidad de la decisión del despido con el incumplimiento laboral

by Dra. Adela Prat on febrero 3, 2011

Esta es la entrada  nro 79 del blog, que espero les resulte de utilidad a mis lectores.  Y lo celebramos encarando un tema de permanente actualidad en la práctica del Derecho Laboral.

Se trata de la contemporaneidad que debe existir entre la decisión rupturista del empleador, con la falta cometida por el trabajador.- Veremos primeramente los hechos ocurridos y a posteriori qué argumentos esgrime la Justicia para concluir sentenciando que cuando tal contemporaneidad no existe, el despido dispuesto por el empleador, no es ajustado a derecho.

Son los autos caratulados “MONTERO, JUAN CARLOS c/ SISTEMA NACIONAL DE MEDIOS PÚBLICOS SOCIEDAD DEL ESTADO -S.E.- UNIDAD DE NEGOCIOS RADIO NACIONAL s/ DESPIDO”. CNTRAB. Sala ” II “. 29/12/2009 ( Expte 3.867/2008; SD 97.559, del 29/12/2009, publicado en el Dial.com – AA5C09, el 26.02.2010.

  • Los hechos. Luego de 9 días de ausencia injustificada del trabajador, la empresa lo intimó a reincorporarse y retomar sus tareas bajo apercibimiento de despedirlo sin causa. Cuando el empleado se reintegró, la firma le otorgó su descanso anual, para analizar el tipo de sanción a aplicarle. Vacaciones que eran correspondientes a períodos pasados, y que no tenía ninguna obligación de concederlas, pues estaba vencido el plazo para su otorgamiento (art. 154 LCT). No cabe duda alguna, que existió una ineptitud de la empresa en el manejo del asunto, atento lo que aconteció  posteriormente. Durante sus vacaciones, el empleado recibió una carta documento donde la empresa le comunicaba que daba por terminada la relación laboral con justa causa, por lo que no correspondía indemnizarlo.La empleadora adujo abandono de  tareas. El empleado lo consideró un despido injustificado y al poco tiempo pidió un resarcimiento económico ante los Tribunales.
  • La decisión de la Cámara de Apelaciones. Confirmó la sentencia de Primera Instancia, coincidiendo con el Juez de grado, en los siguientes términos:”Al no haberse comprobado el abandono de trabajo imputado al actor, ni menos aún, la contemporaneidad entre los supuestos incumplimientos denunciados y la decisión rupturista (despido), frente a las circunstancias particulares de la presente litis considero que el despido dispuesto por la demandada no se ajusta a derecho,porque el incumplimiento del deber de prestar tareas debe ser actual, situación que no se dio en el caso.
  • Más argumentos. La Cámara desestimó los agravios de la demandada ya que la misma llevó adelante actitudes contradictorias. Esto se debió  a que, por un lado, le concedió licencia anual ordinaria correspondientes a las vacaciones no otorgadas, es decir que tácitamente evaluó que las ausencias no alcanzaban suficiente entidad para justificar la ruptura del contrato de trabajo y por otro lado asumió la decisión de despedirlo invocando justa causa,intempestivamente. Es decir, que en su momento, desistió de aplicarle las sanciones que le hubieran correspondido en el caso de haber existido abandono del trabajo. La firma demostró otra actitud cuando otorgó las vacaciones.
  • El principal fundamento. La doctrina y la jurisprudencia no sólo exigen que exista un incumplimiento de gravedad imputable a la otra parte, sino que además debe existir una relación temporal cercana entre dicho suceso y la decisión que se adopte, sobre la base de aquél ( ver “Tratado de Derecho del Trabajo” dirigido por Antonio Vázquez Vialard, Ed. Astrea, T 5, pá 3649. O sea que el empleador alteró la secuencia ininterrumpible que debe existir entre un hecho reprochable y su castigo. Por lo tanto el despido no resultó ajustado a derecho. El requisito relativo a la contemporaneidad entre el hecho injurioso y el despido, no sólo exige que haya una efectiva denuncia del hecho que se estima realmente impeditivo del mantenimiento del vínculo, sino que además apunta a que haya un cumplimiento objetivo del deber de obrar de buena fe y un ejercicio regular de los derechos involucrados ( arg. arts 62,63, LCT y 1071 del C.Civil).
  • No se configuró la causal de abandono de trabajo. ¿Por qué? Porque tampoco discute la doctrina y la jurisprudencia que el abandono del trabajo, requiere, por parte del dependiente una conducta de clara e inequívoca dejación del empleo,circunstancia que no se configura cuando no hay voluntad de desertar y las partes están intercambiando notificaciones que evidencian, como en el sub exámine, que el trabajador no buscaba dejar su trabajo, sino que reclamaba aclaraciones relativas a su situación laboral. Se concluye, pues, que la demandada, a la luz de la actitud asumida al conceder vacaciones al actor,admitió la prosecución del vínculo laboral. De la misma manera desistió del uso de medidas sancionatorias contemporáneas al supuesto abandono del trabajo.-
  • Además de las indemnizaciones correspondientes al despido sin justa causa, se condenó a la empresa a abonar el incremento indemnizatorio del art 2 de la Ley 25.323, porque obligó al empleado a iniciar  acciones legales para cobrar las indemnizaciones y la entonces vigente indemnización más agravamiento del art 4 de la Ley 25.972 por despido en época de crisis más los tres sueldos por no poner a disposición del empleado el certificado de trabajo del artículo 80 de la LCT. Se trataba de una relación laboral que tampoco tenía regularizada la fecha de ingreso registrada.La empresa la rectifica pero ya había vencido el plazo legal para eximirse de la aplicación de las sanciones correspondientes

Leave a Comment

Previous post:

Next post: