Empleado que viola el deber de no concurrencia

by Dra. Adela Prat on enero 23, 2011

Hoy es una mañanita de domingo muy fría – cero grado -; pero tímidamente soleada .

Obviamente, no siempre los Magistrados protegen el accionar de los empleados. No todo reclamo tiene la garantía de prosperar a favor de los dependientes e, incluso , puede llegar a suceder que se considere despedido, hago juicio y termine pagando el 85% de las costas en ambas instancias . Así le ocurrió a RAMIRO MENDAÑA quién accionó  contra  la empresa SPORTS & ADVENTURE S.A. s/ DESPIDO , entendiendo la Sala I de la CNTRAB.- SD 86260- Causa 4953/09. Fecha de la sentencia: 11.11.2.010.

El dependiente fue despedido porque pretendió desviar al clientela de la demandada para un proyecto personal en paralelo.Recurrió a la justicia y los camaristas rechazaron su demanda, concediéndole $671,98 , por diferencias en la liquidación final.

* Comunicación de la empresa.- El Sr Mendaña comenzó a trabajar a las órdenes de la demandada el 14 de enero de 2.008 como gerente de productos. El 26 de noviembre de 2008 la demandada comunicó que“… habiendo tomado conocimiento la empresa que Ud. prevaleciéndose de la confianza que se le dispensara, intentó obtener, sin autorización, los datos de los clientes de la empresa para utilizarlos en su propio provecho comercial, intentando a su vez utilizar la fuerza de ventas de la empresa, también para beneficio de sus propios negocios personales. Constituyendo esto una conducta que importa un claro y gravísimo abuso de confianza y violación de los deberes de fidelidad y buena fe , agravado por la posición que Ud. ocupara en la organización. Conducta ésta que viola lo prescripto en los arts 62, 63, 64, 85 y 88 y cc. de la LCT, todo lo cual implica una injuria gravísima que hace imposible la continuación de la relación laboral…”. Lo despidió con causa, por lo cual no procedía el derecho indemnizatorio.-

* Qué dice la Cámara.- “No obstante lo sostenido por el empleado en punto a la falta de violación al deber de no concurrencia, resulta infundado. Como lo señalé, la conducta asumida por el ahora recurrente, al intentar utilizar información, clientes y servicios de la empresa, para comercializar productos similares a los de la demandada (venta de calzado de dama de tipo urbano) sumado a la posición jerárquica que ocupaba en la estructura de la empresa, revelan la actitud injuriosa para la firma demandada. (artículos 62, 63, 85 y 88 LCT)“Considera, ajustada a derecho la decisión de la empresa.- E indicaron que ” el mismo día que fue remitida la comunicación , la entidad bancaria certificó la firma del formulario Anses-PS.6.2 confeccionado por la empleadora (Certificado de trabajo del art. 80 LCT)”

Y concluye: “Por los motivos expuestos,…propicio confirmar el rechazo de la demanda”, con las consecuencias ya explicadas sobre  el cargo de las costas y gastos en un 85% y el único resarcimiento final reconocido en la suma de $ 671,98 más intereses.

Algunos especialistas opinan que es aconsejable que la compañía  le haga suscribir a sus dependientes un manual de conducta, donde se establezcan las prácticas prohibidas y las consecuencias ante sus incumplimientos. De esta forma, facilitaría las pruebas ante un eventual juicio.No olvidemos que cupo a la empresa probar la infidelidad de su empleado y no fue fácil.-

Fuente:Fallo provisto por elDial.com a IProfesional.com, Abogados presentado por Sebastián Albornos.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: