Despido justificado por riña en el lugar de trabajo

by Dra. Adela Prat on enero 23, 2011

En la causa ” V.,N.P. c/ HOSPITAL BRITÁNICO DE BUENOS AIRES s/DESPIDO “, la Sala VIII perteneciente al fuero nacional laboral, con fecha 12/11/2010 (elDial.com – AA66B9 ), publicado el 17/01/2011, confirmó el despido causado, realizado por la empresa, en virtud de los insultos y agresiones físicas, ocasionados a otra persona en el establecimiento de la patronal.

En los autos se había condenado a la empresa en primera instancia, por el distracto.

Los antecedentes de la causa giraron en torno de la empleada – señora V.- que fue despedida del Hospital Británico de Bs As, en virtud de que primero intercambió insultos con la esposa de su primo , en tanto que luego se tomó a golpes de puño con la misma.

Sin embargo, al recibir el despacho colacionado, la empleada decidió someter a revisión la decisión de la misma. Y en virtud de ello inició demanda por despido incausado. El fundamento giró en torno a que verdaderamente se defendió de los improperios en el establecimiento, realizados por su familiar – señora G. -. Sus palabras – según los dichos de la actora en la demanda -, fueron dirigidas a una discapacidad por parte de su hija. Según su teoría, lo único que hizo, fue defenderse.

Por su parte, la Señora Juez a quo, no tuvo por acreditados con testimonios los hechos imputados por la carta rescisoria, y concluyó que la actitud de la actora, no configuró justa causa de rescisión. , ya que pudo ser objeto de algún tipo de sanción disciplinaria. En virtud de ello, tal decisión motivó los agravios de la demandada.

Arribados los autos a la Sala VIII, el Dr Morando ofreció su parecer, el cual luego fuera adherido por su colega, Alberto Catardo. Indicó que se debió haber absuelto a la firma. Adujo que la riña en el lugar de trabajo no es automáticamente injuriosa. Se debe analizar- dijo-, la conducta que en su desarrollo adoptaron los contendientes, ya que no es igualmente valorable la de quien inicia el incidente, ” que la de quien se limita a defenderse “.

Según el Magistrado, aplicada al caso esta regla, la misma no favoreció la posición de la actora, atento que no pudo acreditar – ni pretendió haberlo hecho,  indicó – que mediaron agresiones físicas, verbales y comentarios muy feos sobre la hija que presenta una severa incapacidad.

Para el Tribunal, cualesquiera fueren los antecedentes de la actora, golpear a una compañera- familiar- en el lugar de trabajo, sin que se haya acreditado que tal conducta, en sí reprochable, haya sido la respuesta a una provocación o agresión suficiente, constituye un incumplimiento de suficiente gravedad para justificar la denuncia por justa causa del contrato de trabajo conforme el art. 242 de la LCT, en cuanto altera la convivencia pacífica y civilizada de un ámbito colectivo y revela cierto grado de indiferencia por la integridad de los compañeros de trabajo, respecto de quienes, vale recordarlo, pesa sobre el empleador una carga de seguridad. Máxime cuando se trata de un Hospital donde se vela el cuidado de las personas enfermas. El despido es justificado. Se rechaza la demanda incoada por la Sra V.,N.P. contra el Hospital empleador.

Leave a Comment

Previous post:

Next post: