¿ Cuándo el conjunto económico de empresas, es responsable solidario?

by Dra. Adela Prat on enero 14, 2011

Dedico el tema de hoy  a la memoria del extinto Profesor, apasionado historiador, otro de los “grandes” que transitaron por la Universidad Nacional de La Plata, el Dr. Ataúlfo Pérez Aznar , cuyas clases siempre fueron magistrales.

Queridos lectores, debo decirles que el Derecho Laboral es tan mutifacético y cambiante, que nunca terminaremos de abordar nuevos temas.

Hoy hablaré de despido injustificado, escudado- otra vez- en la “reestructuración de la empresa”, cuando hay falta de pago de las indemnizaciones y la empleadora- supuestamente insolvente – integra la configuración de un conjunto económico sumado a una conducción temeraria del mismo. Ello nos lleva a tener en cuenta el  art. 31 de la Ley 20.744 y a concluir, en este supuesto, en la responsabilidad solidaria de las empresas  que integran el grupo.

Cuando el contrato de trabajo celebrado entre el empleado y la empresa empleadora, se extingue por “reestructuración de la empresa” , no puede después la empresa esgrimir defensas de existencia de disminución o falta de trabajo , porque contradice la letra de la Ley, en cuanto prevé la inalterabilidad posterior de la causa de despido. Esta maniobra,para justificar la falta de pago de las indemnizaciones adeudadas, no puede ser tenida en cuenta.

Eso por un lado. Otro aspecto a considerar es que la responsabilidad subsidiaria consagrada por el Art. 31 de la LCT, apunta a situaciones en las que exista una cierta subordinación entre personas jurídicas- aunque posean su propia identidad societaria – que determina el control de la dirección de una por parte de la otra, conformando un conjunto económico permanente y al sufrir el trabajador un perjuicio por insolvencia de su empleador directo, a través de la realización de maniobras fraudulentas o conducción temeraria, tal precepto impone responsabilizar también a la entidad controlante.

Al respecto, la jurisprudencia ha sostenido invariablemente, que la existencia de un grupo económico, está dada cuando hay una unidad, o sea, un uso común de los medios personales, materiales e inmateriales, y cuando una empresa está subordinada a otra de la cual depende , por razones de capitales comunes , o de negocios comunes y siempre que las decisiones de una empresa estén condicionadas por la voluntad de la otra o del grupo a que pertenezca. (cfr. S.D. 75.396 del 21/12/94 in re “BULESICH, ANTONIO c/ INDUSTRIAS ALGODONERAS UNIDAS S.A. s/ DESPIDO “, de la Sala II de la CNTRAB.)

En un caso más reciente que resulta de la S.D. 97.671. Expte 9.169. Autos caratulados : “ARMENDARIZ, NORBERTO RUBÉN c/ TRINTER S.A. s/ DESPIDO “. CNTRAB, también de la Sala II. 24/02/2010, publicada por elDial.com el 21.04.2010, en su edición nro 3.008 (elDial.com – AA5DCC), la Cámara consideró probada  la existencia de un conjunto económico en los términos previstos en el art. 31 de la LCT, atento  que ambas empresas que lo integran, desarrollan su actividad con directivos comunes, en un mismo espacio físico en el que compartían oficinas y donde diferentes sectores eran dirigidos por personal de una u otra empresa, a modo de colaboración y con el objetivo de  aunar operaciones, como ellas mismas lo definieron.

El problema no radica en que exista un grupo económico de empresas. El problema radica en estos autos, en la comprobada existencia de una conducción temeraria por parte de ambas empresas destinada a sustraerse de sus obligaciones laborales en perjuicio de los trabajadores. Para robustecer tal conclusión, como sostuvo el perito contador interviniente en el pleito, la  accionada TRINTER S.A. no abonó al personal despedido, so color de la “reestructuración de la empresa”- causal que luego intenta cambiar  por la de “falta o disminución de trabajo”- suma alguna en concepto de indemnizaciones, ni realizó pagos parciales y/o a cuenta de lo adeudado.

Resulta, por tanto, inobjetable el fallo aludido, en cuanto responsabiliza solidariamente a ambas empresas por las indemnizaciones y demás conceptos salariales adeudados al  trabajador despedido injustificadamente.



Leave a Comment

Previous post:

Next post: