Los despidos por “reorganización empresaria”, fundados en la edad

by Dra. Adela Prat on enero 13, 2011

No son pocos los casos que he leído, donde la política empresarial de despedir a los trabajadores se escuda en la ” reorganización empresaria “, y lo concretan  en función de la edad de los dependientes.

No puede válidamente discutirse que la edad se encuentra entre las causas que no se admiten como válidas para efectuar distinciones, en materia de empleo y ocupación; porque la edad de una persona no lleva necesariamente implícita la falta o la pérdida de capacitación para un puesto de trabajo, y así debe entenderse a la luz de la normativa vigente al respecto (Arts 14 bis, 16, 75 incs 19 y 23 de la Constitución Nacional; Declaración Universal de los Derechos Humanos – arts 1, 2 y 7 -; Convención Americana sobre Derechos Humanos – art. 1; Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales – arts 2.2. y 6 – ; Convenio III de la OIT; Declaración Socio Laboral del Mercosur; art. 1 de la Ley 23.592; art. 17 de la Ley 20.744; art. 4 del Anexo II de la Ley 25.212 ).-

En un supuesto de despido incausado (cfr arg. arts 242 y 243 de la LCT ), se impone referir que, si bien los artículos 64 y 65 de la LCT, le otorgan al empleador, amplias facultades para organizar y dirigir económicamente y técnicamente la empresa; esos poderes deben ser ejercidos con carácter funcional y atendiendo a los fines de la empresa y a las exigencias de la producción, sin perjuicio de la preservación de los derechos personales y patrimoniales del trabajador ; por lo que SI LA REESTRUCTURACIÓN DE LA EMPRESA FUE DECIDIDA EN BASE A LA POLÍTICA SEGREGACIONISTA aludida, ES DISCRIMINATORIA, puesto que ella por sí sola no justifica la adopción de  FACTORES SENSIBLES (como la EDAD, el sexo, la religión o la opinión pública) PARA LA INDIVIDUALIZACIÓN DEL PERSONAL A DESPEDIR, salvo que se demuestre que no resulta posible o adecuada la adopción de otro parámetro.

Además, la empleadora debería acreditar que la causa invocada para despedir (“reorganización empresaria”), explicaba objetiva, razonable y proporcionadamente su decisión  eliminando toda sospecha de que aquélla, no fue una maniobra para ocultar la lesión de un derecho fundamental del trabajador.

Nota:S.D. 97.121. Expte 19.546/2003. Autos: “CARTOLANO, ANTONIO Y OTROS c/ PEUGEOT CITROEN ARGENTINA S.A. s/ DESPIDO “. CNTRAB. Sala ” II “. 17/09/2009. Publicado en elDial.Express del 13.11.2009, en su edición nro 2.903. La empresa fue condenada a pagar daño moral a los trabajadores y reconoció el derecho al reclamo resarcitorio con sustento en la Ley 23.592, por haber sido despedidos en función de su edad, alegando “reorganización empresaria”.

En el mismo sentido, causas y resultados: S.D. 89.775. Causa 20.276/03. Autos:”PRIVITERA, HÉCTOR EDUARDO y OTROS c/ PEUGEOT CITROEN ARGENTINA S.A. s/ DESPIDO “. CNTRAB. Sala ” III “. 30.05.08 .-

Leave a Comment

Previous post:

Next post: